INGLATERRA

La familia Johnson, unida por la ambición y dividida por el "brexit"

"En las últimas semanas he estado dividido entre la lealtad familiar y el interés nacional", aseguró Jo Johnson, hermano del primer ministro británico, que dimitió este jueves como secretario de Estado y diputado.

Boris Johnson. Foto: AFP
Boris Johnson. Foto: AFP

La dimisión de este jueves de Jo Johnson, hermano menor de Boris Johnson, evidencia las divisiones en la familia del primer ministro conservador, unida sin embargo por una notoria ambición que ha catapultado a sus miembros a destacados puestos en la sociedad británica.

El pequeño de los primeros cuatro hijos de Stanley Johnson, el patriarca del clan, dijo que renuncia como secretario de Estado de universidades del Gobierno por una "tensión irresoluble" entre sus "lealtades familiares y el interés nacional", debidas a que, a diferencia de su pariente, él se opone al "brexit".

Jo Johnson, de 47 años, ya dimitió del anterior Ejecutivo conservador de Theresa May, pero volvió a la Administración de la mano del nuevo líder "tory", en un aparente conflicto de intereses que se ha saldado con su inesperada salida.

"Si tu propio hermano no confía en que actúes en el interés nacional, ¿por qué debería hacerlo el país?", se ha preguntado un portavoz de la oposición laborista, añadiendo leña al fuego de la hoguera mediática.

Junto con Jo, se opone a dejar la Unión Europea (UE) su hermana Rachel, periodista y tertuliana televisiva de 54 años, que en 2017 abandonó el Partido Conservador para unirse al proeuropeo Liberal Demócrata, antes de concurrir sin éxito a las recientes elecciones europeas con la formación anti-"brexit" Change UK.

Ante la salida del poder de su pariente, hoy aseguró en Twitter que "la familia evita el asunto del 'brexit' sobre todo en las comidas", pues no quieren "acorralar al primer ministro".

Con todo, Rachel Johnson, que, como su bombástico padre, ha participado en reality shows televisivos, alabó a su hermano Boris por "aterrizar de forma segura, al menos por el momento, en Downing Street" cuando llegó al Gobierno el pasado julio sin pasar por las urnas.

Fue la misma Rachel quien reveló a la prensa la eterna ambición de gobernar de su hermano, que de pequeño, aseguró, quería ser "rey del mundo" y que ha logrado dirigir el país tras ser también alcalde de Londres.

Boris Johnson contaba hasta hace poco con una fuerte aliada en el campo pro-"brexit" en su segunda esposa, la abogada Marina Wheeler, de quien se está divorciando tras revelar su relación con la joven publicista de 31 años Carrie Symonds, otra partidaria de la ruptura.

El primer ministro insiste con elecciones

Un día después de que la Cámara de los Comunes rechazara organizar comicios anticipados el 15 de octubre, el gobierno de Johnson anunció que organizará una nueva votación el lunes.

Será una moción del mismo tipo, precisó desde Downing Street, o sea que también requerirá el apoyo de dos tercios de los diputados. Pero pondrá a la oposición ante la disyuntiva de volver a rechazar unos comicios que llevan mucho tiempo prometiendo a sus votantes.

"No quiero elecciones, pero francamente no veo otra manera", afirmó Johnson. "Es el único camino a seguir para nuestro país: tenemos que resolver este asunto de la UE, tenemos que salir de la UE el 31 de octubre".

"Prefiero estar muerto en una zanja" que pedir otro aplazamiento, aseguró en un evento en una academia de policía en Yorkshire, el norte económicamente desfavorecido y mayoritariamente probrexit de Inglaterra.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados