PROYECTO DE LEY

Alberto Fernández impulsará ley de aborto en Argentina

El presidente electo fijó el tema como una prioridad y dijo que su intención es que se apruebe "cuanto antes".

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, asistió al juramento del gobernador de Tucumán, Juan Manzur. Foto: Reuters
El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, asistió al juramento del gobernador de Tucumán, Juan Manzur. Foto: Reuters

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, impulsará un proyecto de legalización del aborto, con la intención de que se apruebe "cuanto antes", afirmó ayer.

"Voy a intentar que salga cuanto antes. No depende solo de mí", declaró al diario Página/12 consultado sobre si una 'ley del aborto' podría ingresar al Congreso este mismo año, en período de sesiones extraordinarias.

El futuro presidente dijo ser "un activista de ponerle fin a la penalización del aborto" y aseguró que enviará un proyecto de ley al Congreso "tan pronto" llegue al gobierno el 10 de diciembre, sin aclarar si buscará solo despenalizar o además legalizar la práctica como reclaman los movimientos de mujeres.

En Argentina, el aborto solo está autorizado cuando el embarazo es producto de una violación o si está en peligro la vida de la mujer.

En 2018, enmarcado por multitudinarias movilizaciones de mujeres, por primera vez se debatió un proyecto de aborto legal en el Congreso argentino. Fue aprobado por los diputados pero finalmente rechazado por el Senado, tradicionalmente más conservador.

El presidente Mauricio Macri dio vía libre a ese debate parlamentario, pero durante la campaña electoral de este año enarboló un discurso 'pro-vida' para conquistar el 'voto celeste', que identifica a los detractores del aborto legal.

Fernández instó a cambiar el eje de la discusión."Quisiera que el debate no sea una disputa entre progresistas y conservadores, entre revolucionarios y retrógrados, es un problema de la salud pública que debemos resolver", agregó.

Se estima que en Argentina se realizan uno 500.000 abortos al año y que un centenar de mujeres mueren por las prácticas hechas en clandestinidad.

Acreedores. 

Además, el presidente electo de Argentina reveló que sus colaboradores avanzan en conversaciones con acreedores de la deuda pública argentina con vistas a iniciar una negociación para acordar nuevos términos de pago.

"Estamos avanzando y estamos hablando mucho más rápido de lo que piensan los medios", aseguró Fernández luego de que en los últimos días se hiciera manifiesta la creciente incertidumbre en los mercados sobre cómo encarará el futuro Gobierno el problema de la deuda.

Durante la campaña electoral, Fernández dijo que buscaría negociar mayores plazos de pago tanto con acreedores privados como con el Fondo Monetario Internacional (FMI), sin quitas sobre el capital ni lo intereses.

Con el FMI Argentina selló en 2018 un acuerdo de auxilio financiero por 56.300 millones de dólares, de los cuales ya se han desembolsado unos 44.000 millones de dólares. Además, en 2020 Argentina debe afrontar deudas con acreedores privados y organismos multilaterales por unos 39.300 millones de dólares, una suma que se torna impagable sin posibilidades de refinanciación a través de los mercados voluntarios de crédito o de nuevos préstamos.

"Es una negociación compleja. Pero ya todos saben cuál es nuestra lógica: nuestra lógica es pagar, pero no pagar postergando el desarrollo de Argentina", aclaró Fernández.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error