ESTADOS UNIDOS

Dos absoluciones por el asesinato de Malcolm X

El juicio por la muerte de Malcom X en febrero de 1965 estuvo salpicado de errores y omisiones, según una investigación que realizó la fiscalía del distrito de Manhattan.

Malcom X durante uno de sus discursos. Foto: Archivo
Malcom X durante uno de sus discursos. Foto: Archivo

Dos hombres condenados en 1966 por el asesinato un año antes en Nueva York del activista Malcom X, uno de los mayores exponentes de la lucha contra el racismo en Estados Unidos, van a ser absueltos, anunció ayer miércoles la oficina del fiscal del distrito de Manhattan, Cyrus Vance.

“Estos hombres no tuvieron derecho a la justicia que merecían”, declaró a The New York Times el fiscal Vance, cuya oficina confirmó que serán anuladas las “condenas injustificadas” de Muhammad A. Aziz y Khalil Islam.

El juicio por la muerte de Malcom X en febrero de 1965 estuvo salpicado de errores y omisiones, según una investigación que realizó la fiscalía del distrito de Manhattan y los abogados de ambos condenados, citada por el diario neoyorquino.

Tras 22 meses, la pesquisa concluyó que tanto el FBI como la Policía de Nueva York ocultaron pruebas que de haberse hecho públicas, hubieran llevado probablemente a la absolución de los dos hombres que pasaron décadas en la cárcel por un crimen que no cometieron.

Malcom X fue asesinado el 21 de febrero de 1965 cuando se disponía a hablar en un mitin en el salón de Baile Audubon, en Manhattan, en el cénit de su popularidad por su lucha por los derechos humanos.

La revisión del caso surgió tras la presentación de un documental sobre el asesinato y una nueva biografía del activista que sin embargo, no identifica a los asesinos ni desvela si hubo una posible conspiración de la policía o el gobierno para silenciarlo.

Revisión del caso.

La Fiscalía de Manhattan informó en febrero de 2020 que estaba revisando el caso de Malcolm X y que se había reunido con representantes del Proyecto Inocencia después de que una serie documental de Netflix planteara preguntas sobre dos de los hombres condenados en el caso.

Tras años reclamando justicia, los nombres de Aziz -conocido en su época como Norman 3X Butler-, de 83 años, que fue liberado en 1985, y de Islam -Thomas 15X-, que salió de la cárcel en 1987 y murió en 2009, quedarán al fin limpios.

Un tercer hombre, Mujahid Abdul Halim, de 80 años, confesó el asesinato y fue puesto en libertad en 2010. Durante el juicio de 1966, afirmó que Aziz e Islam eran inocentes.

El pasado febrero, la familia de Malcolm X divulgó que había recibido una confesión póstuma de un policía que implicaba a la Policía de Nueva York y al FBI en su asesinato.

Tres hijas de Malcolm X, Qubiliah, Ilyasah y Gamilah Shabazz, pidieron que las autoridades reabrieran el caso a la luz de una “nueva prueba” presentada por el familiar de un policía encubierto fallecido llamado Raymond Wood.

El difunto oficial confesó en una carta antes de morir que la Policía y el FBI conspiraron para “socavar” el movimiento por los derechos civiles, y que su misión fue infiltrarse en él para alentar a sus líderes y miembros a cometer delitos.

En la carta, firmada en 2011, Wood explicó que su cometido era “hallar evidencia de actividad criminal y que el FBI pudiera desacreditar y arrestar a sus líderes”, y que “bajo la dirección” de sus superiores alentó a sus miembros a “cometer actos criminales”.

Wood dijo que tuvo responsabilidad en el arresto de dos miembros del equipo de seguridad de Malcolm X días antes del discurso público en el Audubon Ballroom, en el vecindario de Washington Heights (Manhattan), donde murió tiroteado.

Aproximadamente un año antes de su asesinato, Malcolm X había abandonado la Nación del Islam, grupo al que pertenecían los tres acusados, lo que provocó amenazas de muerte de miembros de esa comunidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados