ACCIDENTE AÉREO

Etiopía: 157 muertos de 35 países al estrellarse un avión

Varias de las víctimas iban a una cumbre de ONU sobre el cambio climático.

El Boeing 737, adquirido en noviembre de 2018, perdió contacto con la torre apenas seis minutos después de despegar; no se encontraron sobrevivientes. Foto: Reuters.
El Boeing 737, adquirido en noviembre de 2018, perdió contacto con la torre apenas seis minutos después de despegar; no se encontraron sobrevivientes. Foto: Reuters.

Un total de 157 personas fallecieron ayer domingo en el accidente de un avión de la compañía Ethiopian Airlines, que se estrelló poco después de despegar de Adís Abeba con rumbo a Nairobi.

Entre las víctimas mortales, de 35 países, entre ellas Kenia (32), Canadá (18), Etiopía (9), Italia (8), China (8), Estados Unidos (8), Reino Unido (7), Francia (6), Egipto (6), Holanda (5), India (4), Eslovaquia (4), Austria (3), España (2) y Marruecos (2); además de 4 personas que viajaban con pasaporte de las Naciones Unidas.

Este accidente se produce en la víspera del inicio hoy lunes en Nairobi de la IV Asamblea de la ONU para el Medioambiente (UNEA-4), donde más de 5.000 representantes de 193 países, incluidos jefes de Estado y ministros, intentarán trazar la ruta hacia una economía más sostenible.

El consejero delegado de la compañía, Tewolde Gebre Mariam, en una rueda de prensa en Adís, señaló ayer que todavía es pronto para determinar las causas del accidente del avión, un Boeing 737 MAX-8 nuevo adquirido en noviembre de 2018, que desapareció del radar apenas seis minutos después de haber despegado del aeropuerto internacional de Adís Abeba en la madrugada del domingo.

Tewolde reveló que el piloto había avisado a la torre de control de que estaba teniendo “dificultades” y que se le había concedido autorización para regresar al aeropuerto de la capital etíope, instantes antes de que se perdiera la señal.

Según un último comunicado de Ethiopian Airlines, el mismo avión accidentado había volado el sábado desde Johannesburgo de regreso a Adís Abeba, y había superado “una rigurosa revisión” de mantenimiento el pasado 4 de febrero.

La aeronave se estrelló en la zona de Hejeri, cerca de la localidad de Bishoftu, situada a unos 42 kilómetros al sudeste de Adís Abeba y sede de la mayor base de la Fuerza Aérea de Etiopía.

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, se desplazó hasta el lugar del accidente, donde expresó su “profunda tristeza” y adelantó que se llevaría a cabo una “investigación completa y oportuna” sobre lo sucedido.

Según una de las cajas negras de la aeronave, el accidente se debió a fallos en el sistema automático, algo que se había repetido en los últimos 4 vuelos y que la compañía aseguró haber solventado.

Ethiopian Airlines es la mayor aerolínea de África, con numerosos vuelos no solo a destinos internacionales -recientemente inauguró una nueva ruta a Moscú- sino también dentro del propio continente, y con una muy buena reputación de seguridad aérea.

El último accidente registrado de esta compañía sucedió el 25 de enero de 2010, cuando un Boeing 737-800 cayó en el mar Mediterráneo, poco después de haber iniciado su viaje desde Beirut a Adís Abeba, lo que provocó la muerte de 90 personas.

La ONU expresó ayer domingo su tristeza por la muerte de los 157 pasajeros del accidente aéreo de Etiopía, entre los que había funcionarios de la organización.

El director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley, afirmó en la red social que había personal de ese organismo en el vuelo. Por su parte, el director general de la FAO, José Graziano da Silva, indicó en su cuenta que hay también un empleado de esta agencia entre los fallecidos.

También en Colombia: 12 muertos al caer un avión

El sábado en Colombia, un avión DC-3 se accidentó cerca de la ciudad de Villavicencio, en el centro-este del país y sus 12 ocupantes murieron, incluida una alcaldesa. La aeronave, que viajaba entre San José del Guaviare y Villavicencio, cayó en el paraje rural La Bendición. Los doce ocupantes, diez pasajeros y dos tripulantes, fallecieron. “Lamentablemente, de acuerdo con la información suministrada por los organismos de rescate que llegaron a la zona, no se encuentran sobrevivientes”, informó Aeronáutica Civil de Colombia en un comunicado. Entre las víctimas están la alcaldesa del municipio de Taraira, Doris Villegas, su esposo y su hija, además del propietario de la aeronave, el piloto y copiloto. El siniestro pudo haberse originado en la falla de uno de los motores, según las primeras pericias.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)