CONFLICTO DE LÍMITES BOLIVIA-CHILE

Bolivia y Chile ante La Haya: choque final por salida al mar

Bolivianos acusan a los chilenos de no cumplir compromiso de negociar.

El presidente Evo Morales fue a La Haya a presentar el alegado de su país. Foto: AFP
El presidente Evo Morales fue a La Haya a presentar el alegado de su país. Foto: AFP

Bolivia denunció a Chile ayer lunes ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de incumplir su obligación de negociar un acceso al océano Pacífico para el país andino, al inicio de la última fase de su disputa ante este tribunal. “Chile ha tratado de repudiar ese compromiso en 2011”, dijo el representante boliviano ante la CIJ, el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé, para quien esa negativa provocó que Bolivia llevara el caso ante esa corte de la ONU en 2013.

Bolivia argumenta que Chile ofreció en diferentes momentos solucionar el tema de un acceso soberano al mar tras la Guerra del Pacífico de 1879-1883, cuando Bolivia perdió 120.000 km2 de territorio y sus únicos 400 km de costa, una obligación jurídica, a su juicio, que Chile no cumplió.

Y, en 2011, las palabras del entonces presidente de Chile, Sebastián Piñera, quien asumió un segundo mandato el pasado 11 de marzo, asegurando ante la ONU que “no hay asuntos territoriales pendientes” con Bolivia, representa la consagración del incumplimiento, según La Paz.

“Chile ha reconocido por más de un siglo el derecho de Bolivia de obtener un acceso soberano al océano Pacífico” mediante “acuerdos, promesas unilaterales y prácticas diplomáticas”, defendió el presidente boliviano, Evo Morales, en una rueda de prensa en un hotel de La Haya.

El objetivo de La Paz, que centró sus alegatos en cuestiones sobre todo históricas, es que Chile “regrese a una mesa de negociación”, pero “no le pide” a la Corte que fije “las modalidades específicas del acceso soberano al mar”, según Rodríguez Veltzé.

Con los alegatos orales, que terminan el 28 de marzo, esta histórica disputa entre ambos países ante la CIJ entra en su última fase antes de fallo, que suele llegar meses después. Bolivia retomará su alegado hoy martes y Chile responde jueves y viernes.

La segunda ronda continuará la semana siguiente y será más corta, pues Bolivia intervendrá el lunes 26 y Chile el miércoles 28.

La tesis de Chile, es que si bien, a lo largo de su historia, ha dialogado con Bolivia para mejorar su acceso al Pacífico, no lo ha hecho como un reconocimiento de una obligación jurídica pendiente, sino como un acto de buena vecindad.

Actualmente, Bolivia puede utilizar los puertos marítimos chilenos, tal como prevé el Tratado de Paz de 1904, donde “Chile reconoce en favor de Bolivia, y a perpetuidad, el más amplio y libre derecho de tránsito comercial por su territorio y puertos del Pacífico”. Según Payam Akhavan, especialista en derecho internacional y consejero de Bolivia, “un derecho de tránsito comercial no significa un acceso soberano” al océano Pacífico como reclama Bolivia, junto a Paraguay, los únicos paí-ses del continente americano sin costa.

Bolivia, que sigue teniendo Armada, quiere un corredor al mar para impulsar sus exportaciones de gas natural y minerales. Chile asegura que Bolivia ya tiene acceso en términos favorables.

Antofagasta.

La expectación es alta. El presidente boliviano, que aspira a su reelección en 2019, se desplazó a La Haya como parte de la delegación boliviana, algo inusual. Y, aunque la disputa se centra en la “obligación de negociar un acceso al océano Pacífico”, la cuestión fronteriza sobrevolaba el ambiente, incluso con cruces de tuits entre Morales y Piñera sobre la soberanía de Antofagasta que, en virtud del tratado de 1904, pasó a control chileno.
Desde Santiago, Piñera enfatizó en que el tratado de 1904, que puso fin a una guerra entre ambas naciones, definió claramente sus límites fronterizos. “En consecuencia, Chile no tiene temas limítrofes con Bolivia y por lo tanto, no tiene ninguna obligación de negociar temas limítrofes”, dijo Piñera. Respondió además a un planteo de Morales en el que el líder boliviano reclamaba la soberanía de Antofagasta.

“Quiero afirmar categóricamente que el presidente Morales se equivoca una vez más, puesto que de acuerdo al tratado de 1904, que fue válidamente celebrado por Bolivia y Chile, Antofagasta ha sido, es y va a seguir siendo chileno”, manifestó Piñera.

En otro tuit, Morales había recordado un fragmento del fallo de la CIJ en la controversia por la frontera marítima entre Chile y Perú, emitido en 2014. El fragmento señalaba que al momento de su independencia, Chile y Perú no eran Estados vecinos porque entre ambos se encontraba la provincia de Charcas, que en 1825 pasó a ser territorio de Bolivia. “Antofagasta fue, es y será territorio boliviano”, remachó Morales.

Perú, el tercero en un conflicto binacional

Más allá de Bolivia y Chile, que solo tienen relaciones a nivel consular desde 1978 tras un fallido acercamiento, los alegatos y la futura decisión del tribunal en La Haya también serán seguidos de cerca en Perú. Este país firmó un acuerdo con Chile en 1929 que establece que debe ser consultado, si Chile decidiera ceder en algún momento a Bolivia un territorio que fue peruano antes de la Guerra del Pacífico entre los años 1879 y 1883. Perú fue aliado de Bolivia en ese conflicto. “Esperamos un fallo justo y certero que contribuirá a cerrar definitivamente una herida abierta en la región”, dijo ayer el presidente boliviano Evo Morales tras la primera sesión de la CIJ.

Chilenos y bolivianos enfrentan un segundo proceso en trámite en la Corte Internacional de Justicia, por el uso de las aguas del Silala. Para Chile, que presentó en 2016 la demanda, es un río internacional, mientras que Bolivia lo considera un manantial que le pertenece.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)