Argentina continúa estremecida

Entre arrepentidos y detenidos, Cristina declara por las coimas

El Senado define, el miércoles, si autoriza el allanamiento de sus residencias y el despacho.

La ex presidenta reapareció el miércoles en el Senado para votar a favor de la ley del aborto, que finalmente resultó rechazada. Foto: Reuters
La ex presidenta reapareció el miércoles en el Senado para votar a favor de la ley del aborto, que finalmente resultó rechazada. Foto: Reuters

El escándalo de los Cuadernos de las coimas, que estalló hace dos semanas a partir de una investigación del diario La Nación sobre una red para recaudar dinero entre empresarios que tenían contratos con los gobiernos kirchneristas, tiene en vilo a toda Argentina.

Desde el 1 de agosto, cuando comenzaron el grueso de las detenciones, no han dejado de desfilar empresarios y ex funcionarios por los despachos del juez Claudio Bonadio y del fiscal Carlos Stornelli. Hasta el momento, hay diez imputados que se declararon "arrepentidos" y colaborarán con la investigación judicial a cambio de no ir presos. Trece personas están detenidas, hay doce indagados, dos citados y un prófugo.

Entre los citados está la ex presidenta y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner, convocada por el juez Bonadio para mañana lunes. Cristina aparece mencionada varias veces en los cuadernos en los que Oscar Centeno, exchofer del Ministerio de Planificación, registró durante años los viajes que hacía con el exsubsecretario Roberto Baratta recaudando dinero. El jefe directo de Baratta era el entonces ministro de Planificación Julio De Vido, preso desde octubre de 2017 por otro caso de corrupción y ahora indagado por esta causa.

La comparecencia de Cristina Kirchner mañana marcará el punto más alto hasta ahora de la investigación.

Además de citarla a declarar, el juez Bonadio pidió el allanamiento de los domicilios y del despacho del Senado de Cristina. En concreto, el juez pide allanar las casas de El Calafate y Río Gallegos y su apartamento de Buenos Aires, así como el despacho del Senado de Cristina. El Senado tiene previsto definir este miércoles si accede al pedido del magistrado.

Los senadores ya acordaron otorgar el "carácter secreto o de reserva" al contenido de la documentación enviada por el magistrado sobre la ex presidenta.

Cristina está aforada desde que fue elegida senadora en octubre de 2017, por lo que aunque el juez lo ordenase no podría ser detenida salvo autorización expresa del Senado, al igual que para llevar a cabo los allanamientos.

El juez Bonadio, que ya procesó a la exmandataria en otras causas y que ha sido recusado por ella en varias ocasiones, la citó a declarar acusada de encabezar una "asociación ilícita".

Arrepentidos.

Hasta ahora, la indagatoria judicial ha estado centrada en recibir declaraciones de empresarios y ex funcionarios mencionados en los cuadernos de Centeno. Solo el viernes, cinco empresarios pidieron convertirse en "imputados colaboradores".

Uno de estos empresarios es Carlos Wagner, expresidente de la Cámara Argentina de la Construcción y de la constructora Esuco, que dio detalles de la cartelización de la obra pública. Explicó cómo funcionaba la distribución de obras públicas entre las empresas del sector y los retornos a los funcionarios kirchneristas. Fuentes de la causa aseguraron que su aporte es clave para la investigación. El empresario quedó en libertad.

Los otros son: Hugo Eurnekian, reconoció haber realizado pagos a Baratta en dos oportunidades; Jorge Guillermo Neira, ejecutivo de Electroingiería, que llegó a un acuerdo para declarar como arrepentido y quedó en libertad; Aldo Roggio, dueño de la compañía que lleva su apellido, declaró como arrepentido y ahora deberá esperar a que el juez Bonadio, que lo citó a indagatoria para el martes, defina si homologa el acuerdo; y Claudio Javier Glazman, director de Sociedad Latinoamericana de Inversiones, que también acordó declarar como arrepentido y quedó en libertad.

Antes ya habían acordado con la Justicia otros empresarios, como Ángelo Calcaterra, primo hermano del presidente Mauricio Macri.

Uno de los primeros en ser detenidos y en acordar a cambio de no ir preso fue Centeno, el chofer que con sus cuadernos le dio a la Justicia las principales pistas para la investigación.

Más detenidos.

Baratta, para quien conducía Centeno, está detenido desde el primer momento. El viernes se sumaron otros dos detenidos más, elevando a 13 la cifra. Además, el juez pidió la detención de Claudio Uberti, el exfuncionario kirchnerista que aparece mencionado en varias oportunidades en los cuadernos de Centeno como dueño de una de las propiedades a donde iban con Baratta a retirar dinero. Antes de eso, la Justicia allanó su casa.

Uberti fue desplazado del Gobierno luego del escándalo de la valija de Guido Antonini Wilson. El 4 de agosto de 2007, Uberti llegó a Aeroparque desde Caracas y fue descubierto con un equipaje donde trasladaba alrededor de US$ 800.000. Llegó a ser considerado un "embajador en las sombras" ante Venezuela y el año pasado fue procesado como partícipe necesario en el contrabando de, al menos, US$ 790.550 desde la capital venezolana.

Formalmente, Uberti se desempeñaba como interventor en el Órgano de Contralor de las Concesiones Viales (Occovi), bajo la órbita de De Vido. Al parecer, la confianza que el exministro depositaba en Uberti era indudable y él era además cercano a Néstor Kirchner. Según se detalla en los cuadernos de las coimas, Uberti siguió participando de estas entregas aún luego de haber dejado la función pública.

Sí detuvieron al empresario y expresidente de la Unión Industrial (UIA) Juan Carlos Lascurain, quien había prestado declaración indagatoria en la semana.

Su pasaje por tribunales fue con incidentes. "No me rompan las pelotas, ya saben que no voy a hablar", le dijo a un cronista, visiblemente alterado. Sobre la avenida Comodoro Py, Lascurain y una persona que lo acompañaba protagonizaron otro altercado con un fotógrafo y con un equipo de televisión, que intentaban entrevistarlo antes de ingresar a su vehículo. 

Por el aborto

La ex presidenta reapareció el miércoles en el Senado para votar a favor de la ley del aborto, que finalmente resultó rechazada.

“Es una pena que no hayamos podido abordar un consenso, porque el problema va a seguir existiendo, exactamente como existía antes de abordar la discusión”, dijo Cristina, una de las últimas en hablar.

De Vido: "Niego beneficiarme de fondos ilegales"
Su exsecretario, José Olazagasti se presentó         y quedó detenido
Julio De Vido. Foto: Reuters

Con la misma actitud que mantiene desde que dejó el poder, Julio De Vido volvió a negar el viernes un nuevo delito ante la Justicia. El exministro de Planificación rechazó ante el juez Claudio Bonadio haber sido el organizador de una asociación ilícita destinada a recaudar pagos en negro de empresarios y dijo que nunca manejó "bolsos, bolsitos, sobre o cajas" con dinero. De Vido es el hombre al que Oscar Centeno —el chofer que escribió los cuadernos de las coimas— apuntó como el líder que organizaba los recorridos a bordo del auto que "visitaba" a los empresarios que recibían llamadas previas de Roberto Baratta, su mano derecha en el Ministerio de Planificación. "Niego total, categórica y absolutamente los hechos que se me atribuyen", dijo De Vido ante la Justicia y pidió su sobreseimiento "inmediato" en la causa por los cuadernos.

Veinticuatro horas después de la declaración de De Vido, se presentó en la sede policial y quedó detenido su exsecretario privado, José María Olazagasti. El juez Claudio Bonadio había librado orden de detención por su presunta participación en en una asociación ilícita de funcionarios que cobraban sobornos a empresarios contratistas de obras públicas.

Olazagasti ya era funcionario público cuando el kirchnerismo llegó al gobierno, pero con De Vido comenzó a gozar de los beneficios del poder. EN BASE A LA NACIÓN, GDA.

Lo que dejó la semana

El primo que admite los pagos
El empresario Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri, reconoció que hizo aportes a las campañas electorales del kirchnerismo en 2013 y 2015 para "que aflojaran con la presión". Calcaterra, que fue dueño hasta 2017 de la constructora Iecsa, una de las beneficiadas con contratos de obra pública durante los Gobiernos K (2003-2015), aseguró que realizó dichos pagos bajo órdenes directas de Roberto Baratta, ex número dos del Ministerio de Planificación, para evitar la quiebra de su empresa.

Un exjuez confiesa llorando
El exjuez Norberto Oyarbide afirmó entre lágrimas que dictó en 2009 un polémico sobreseimiento a favor de Néstor Kirchner y Cristina Fernández por lo que le iban diciendo desde el entorno del matrimonio presidencial. "Yo sobreseí con base a todo lo que me dijeron, y había que hacerlo y así fue, esa es la pura verdad", afirmó Oyarbide a Radio 10. Sobre el proceso contra los Kirchner, aseguró que hubo personas que le "apretaban el cogote", entre ellos el auditor general de la Nación Javier Fernández y el exespía Jaime Stiuso.

Los bolsos de políticos sin nombres
El exsecretario de Obras Públicas José López, detenido en 2016 cuando intentaba meter bolsos con 8,9 millones de dólares en un convento, aseguró que ni él ni su familia se enriquecieron ilícitamente. López declaró el viernes su "verdad" pero se guardó detalles para no poner en riesgo la seguridad de su familia y la suya propia. Sobre los bolsos, aseguró que ese dinero no era suyo, sino "de personas vinculadas a la política de las cuales no puedo hablar. No es una persona, sino varias. Yo mismo no sé bien quiénes son todos ni quiero saberlo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)