ESTE LUNES

Congreso de Perú destituyó al presidente Martín Vizcarra

"No existe prueba de flagrancia de un delito, ni habrá porque no he cometido un delito, no he cobrado soborno", declaró hoy el mandatario peruano.

Martín Vizcarra. Foto: AFP
Martín Vizcarra. Foto: AFP
Martín Vizcarra. Foto: AFP

El presidente peruano, Martín Vizcarra, que hizo de la lucha contra la corrupción su principal bandera, fue destituido este lunes de noche por el Congreso por 105 votos, superando así los 87 necesarios. Se trata del segundo juicio político en menos de dos meses, a poco más de ocho meses de completar su mandato. El presidente del Congreso, Manuel Merino, asumirá la presidencia de Perú.

Vizcarra confiaba salir airoso del nuevo juicio político por supuesta "incapacidad moral", tras negar haber recibido coimas por contratos de obras públicas en 2014, cuando era gobernador de la región sureña de Moquegua.

"No existe prueba de flagrancia de un delito, ni habrá porque no he cometido un delito, no he cobrado soborno", dijo hoy Vizcarra, quien atribuyó la moción a una maniobra para retrasar las elecciones generales de abril 2021, y prolongar el mandato del actual Congreso.

El 18 de septiembre se filtró una serie de declaraciones a la fiscalía de varios aspirantes a colaborador eficaz -delatores que ofrecen información a cambio de beneficios legales- en las que acusaban a Vizcarra de actos de corrupción cuando éste era gobernador de la región de Moquegua (2011-2014).

Vizcarra habría recibido, según estas acusaciones, hasta 2,3 millones de soles (unos 650.000 dólares) para conceder dos obras públicas, el hospital regional de Moquegua y una de irrigación.

Las acusaciones, ni corroboradas ni aceptadas aún por la Fiscalía como válidas, provienen de tres testigos cuyo nombre no ha sido hecho público, si bien todo indica que entre ellos se encuentra José Hernández, exministro de Agricultura en el Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) y amigo personal de Vizcarra.

Hernández habría sido el contacto del mandatario con los empresarios que pagaron la coima y coordinó reuniones en las que, entre otras cosas, el presidente habría recibido el dinero en efectivo.

Vizcarra niega las acusaciones y las considera un intento de desestabilizar al Gobierno y, entre otras cosas, afirmó que su relación con Hernández no va más allá de contactos profesionales.

Sin embargo, en la noche de este domingo otra filtración dio a conocer al país conversaciones privadas entre Vizcarra y Hernández que revelan una proximidad mucho mayor que la reconocida hasta el momento por el mandatario.

En el juicio anterior, Vizcarra era acusado de instar a mentir a dos funcionarias del palacio de gobierno sobre un cuestionado contrato a un cantante, pero sus adversarios solo consiguieron 32 votos.

Las acusaciones de supuesta corrupción no han mellado el alto apoyo ciudadano que tiene este ingeniero provinciano de 57 años, sin partido ni bancada legislativa, que asumió el poder tras la renuncia de Kuczynski, de quien era vicepresidente, el 23 de marzo de 2018.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados