POLÉMICO REVISIONISMO HISTÓRICO

“Perdón” por la Conquista: España dice no, ofendida

El planteo del presidente mexicano fue rechazado con fuerza por el gobierno, políticos y académicos

El monarca español cumplió ayer martes su segundo día de visita oficial a Argentina. Foto: Reuters
El monarca español cumplió ayer martes su segundo día de visita oficial a Argentina. Foto: Reuters

El planteo del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador para que España y el Vaticano pidan perdón por los “agravios” y “violaciones” cometidos durante la conquista de América, recibió ayer martes una ola de rechazos del otro lado del Atlántico. Desde el gobierno español, pasando por políticos y académicos, todos reaccionaron con un único mensaje: no hay motivo para disculparse.

“El jefe del Estado, el rey Felipe VI, no tiene que pedir perdón a ningún país, y no va a ocurrir esto”, dijo la vicepresidenta español, Carmen Calvo.

“Que se disculpe él, que tiene apellidos españoles y vive allí. Si este individuo se cree de verdad lo que dice, es un imbécil. Si no se lo cree, es un sinvergüenza”, lanzó por su parte el escritor Arturo Pérez-Reverte. El autor ya dijo hace dos semanas en la presentación de su libro Una historia de España que hay una empresa de “demolición” de lo que representa su país natal, y que apunta a su historia, su pasado y su monarquía. Un argumento al que volvió con fuerza ayer martes, declarándose en un tuit “harto de que la historia de España, con tantas luces y sombras como la de cualquier otro país, se haya convertido en el tiro al blanco de todos los demagogos, oportunistas y golfos de dentro y de fuera”.

En un gesto sin precedentes, López Obrador, nieto de un español, dijo el lunes haber enviado una carta al rey de España y otra carta al papa Francisco “para que se haga un relato de agravios y se pida perdón a los pueblos originarios por las violaciones a lo que ahora se conoce como derechos humanos”. El mandatario izquierdista tuvo este gesto al cumplirse 500 años de la batalla de Centla, considerada el primer enfrentamiento del conquistador Hernán Cortés contra pueblos originarios de México, en este caso los mayas-chontales del actual estado de Tabasco, de donde es oriundo López Obrador.

El mandatario aseveró que la conquista “se hizo con la espada y la cruz” y recriminó que hubo “matanzas”, “imposiciones” y “se construyeron iglesias encima de los templos” prehispánicos.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. Foto: Efe.
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. Foto: EFE

El director de la Real Academia Española (RAE), Santiago Muñoz Machado, también respondió a López Obrador. “Es una forma de escandalizar aprovechando el quinto centenario de la entrada de Hernán Cortés en México”, señaló desde la ciudad argentina de Córdoba, donde se encuentra con motivo del VIII Congreso Internacional de la Lengua, que inauguran hoy miércoles Felipe VI y el presidente Mauricio Macri. “Todos los conquistadores han cometido muchas barbaridades pero ninguno hizo tantas aportaciones, muy superiores y menos bárbaras, que otros países”, recalcó Muñoz Machado.

Explicó además que el de las “matanzas” se trata “de un argumento muy populista”.

En un comunicado, el gobierno socialista español dijo que “la llegada, hace quinientos años, de los españoles a las actuales tierras mexicanas no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas”.

La reacción del Vaticano fue muy mesurada. El portavoz interino de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, dijo a EFE que el Papa “ya se ha expresado con claridad sobre esta cuestión”. En julio de 2015, en su viaje a Bolivia, Francisco pidió “humildemente perdón” no sólo por “las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América”. En Santo Domingo el 12 de octubre de 1992, Juan Pablo II ya había pedido perdón a las poblaciones americanas por las “injusticias” cometidas contra sus antepasados.

A finales de enero pasado, el presidente español, Pedro Sánchez, realizó una visita oficial a México. Sánchez le trajo al presidente mexicano el acta de nacimiento de su abuelo, José Obrador, nacido en Cantabria en 1893.

Ayer martes, López Obrador volvió sobre el tema, pero con un tono más conciliador. “No vamos a caer en ninguna confrontación ni con el gobierno de España ni con ningún gobierno”, dijo en su habitual conferencia de prensa matutina. “Es un planteamiento que estamos haciendo, que pensamos conveniente para hermanar más a nuestros pueblos”.

RECONOCIMIENTO

Rey Felipe VI resalta aporte de los emigrantes.

Felipe VI resaltó ayer martes la contribución de los emigrantes españoles que eligieron a Argentina. Los reyes de España mantuvieron un encuentro con representantes de la colectividad española en la Sociedad Rural Argentina. Felipe VI recordó que este país acoge el mayor número de españoles que viven en el extranjero (casi medio millón) y eso le hizo asegurar que tanto la reina como él se sentían “en casa”. Felipe, acompañado por la reina Letizia, señaló que algunos de los asistentes eran protagonistas directos y otros herederos de la emigración de “cientos de miles de españoles” forzados por diversas razones a abandonar su patria. “A veces huyendo de la pobreza o por razones políticas; otras veces en busca de mejores oportunidades”, precisó, y agregó que muchos de ellos encontraron en Argentina otra patria que les recibió con los brazos abiertos.

Al mismo tiempo, destacó la significativa aportación que realizaron al desarrollo de Argentina a la vez que contribuían al bienestar de quienes dejaron en España.

“Quiero hoy dejar constancia -subrayó- de lo mucho que os debemos tanto los españoles como los argentinos”.

“España no sería lo que es hoy sin vuestro esfuerzo y vuestra aportación, y creo no exagerar -añadió- si digo que, gracias en alguna medida a vosotros, Argentina es hoy también un país más próspero y moderno”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)