La corrupción en Argentina

Otro escándalo enreda a Cristina: los cuadernos de las coimas K

Fue citada a declarar el 13 de agosto; hay 12 detenidos entre exfuncionarios y empresarios.

Roberto Baratta: detenido el número dos del Ministerio de Planificación que dirigiría De Vido. Foto: La Nación / GDA
Roberto Baratta: detenido el número dos del Ministerio de Planificación que dirigiría De Vido. Foto: La Nación / GDA

Cristina Fernández de Kirchner quedó enredada en otro escándalo de corrupción. Esta vez por el supuesto cobro de millones de dólares en coimas a empre- sarios durante los gobiernos kirchneristas entre 2003 y 2015. Cristina, que ocupa una banca en el Senado, fue citada a declarar el próximo 13 de agosto. También desfilarán ante la justicia algunos de sus más estrechos colaboradores, entre ellos un personaje recurrente en estas causas: el exministro de Planificación Julio de Vido, preso desde octubre de 2017 por el presunto desvío de fondos de los yacimientos de Río Turbio.

El nuevo escándalo estalló ayer miércoles a partir de una investigación del diario La Nación, que logró sacar a la luz una compleja trama de supuestos pagos de coimas durante el kirchnerismo que quedaron registrados en anotaciones que realizó un chofer del Ministe-rio de Planificación. El chofer Oscar Centeno, ahora detenido, conducía uno de los autos en que se trasladaban los bolsos con dinero.

La punta de esta nueva trama de corrupción le llegó en enero pasado al periodista de La Nación Diego Cabot. Se trataba de una caja con cuadernos, facturas, fotos y videos, una especie de hoja de ruta del cobro de las coimas.

"Me encontré con un relato detallado y absolutamente fidedigno en cuanto a la narración de prácticamente diez años de movimientos de una de las mesas chicas del ministerio de Planificación Federal", relató Cabot al canal La Nación+.

Centeno era el chofer de Roberto Baratta, el número dos de De Vido en el Ministerio de Planificación. Centeno registró días, horarios, nombres, direcciones y montos que trasladaba en su Toyota Corolla en el que viajaba Baratta. Más de US$ 50 millones pasaron por ese vehículo. Dejó así pruebas del camino de las coimas de empresas al Ministerio de Planificación. Según los documentos a los que accedió La Nación, hay más de 30 domicilios desde donde se recogieron bolsos de dinero. Otras direcciones se utilizaban como "búnkers" o "refugios".

La investigación descubrió la existencia de una estructura para recolectar el dinero en efectivo, en bolsos, de las oficinas de las distintas empresas a las cuales el Ministerio de Planificación les había otorgado obras públicas. Semanalmente, Baratta concurría a la quinta de Olivos, residencia oficial de la presidencia argentina, para recibir instrucciones respecto a quién había que cobrarle. Todos los montos que se retiraban ya habían sido previamente acordados con De Vido o con Néstor Kirchner.

De las anotaciones se desprende que cuando Néstor Kirchner vivía, hasta octubre de 2010, las cifras de más de US$ 2 millones, aproximadamente, eran entregadas a él en Olivos. Los montos menores a US$ 2 millones eran entregados a Daniel Muñoz, el entonces secretario del expresidente, en el domicilio privado del matrimonio Kirchner.

Detenidos.

Los "cuadernos de la coima K" desencadenaron la apertura de una investigación judicial que en cuestión de horas derivó en doce detenidos y varios citados a declarar, acusados de integrar una "asociación ilícita".

Baratta fue uno de los detenidos ayer miércoles. También fueron arrestados los empresarios Gerardo Ferreyra, de la constructora Electroingeniería, y Javier Sánchez Caballero, ex gerente general de Iecsa, la constructora que pertenecía a Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri. Otro de los detenidos fue Rafael Llorens, ex subsecretario legal de Planificación Federal.

"Nunca vi nada parecido. Una cosa así tan completa, esta bitácora nunca lo vi y tengo casi 40 años en tribunales", expresó el fiscal del caso, Carlos Stornelli. El fiscal defendió su actuación al remarcar que "nunca" se ha ajustado a "ningún momento político" y adelantó que está dispuesto a conceder a Centeno el beneficio de la figura de "arrepentido" si se presta a colaborar con la Justicia.

Según la Fiscalía, se habrían movido "unos 160 millones de dólares en efectivo" en bolsos, provenientes de sobornos que empresarios entregaban a cambio de la adjudicación de obra pública.

Además de Cristina —que como senadora tiene fueros y no puede ser detenida— el juez Claudio Bonadio llamó a declarar a De Vido, al ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli y al ex juez federal Norberto Oyarbide. También están citados a declarar varios empresarios.

La expresidenta ya cuanta con cinco procesamientos judiciales, la mayoría por operaciones con adjudicatarios de obra pública. El más emblemático de estos casos es el de José López, exsecretario de Obras Públicas atrapado in fraganti en 2016 cuando intentaba esconder bolsos con nueve millones de dólares en un convento en las afueras de Buenos Aires.

Uno de los abogados de la exmandataria, Gregorio Dalbón, afirmó en Twitter que Cristina "no tiene nada que ver" en la investigación de Bonadio, y consideró que "la espectacularidad del operativo" busca "ganar tiempo" por parte del gobierno de Mauricio Macri, cuyo partido político está siendo investigado por presunta financiación ilegal.

"No importa quién cae, sino que se haga justicia. Esto ayuda a dejar atrás una etapa de corrupción estructural como la que vivió nuestro país en los últimos años", opinó por su parte el ministro de Justicia, Germán Garavano.

LOS CUADERNOS DE LA COIMA K.

"Qué pobres estuvimos esta semana"

Cuadernos de Oscar Centeno, contiene mucha información del modus operandi del reparto de coimas,

La caja con los cuadernos de Oscar Centeno, el exchofer del Ministerio de Planificación durante los gobiernos K, contiene mucha información del modus operandi del reparto de coimas, anotaciones con inquietantes relatos de los manejos de dinero y el rol que jugaron exfuncionarios durante el kirchnerismo. Por ejemplo, esto anotó Centeno el 20 de mayo de 2010:

"Del Ministerio lo llevé al licenciado Baratta y a Nelson Lazarte a la Quinta de Olivos. Llegamos aproximadamente a las 21 horas. Se reunió con el Dr. Néstor Kirchner para darle instrucciones. Luego a las 21:55 salimos de la Quinta y el Licenciado Baratta nos comentó a Nelson y a mí, que el Dr. Kirchner le dijo: Que pobres estuvimos esta semana, eh!!!. Esa semana la recaudación fue la mitad de siempre". LA NACIÓN, GDA

Recaudar para las campañas

En octubre de 2010 —apenas después del fallecimiento de Néstor Kirchner—, el exchofer Oscar Centeno dejó de escribir en sus cuadernos. El 6 de mayo de 2013 retomó las anotaciones. "Pensé que después del fallecimiento (de Kirchner) no se haría más el Valijero. Pero sí, disminuyó la propia frecuencia, con la diferencia que se recolecta dinero para el ministro De Vido y el propio Baratta", escribió Centeno. Y luego informa de una reunión con Cristina en la que la presidenta los instruye "para que sigan recaudando de las empresas para las próximas campañas electorales". En junio de 2015, tras otros dos años de interrupción en el registro de los movimientos, Centeno da cuenta de retiro de dinero de empresas "que logran las licitaciones por obras". LA NACIÓN, GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)