CHINA

Última entrevista a Li Wenliang, el médico que advirtió sobre el coronavrius: “La Policía me ofendió y trató de manera injusta”

El médico Li Wenliang, quien advirtió del estallido de la epidemia del coronavirus de Wuhan, fue silenciado por la Policía, y falleció el viernes pasado.

La foto del Dr. Li Wenliang y ofrendas florales en recuerdo del oftalmólogo, en un ala del Hospital Central de Wuhan. Foto: Reuters.
La foto del Dr. Li Wenliang y ofrendas florales en recuerdo del oftalmólogo, en un ala del Hospital Central de Wuhan. Foto: Reuters.

El Partido Comunista que gobierna China tuvo que ceder bajo la presión del público, y anunció el envío de un equipo de su poderoso comité anticorrupción para investigar todos los aspectos en torno del médico Li Wenliang, quien advirtió del estallido de la epidemia del coronavirus de Wuhan, fue silenciado por la Policía, y falleció el viernes pasado víctima de esa enfermedad.

El Hospital Central de Wuhan, donde Li era atendido, anunció en la madrugada del viernes, el fallecimiento del médico. “Lamentamos profundamente el hecho y estamos apesadumbrados”, indicó el hospital en la red social china Weibo. Pocas horas antes, el centro de asistencia había informado que luchaba por salvarle la vida al médico, de 34 años.

La muerte de Li desató expresiones de dolor y de ira en las redes sociales, con comentaristas en Weibo -un sitio chino al estilo Twitter- que reclamaron un pedido de disculpas de las autoridades a Li y su familia.

El Comité Supervisor del Estado “ha decidido enviar a un equipo de inestigación a Wuhan, en la Provincia de Hubei, para realizar una deatallada investigación de los hechos informados por las masas sobre el Dr. Li Wenliang”, indicó en un declaración de un solo párrafo en su sitio web. Resulta inusual que el Partido Comunista reaccione con tanta celeridad ante la indignación de los ciudadanos.

En otras oportunidades han surgido reacciones de crítica a las autoridades, pero poco después se diluyeron.

En esta oportunidad las expresiones de condena tuvieron intensidad y alcance mayores que ante otras situaciones.

“Estamos en este desastre por no escuchar a Li”

En un acto de valentía cuyas consecuencias tienden a ser funestas en China, el profesor de la Universidad Normal de Wuhan, Tang Yiming y otros colegas emitieron una carta abierta. Sin destinatario, pero con un mensaje claramente dirigido a las autoridades.

“Si las palabras del doctor Li no se hubieran considerado rumores, si cada ciudadano estuviera autorizado a hacer uso de su derecho de decir la verdad, no estaríamos en este desastre, no tendríamos una catástrofe nacional de impacto internacional”, reza la carta, citada por el diario de Hong Kong, South China Morning Post. Entre otras demandas, exige una disculpa por lo ocurrido, un gesto al que Pekín no tiene acostumbrados a sus ciudadanos.

No ha sido la única carta abierta: otra, firmada por varios profesores universitarios y académicos, solicita declarar el 6 de febrero como el Día de Li Wenliang, además de una garantía que proteja el derecho a la libertad de expresión, recogido en el artículo 35 de la Constitución, pero en la práctica limitado por usos y abusos legales. (Fuente: EFE)

Transparencia. 

Una semana antes de fallecer, Li accedió a responder preguntas de The New York Times, que le planteó la investigadora del diario, Elsie Chen, quien trabaja en la cobertura de la epidemia del coronavirus con los corresponsales Chris Buckley y Steven Lee Myers. La entrevista a Li, quien contrajo el coronavirus por contagio de un paciente, se realizó entre el 31 de enero y el 1° de febrero, cuando el médico ya se encontraba internado.

Este es un resumen editado de la entrevista realizada a través de la red social WeChat:

-¿Cuándo se dio cuenta de que este nuevo virus era altamente contagioso? Pareció que usted no había tomado ninguna precaución cuando resultó infectado.

-Lo sabía cuando la paciente con la que tuve contacto había infectado a su familia, y yo resulté infectado de inmediato. Por tanto, descubrí que era muy contagioso. La paciente no tenía síntomas, por lo que me descuidé.

-¿El 31 de diciembre, cuando usted le comentó a personas en el grupo de WeChat sobre este virus similar al SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), lo hizo porque había visto el alto riesgo de transmisión entre humanos?

-Lo sospeché. Siempre es mejor tener cautela y tomar las medidas de protección necesarias.

-¿Por que tenía tantas sospechas en ese momento? ¿Usted había recibido alguna noticia al respecto o escuchado algo?

-Ocurre que ya había pacientes bajo tratamiento y en cuarentena.

-¿Eso fue a fines de diciembre?

-Si.

-¿Hubo otros médicos que compartieron la información y pidieron a otros que se protegieran de esta neumonía misteriosa?

-Había discusiones entre nuestros colegas.

Médico Li Wenliang, quien advirtió del estallido de la epidemia del coronavirus. Foto: AFP.
Médico Li Wenliang, quien advirtió del estallido de la epidemia del coronavirus. Foto: AFP.

-¿De qué hablaban todos? ¿Como evaluó usted la situación a esa altura?

-Era posible que el SRAS reapareciera. Necesitábamos estar mentalmente prontos. Tomar las medidas de protección.

-Mirando en retrospectiva lo que pasó, ¿cree que la situación hubiera sido diferente ahora si el gobierno de Wuhan no le hubiera impedido a usted advertir a otros y compartir la información? ¿Cree que hubiera sido mejor para el público y los médicos si la información era más abierta y transparente?

-Estimo que hubiera sido mucho mejor si las autoridades difundían antes la información sobre la epidemia. Debe haber más apertura y transparencia.

-¿Cómo se sintió cuando la Policía lo acusó de difundir rumores?

-La Policía creía que no se había confirmado que el virus fuera el SRAS. Creía que yo esta difundiendo rumores. Me pidieron que reconociera que era culpable. Sentí que me ofendían y me trataban de manera injusta, pero tuve que aceptarlo. Es obvio que yo actuaba por buena voluntad. Sentí profunda tristeza al ver a tanta gente perder a sus seres queridos.

-¿Por qué decidió estudiar Medicina? ¿Por qué sintió orgullo de ser médico? ¿Puede decirnos algo sobre su familia?

-Pensé que era un trabajo estable. Últimamente, la relación paciente-médico se ha deteriorado. Me siento feliz en la medida en que mis pacientes están satisfechos con su tratamiento.

Mi hijo mayor tiene cuatro años y diez meses. El más chico, todavía no nació; lo esperamos para junio. Extraño a mi familia. Hablo con ellos a través de video.

-¿Cuánto tiempo le llevará recuperarse? ¿Qué piensa hacer después?

- Comencé a toser el 10 de enero. La recuperación me llevará unos 15 días más. Me juntaré con otros médicos y trabajadores de la salud para luchar contra la epidemia. Allí están mis responsabilidades.

Bajo críticas, llega grupo investigador a Wuhan

En medio de una inusual tormenta de críticas por la gestión de la epidemia del coronavirus, y en particular por la paradójica muerte del doctor Li Wenliang, llegó ayer sábado a Wuhan el equipo que investigará la muerte del médico, el primero en dar la alarma y ser reprendido después por las autoridades por “difundir rumores”. El grupo, enviado a Wuhan por la Comisión Central para la Inspección Disciplinaria, -informó EFE- realizará sus pesquisas “relacionadas con la muerte del doctor Li Wenliang de manera concienzuda”, informó el propio organismo, que ha tenido que actuar a raíz del descontento popular particularmente patente en las redes sociales desde la noche del jueves.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)