AMIA, 25 AÑOS DESPUÉS

Hezbolá en la lista negra de Mauricio Macri

El grupo islámico, apoyado por Irán y acusado del atentado a la AMIA, es ahora para Argentina una organización terrorista.

Movilización en un nuevo aniversario del atentado a la AMIA. Foto: Reuters
Centenares de personas se reunieron ayer, como cada año, frente a la reconstruida sede de la AMIA para reclamar justicia por el atentado. Foto: Reuters

Argentina incluyó a Hezbolá, a quien le atribuye el atentado contra la AMIA el 18 de julio de 1994, en la lista de organizaciones terroristas. La Unidad de Información Financiera (UIF) ordenó el congelamiento de los activos de los miembros de Hezbolá un día después de que el gobierno de Mauricio Macri confeccionara un registro de personas y entidades vinculadas al terrorismo. Es la primera designación de Hezbolá como grupo terrorista en América Latina.

“Consideramos apropiado e importante que se haya dado un paso concreto en la lucha contra el terrorismo en la región con la reciente creación del registro de personas terroristas”, dijo Ariel Eichbaum, presidente de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), durante un acto ayer jueves por el 25 aniversario del atentado, que dejó 85 muertos y 300 heridos en Buenos Aires.

Argentina también culpa a Hezbolá por un ataque a la embajada israelí en Buenos Aires en 1992 que mató a 29 personas.

“En la actualidad, Hezbolá continúa representando una amenaza actual y vigente para la seguridad nacional y la integridad del orden económico financiero de la República Argentina”, dijo la UIF en un comunicado.

El año pasado Argentina congeló activos de 14 miembros del clan Barakat, una familia que las autoridades consideran que tiene lazos cercanos con Hezbolá.

Los gobiernos estadounidense y argentino sospechan que Hezbolá opera en la triple frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay.

La orden de Argentina de congelar activos de Hezbolá y de unirse a Estados Unidos en su calificación como grupo terrorista es un triunfo significativo para la administración de Donald Trump en su intento por aumentar la presión contra el régimen de Irán.

“El impacto financiero en Hezbolá probablemente será insignificante porque tiene otras fuentes de financiamiento”, dijo Seth Jones, director del Proyecto de Amenazas Transnacionales en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington. “Lo que el gobierno (de Trump) espera es que incluso (tomar algo mínimo de Hezbolá) en este momento podría llegar a ser significativo a largo plazo si pueden continuar congelando los activos de organizaciones” terroristas en otros países, explicó Jones.

Atentado al centro judío AMIA en Buenos Aires. Foto: Reuters
Atentado al centro judío AMIA en Buenos Aires. Foto: Reuters

Estados Unidos considera a Macri como un socio, especialmente porque los aliados europeos han sido más lentos para ofrecer apoyo en medio de las tensiones estadounidenses con Irán, dijo Benjamin Gedan, director del Proyecto Argentina del Centro Wilson en Washington.

Si bien Argentina no tiene la posibilidad de ejercer la misma presión que los europeos, “al menos da la impresión de que el gobierno de Trump no está solo”, sostuvo Gedan.

Otros aliados que designaron a Hezbolá o a su rama militar como una organización terrorista son Canadá, Reino Unido, Nueva Zelanda, la Unión Europea e Israel.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, elogió a Macri desde Jerusalén. “Es hora de que el mundo civilizado entienda el grave peligro que representan Irán y Hezbolá. Es hora de que el mundo entero se ponga en su contra”, agregó Netanyahu.

Además de Hezbolá, la comunidad judía y la Justicia argentina atribuyen la autoría del atentado a la AMIA a Irán -con el expresidente Akbar Hashemí Rafsanyaní, fallecido en enero de 2017, y el exministro de Exteriores Alí Akbar Velayatí, entre los sospechosos-, aunque la falta de colaboración del país persa ha impedido la detención de los imputados.

AMIA, 25 años.

Familiares de las víctimas y sobrevivientes renovaron ayer jueves su pedido de justicia al cumplirse 25 años del atentado a la AMIA, el peor ataque terrorista de la historia argentina. Como cada año, las sirenas de la ciudad sonaron a las 09:53 para recordar el momento de la explosión que mató a 85 personas y dejó unos 300 heridos.

En un silencio sepulcral, centenares de personas se congregaron frente a la reconstruida sede judía y alzaron fotografías con los rostros de las víctimas mientras se leían sus nombres.

Un memorándum de entendimiento con Irán firmado en 2012 por la exmandataria Cristina Kirchner establecía que los acusados pudiesen ser indagados fuera de Argentina, pero nunca se aplicó y ahora se investiga judicialmente como un caso de encubrimiento y traición a la patria.

El fiscal Alberto Nisman, que investigó el atentado y denunció el pacto con Irán, fue hallado muerto en su residencia de Buenos Aires en enero de 2015. Ayer jueves fue evocado entre aplausos en el acto conmemorativo.

Atentado al centro judío AMIA en Buenos Aires. Foto: Reuters
Atentado al centro judío AMIA en Buenos Aires. Foto: Reuters

“Veinticinco años después, tenemos el corazón y el alma con el mismo dolor que nos dejó la bomba asesina”, dijo Eichbaum, presidente de la AMIA. “¿Cómo es posible que 25 años más tarde no haya un solo responsable preso por este delito?”, se preguntó. “La acusación contra Irán y Hezbolá está firme y sólida”.

En febrero fueron condenados el exjefe de Inteligencia Hugo Anzorregui y el exjuez de la causa AMIA Juan José Galeano a cuatro y seis años de prisión respectivamente por desviar la investigación, en tanto se declaró inocente al expresidente Carlos Menem de encubrir a los autores.

“Señora expresidenta Cristina Kirchner, el memorándum fue una traición a los familiares y a la sociedad toda. Con el terrorismo no se pacta”, gritó Sofía Guterman, desde el escenario durante el acto de ayer. A pocos metros, y sin abandonar la mirada hacia el piso, el rostro serio y en silencio, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, aplaudió a la madre de Andrea, fallecida en el atentado.

El momento reflejó, a las claras, la sensación de examen aprobado que invadió al gobierno una vez culminado el acto, dijo ayer el diario La Nación. Por primera vez en mucho tiempo, los oradores elogiaron a viva voz iniciativas como el proyecto de ley de Juicio en Ausencia o el flamante decreto que estableció el registro de organizaciones terroristas.

Esta vez, y más allá de menciones genéricas de los oradores a “los gobiernos que están en deuda”, no hubo silbidos para los funcionarios -como cabeza de la nutrida delegación oficial, Peña recorrió un largo pasillo vallado sin recibir reproches- y sí durísimas críticas al kirchnerismo. La ausencia de referentes del gobierno anterior de Cristina habla a las claras de un escenario favorable para el oficialismo, más allá de los pedidos para “reforzar” la condena a Irán por su apoyo a Hezbolá.

El gobierno recibió como un bálsamo los aplausos de una multitud dolida que aún espera justicia. Los embates de los oradores y los gritos de reprobación contra el memorándum con Irán, la muerte del fiscal Nisman y hasta la presencia del clérigo Mohsen Alí en la presentación del libro Sinceramente de la expresidenta sumaron, a criterio de los funcionarios, más agua para el molino del oficialismo, señaló La Nación.

Adolfo Rodríguez Saá acuerda con Macri

El senador peronista Adolfo Rodríguez Saá, que ocupara fugazmente la presidente de Argentina la última semana de diciembre de 2001, luego de la caída del gobierno de Fernando de la Rúa en plena crisis económica, se reunió ayer jueves en la Casa Rosada con Mauricio Macri, formalizando así su incorporación a las filas del oficialismo. Rodríguez Saá, cinco veces gobernador de San Luis, está distanciado de su hermano Alberto, el actual gobernador de esa provincia.

Pompeo inicia en Argentina gira latinoamericana
Mike Pompeo. Foto: EFE

El secretario de Estado Mike Pompeo iniciará hoy viernes en Argentina una gira por América Latina, que abarcará además Ecuador, México y El Salvador. “Es un viaje con efectos tanto en política exterior como en política interna”, dijo a AFP Erick Langer, experto en Latinoamérica de la Universidad de Georgetown, en referencia a las presidenciales de 2020 en Estados Unidos. La visita a Argentina es interpretada como un apoyo a la reelección del presidente Mauricio Macri en las elecciones de este año. “Pompeo va a Argentina para ayudar a Macri, que podría perder”, comentó Langer sobre el eventual regreso al gobierno de Cristina Kirchner, aliada a los regímenes en Cuba y Venezuela. La administración Trump, que prometió erradicar la “troika de la tiranía” de Cuba, Nicaragua y Venezuela, no solo manda un mensaje a su base al respaldar a Macri, señaló Langer. Al asistir a la Segunda Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo, que coincide con el 25 aniversario del atentado a la AMIA, Pompeo muestra que Estados Unidos “apoya a los judíos en todo el mundo”, dijo el experto. El mensaje de Pompeo será claro: “Estados Unidos continuará ejerciendo una presión sin precedentes sobre Irán hasta que cese todo comportamiento maligno, incluido el que lleva a cabo Hezbolá”, dijo un funcionario estadounidense.

Para Benjamin Gedan, especialista sobre Argentina en el Wilson Center, la designación del gobierno de Macri de Hezbolá como organización terrorista, “es una victoria” para Trump, enemigo declarado de Irán.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)