Argentina

Reclamo de familiares del ARA San Juan

Lucha, dolor y abandono. Son palabras que eligen familiares de los 44 submarinistas desaparecidos en el Atlántico desde hace casi ocho meses para describir una angustiosa espera que ahora viven desde las tiendas de campaña que instalaron frente a la Casa Rosada.

Familiares de los tripulantes se manifestaron frente al Congreso. Foto: EFE
Foto: EFE

"No podemos programar nuestra vida, estamos parados en una vida que no es la nuestra, nos falta una parte. Es el presidente (Mauricio Macri) el que se tiene que sensibilizar ante este dolor y buscar de forma rápida una empresa que sea la adecuada, con la tecnología que se necesita", denuncia Marcela Moyano, la esposa del tripulante Hernán Rodríguez.

Una veintena de allegados de los "44 de acero", como los bautizan en las múltiples pancartas desplegadas en la Plaza de Mayo, duerme desde hace cinco días en condiciones cuestionables para exigir que se contrate a una empresa privada que busque el submarino ARA San Juan, porque consideran que es la única manera de que su reclamo "no quede en el olvido".

Tras varias jornadas encadenándose por turnos a las rejas que limitan la Casa Rosada, en forma de protesta, ya cuentan con mantas, comida y hasta carpas para defender sus tiendas de campaña de la lluvia gracias a que la ciudadanía se ha solidarizado con su dolor.

Completos desconocidos se acercan a las sillas en las que reposan madres y esposas de los desaparecidos, las besan sin conocer sus nombres, lloran con ellas y las aplauden por su nervio, reclamando una justicia que avanza lentamente para esclarecer qué ocurrió con el submarino aquel 15 de noviembre de 2017.

"Es increíble que esto, que es tan importante, una causa nacional y una preocupación internacional (...), no se transforme en una razón de Estado para nuestro presidente", asegura el padre del teniente Alejandro Tagliapietra, Luis Tagliapietra.

Con un gorro bordado con la bandera argentina y la mención a los 44, insiste en que no entiende cómo puede continuar la inactividad del Gobierno. "Porque intentamos dialogar, creímos e hicimos todo de la manera más pacífica (...), y lo que recibimos fue el manoseo, el maltrato, mentiras... Nos cansamos", dice con los ojos llorosos.

El desamparo que sienten se fundamenta en el hecho de que Macri no los haya recibido más que una vez —"50 minutos nos vio"— en siete meses y medio ni haya viajado a estudiar la escena a la base naval de Mar del Plata, donde se dirigía el San Juan cuando se perdió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)