CONFLICTO

Australia se juega el caso de Novak Djokovic en pleno año electoral

El primer ministro Scott Morrison continúa bajo presión y arriesgando su popularidad.

Novak Djokovic. Foto: AFP.
Novak Djokovic. Foto: AFP.

El caso de Novak Djokovic ha saltado de la cancha del tenis a la política y a la escena mediática. El gobierno de Australia se ha mostrado firme en la decisión de cancelar la visa del número del tenis, se evalúan las repercusiones y la historia aún continúa.

La resolución final del Tribunal Federal australiano sobre si el tenista número uno del mundo será deportado se conocerá en las próximas horas, prácticamente un día antes del inicio del Abierto de Australia, un Grand Slam en el que Djokovic ganó en nueve ocasiones.

Las autoridades australianas manejan este tema bajo la presión de la opinión pública nacional e internacional, en plena año electoral. Pero el ministro de Migración de Australia, Alex Hawke jugó su decisión en un momento en el que, según una encuesta de NewsCorp, el 83% de los australianos pedían la deportación del tenista serbio.

Hawke afirmó que “hoy he ejercido mis poderes bajo la sección 133C (3) de la Ley de Migraciones para cancelar el visado de Novak Djokovic por asuntos de salud y orden público, considerando que va en favor del interés público”.

Sin duda el primer ministro, el conservador Scott Morrison, está bajo la mirada de todo el mundo. Su popularidad ha sufrido reveses por los incendios que provocaron la muerte de decenas de personas y arrasaron millones de hectáreas en el país en 2021. Y también fue cuestionado por su gestión de la pandemia del covid-19.

Elecciones federales.

El impacto del manejo del caso Djokovic en Australia -entre otros temas que tienen al gobierno ocupado- se verán las elecciones federales de Australia que se llevarán a cabo en el próximo mayo.

En esas elecciones se elegirán a los miembros del 47º Parlamento de Australia, los 151 escaños de la Cámara de Representantes, y 40 de los 76 escaños del Senado.

El actual Gobierno de Coalición Liberal/Nacional, encabezado por el Primer Ministro Scott Morrison, busca ganar un cuarto mandato consecutivo.

Se enfrentarán al opositor Partido Laborista, encabezado por el líder de la oposición Anthony Albanese. Los Verdes Australianos, Australia Unida, Una Nación, otros partidos menores y varios independientes también participarán en las elecciones.

En las elecciones anteriores de mayo de 2019, la Coalición Liberal/Nacional, encabezada por Morrison, formó un gobierno que obtuvo 77 escaños en la Cámara de Representantes, una mayoría de dos escaños, mientras que el Partido Laborista obtuvo 68 escaños y permaneció en la oposición.

Opinión pública.

La exención que le otorgó el gobierno de Morrison a Djokovic para competir en el Open pese a no estar vacunado -lo que ha sido una victoria de poca duración para el tenista-, ha sido cuestionada por parte de los australianos.

Tal vez es por ello Morrison ahora dice en un comunicado que “los australianos han hecho muchos sacrificios durante esta pandemia, y esperan con razón que el resultado de esos sacrificios sea protegido” (...) las “sólidas políticas de protección fronteriza han mantenido a los australianos a salvo, antes del covid y actualmente durante la pandemia”.

Nicholas Wood, abogado de Djokovic, apuntó que el ministro Hawke decidió cancelar el visado del tenista por considerar que su presencia podría agitar el “sentimiento antivacuna” en Australia, cuyo gobierno aplicó una de las políticas más duras del mundo contra el COVID-19 y que afronta un repunte de casos por la irrupción de la ómicron.

Australia registró ayer viernes más de 92.800 contagios de COVID-19, en medio de su peor ola desde el inicio de la pandemia debido a la variante ómicron. El repunte de casos en el país se produce en medio del espectáculo mediático, legal y político provocado por la cancelación del visado de Djokovic.

El juez del Estado australiano de Victoria encargado de examinar el recurso de Novak Djokovic contra la anulación de su visa, se declaró ayer “incompetente” y derivó el caso ante la justicia federal australiana, lo que podría retrasar su desenlace. El juez Antony Kelly tomó esa decisión pese a las objeciones de los abogados del jugador, que temen que esta decisión del magistrado demore la resolución del caso, cuando faltan horas para que comience el Open de Australia. Pero parece que ya será muy difícil que puedan revertir el proceso.

Posición de serbia.

El presidente serbio, Aleksandar Vucic, acusó ayer a las autoridades de Australia de “maltratar y humillar” a Novak Djokovic y reiteró el apoyo de Serbia al tenista.

“¿Por qué lo maltratáis y por qué lo humilláis, no sólo a él sino también su familia y toda una nación libre y orgullosa?”, declaró Vucic en Instagram.

Vucic preguntó si esas medidas se toman para “halagar a la opinión pública” y ganar puntos ante las elecciones que se prevén en Australia este año, y denunció que los ataques y presiones sobre el deportista han tenido gran eco por razones “desconocidas”.

“Vuelvo al asunto moral. Si queríais prohibir a Novak el décimo trofeo en Melbourne, ¿por qué no le habéis rechazado de inmediato y le habéis dicho que no podía obtener el visado?”, dijo.

Al comentar la nueva retirada del visado a Djokovic, apoyada por el primer ministro australiano, el presidente serbio dijo que está asombrado de que los órganos de un poder ejecutivo enmienden las decisiones judiciales.

Durante casi dos años de pandemia, los australianos se han visto sometidos a restricciones muy severas, con un estricto cierre fronterizo que ha mantenido separados a los ciudadanos en el exterior de sus familias por largo tiempo. De ahí la sensibilidad ante el tema.

Por lo pronto, Djokovic pudo dormir en su residencia actual, pero pasará la mayor parte del tiempo custodiado en las oficinas de sus abogados y en los tribunales australianos. (Con información de EFE, AFP y La Nación/ GPA)

Alto índice de covid-19 en Australia.

Australia alcanzó el lunes un millón de contagios acumulados de COVID-19 desde el inicio de la pandemia, casi la mitad de ellos a principio de año debido a la variante ómicron, y la tendencia sigue en alza.

Los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria, que juntos acumulan más de la mitad de los 25 millones de habitantes del país, son los más azotadas por la ola, el lunes alcanzaron 55.000 contagios, mientras Queensland registró más de 9.500 y el Territorio de la Capital casi 1.000.

Hace un mes, Australia registraba menos de 2.000 casos diarios, pero desde finales de 2021 los contagios se han acelerado. No obstante, el número de muertes se mantiene bajo y los hospitales, si bien con un aumento en los ingresos, no se encuentran desbordados, gracias a la alta tasa de vacunación que supera el 92 % de la población diana.

Las autoridades además aceleran desde principios de año la administración de la dosis de refuerzo.

El alto número de infectados afecta a la cadena de distribución de alimentos, debido a que muchos trabajadores y transportistas tienen que guardar un periodo de aislamiento al ser portadores del virus, y muchos supermercados se encuentran con las baldas vacías.

El rápido aumento de casos ha llevado a que gobiernos regionales reimpongan leves restricciones, en un país que durante la pandemia ha aplicado algunas de las medidas más férreas del mundo, como su implacable control fronterizo. EFE

Serie de netflix

El ‘drama‘ que se generó en Australia con la retención y probable deportación de Novak Djokovic se capturará en una serie documental que se transmitirá en Netflix, de acuerdo con el Daily Mail.

La serie será realizada por Box To Box Films, con sede en Londres, y el productor ejecutivo es James Gay Rees, la mente detrás de Drive to Survive, la serie de la Fórmula 1 de la plataforma de streaming.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados