EL AVANCE DE LA PANDEMIA

COVID-19: Pfizer y BioNTech estudian una vacuna para embarazadas

Argentina, Brasil y Chile son parte del experimento para evaluar seguridad y eficacia que se desarrolla en otros seis países, incluido Estados Unidos.

En Estados Unidos, las embarazadas quedaron fuera de los ensayos para la vacuna contra el virus. Foto: AFP
En Estados Unidos, las embarazadas quedaron fuera de los ensayos para la vacuna contra el virus. Foto: AFP

Pfizer Inc y BioNTech comenzaron un estudio internacional con 4.000 voluntarios para evaluar la seguridad y eficacia de su vacuna para el COVID-19 en mujeres embarazadas sanas.

Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de desarrollar COVID-19 grave, y se ha recomendado que algunas en profesiones de alto riesgo reciban la vacuna contra el coronavirus incluso sin pruebas de que sean seguras para ellas.

La semana pasada, los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos pidieron una mayor inclusión de mujeres embarazadas y lactantes en la investigación de la vacuna para el COVID-19.

Los expertos en bioética, vacunas y salud materna han argumentado durante años que las mujeres embarazadas deben ser incluidas temprano en las pruebas de vacunas pandémicas para que no tengan que esperar mucho después de que surja una exitosa.

Sin embargo, las mujeres embarazadas fueron excluidas de los grandes ensayos en Estados Unidos.

Los fabricantes de medicamentos han dicho que primero debían asegurarse de que las vacunas fueran seguras y eficaces en general.

En Estados Unidos, los reguladores exigen que los fabricantes de medicamentos realicen estudios de seguridad en animales gestantes antes de probar las vacunas en mujeres embarazadas para garantizar que no dañen al feto ni provoquen un aborto espontáneo.

Las empresas dijeron que los estudios no revelaron nuevos riesgos.

Las mujeres embarazadas en Estados Unidos ya recibieron sus primeras dosis, dijeron las compañías.

El nuevo estudio evaluará a mujeres embarazadas de 18 años o más en Estados Unidos, Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Mozambique, Sudáfrica, Reino Unido y España.

Las mujeres recibirán la vacuna durante las semanas 24 a 34 de gestación, con dos inyecciones separadas por 21 días, el mismo régimen usado en el ensayo clínico más amplio.

"Esfuerzo mundial".

Dos investigadores instaron ayer jueves a un “esfuerzo mundial” para desarrollar una vacuna universal contra los coronavirus, que sea eficaz también contra sus futuras variantes, que probablemente desencadenarán nuevas pandemias.

“La creación de herramientas para prevenir la próxima pandemia de coronavirus está a nuestro alcance y debe considerarse una prioridad de salud mundial”, indicaron los epidemiólogos Wayne Koff y Seth Berkley en un editorial en la revista Science. Ambos son jefes de organizaciones que promueven las vacunas.

Los coronavirus son una gran familia, y el que causa el COVID-19 se llama SARS-CoV-2. Pero han aparecido otras variantes del virus y los expertos temen que alguna de ellas pueda ser en algún momento completamente resistente a las vacunas desarrolladas contra la cepa actual, ya se ha demostrado su menor eficacia contra la variante sudafricana.

En 2002, un coronavirus desencadenó una epidemia de SARS (síndrome respiratorio agudo severo) que fue rápidamente contenida. Luego, en 2012, apareció en Arabia Saudita otro coronavirus, el MERS-CoV.

Existen “miles” de estos virus “capaces de infectar a un gran número de animales”, desde los cuales podrían transmitirse a los humanos, dicen ambos expertos, y añaden que “hay una posibilidad creciente de que otros coronavirus salten de una especie a otra”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados