UNA PAUSA PREELECTORAL

Vázquez pidió mejorar gestión en salud sin aumentar presupuesto

El presidente destacó la fortaleza institucional tras la renuncia del vicepresidente Sendic.

Tabaré Vázquez por Arotxa
Tabaré Vázquez por Arotxa

Fue un año histórico. Pero totalmente olvidable para los frenteamplistas. Por primera vez en la historia del Uruguay un vicepresidente de la República debió renunciar a su cargo por estar inmerso en escándalos de mal manejo de fondos públicos y mentiras sobre un título de licenciado que nunca logró. A pesar de ello, el oficialismo logró superar la salida de Raúl Sendic del gobierno sin generar un desequilibrio institucional, y cerrar un 2017 más alentador de como inició.

Por eso, el presidente de la República, Tabaré Vázquez concluyó que el resultado del año que termina fue positivo, aunque no escondió las dificultades enfrentadas, y aspira a que en 2018 se apriete el acelerador para cumplir con el programa de gobierno obteniendo mejores resultados en la gestión de las aéreas prioritarias.

El mandatario se reunió con todo su gabinete ministerial, incluyendo los subsecretarios de las diferentes carteras, para compartir un asado en la Residencia Presidencial de Suárez y Reyes ayer al mediodía.

Según pudo saber El País, conversando con ocho de los participantes del almuerzo, el presidente dedicó poco más de 20 minutos a su discurso y luego le dio la palabra a su vicepresidenta, Lucia Topolansky. Las fuentes prefirieron no hacer declaraciones públicas porque explicaron que fue un "almuerzo de confraternidad" con el jefe de Estado.

En su discurso Vázquez dijo que durante todo el 2017 se obtuvieron "logros de gobierno muy importantes", pero al mismo tiempo no obvió que el Poder Ejecutivo tuvo que transitar "un año duro", dijo, que dificultó la tarea de gobernar.

"No hay antecedentes de una renuncia de un vicepresidente", dijo y aclaró que él nunca había visto antes que a una figura política se la ataque y "pegue" tanto como se lo "atacó" a Raúl Sendic, comentaron varios de los consultados.

Sin embargo, el presidente Vázquez destacó que su gobierno, y el Frente Amplio en general, logró superar el hecho y salir fortalecido. En ese sentido destacó que a pesar del hecho "sin precedentes en la historia" —dijo— "en ningún momento se puso en juego la institucionalidad del país", remarcó.

Prioridades.

A la hora de enumerar las prioridades para el año entrante no hubo grandes novedades. El presidente dijo que todos tienen muy claro cuál es la "ruta trazada" y solicitó que se ajusten al plan de gobierno para concretar la mayor cantidad de logros visibles para la ciudadanía.

Educación, infraestructura, seguridad y salud fueron los cuatro pilares claves enumerados por el presidente, comentaron a El País todas las fuentes consultadas en la tarde de ayer.

En cuanto a enseñanza el presidente pidió especial atención en lograr el desarrollo de la Universidad de la Educación, cuyo proyecto fue enviado al Parlamento. Este tema será conversado hoy en Suárez y Reyes cuando el presidente se reúna con toda la bancada legislativa.

Pero también pidió al Ministerio de Educación y Cultura (MEC) trabajar "fuertemente" en desarrollar la "Universidad del Mar"; un proyecto que le fue entregado por vecinos de Pirarajá, Lavalleja, semanas atrás cuando Vázquez visitó esa localidad con el Consejo de Ministros.

La ministra de Educación, María Julia Muñoz ya conformó un grupo de trabajo para desarrollar el tema y tener un programa concreto en los primeros meses del próximo año.

El mandatario reconoció los logros en seguridad y dijo que el país tiene un gran desafío en el tema de infraestructura. Sobre el tema de salud fue muy concreto. El presidente dijo que allí también existe un gran desafío con la nueva etapa de reformas que pretende implementar.

Pero fue claro al solicitar a su equipo "mejorar sustancialmente la gestión" de la salud pública, sin la necesidad de destinar "más plata". El mandatario considera que se puede hacer mucho más con los recursos que ya están destinados y por eso entiende que se debe mejorar la gestión de los servicios, señalaron a El País tres de las fuentes consultadas para este artículo.

Hasta el 2018.

A la salida de la reunión fueron solo dos los jerarcas de gobierno que accedieron a dialogar unos minutos con los medios de prensa.

El ministro de Transporte, Víctor Rossi, dijo que son varias las prioridades para el 2018, pero aclaró que su cartera tiene uno de los grandes desafíos: cumplir con los deberes en infraestructura para posibilitar la instalación de la segunda planta de celulosa de UPM. "Es público y notorio que nosotros tenemos que seguir trabajando en el reforzamiento del sistema de infraestructura", comentó el jerarca a la prensa.

El prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, fue otro de los que atendió a los medios desde su auto. El integrante del gabinete dijo que además de los temas laborales hay "todo un componente humano" del equipo de gobierno para despedir el año.

A su vez aclaró que se conversó sobre las prioridades centrales que el Poder Ejecutivo deberá enfrentar en el 2018. En ese sentido, el tema de la educación es el número uno de la lista de prioridades. Vázquez prometió en campaña "cambiar el ADN de la educación", y durante la reunión con ministros y subsecretarios volvió a repetir que se trabajará a fondo en el tema.

Consultado por los medios televisivos sobre si el balance del 2017 fue positivo, Roballo respondió: "Sí. Sí, sí, sí. Obtuvimos logros... Con las dificultades del caso pero hubo logros muy importantes en varios sentidos", declaró.

El presidente Vázquez informó a sus ministros que retomarán las reuniones de los Consejos de ministros en febrero, con una sesión especial en la Estancia de Anchorena, en Colonia. Allí sí programarán todas las tareas a desarrollar en el 2018. Un encuentro similar, que duró dos días, se realizó a inicio de este año.

Un año preelectoral y el futuro de los ministros

El presidente Tabaré Vázquez tiene un plan para el año preelectoral que comienza. Para él, la gestión de gobernar no se puede mezclar con la tarea electoral. Así lo marcó en su primer período (2005-2010), por lo que solicitó a sus ministros con aspiraciones presidenciales a renunciar al cargo, y así lo pretende hacer en el actual mandato como informó El País el 19 de noviembre de este año.

Sin embargo, ayer en la reunión con el gabinete ministerial dejó la puerta abierta a estudiar las diferentes situaciones caso a caso. Según comentaron los consultados por El País, aclaró que es totalmente legítimo tener aspiraciones. "Es lógico, natural y entendible" para pelear por el cuarto mandato, dijo, pero explicó que tendrán que analizar si es posible que los dirigentes puedan ocupar los dos roles.

"Hay que conversar", manifestó en el asado de Suárez y Reyes.

En declaraciones al Semanario Búsqueda publicadas ayer jueves, el presidente Vázquez dijo que a comienzos del año próximo hablará con sus ministros sobre el tema.

"En febrero quizás voy a hacer una reunión sí para ajustar el año 2018, que ya está planificado", dijo Vázquez y aclaró que las dos reuniones con sus compañeros de gabinete y de la bancada frenteamplista serán para despedir el año y hacer algunas "consideraciones políticas".

El equipo del presidente.

Figura clave

 Lucía Topolansky - Vicepresidenta de la República.

La senadora pasó a ser la "yunta" de Vázquez tras la salida de Raúl Sendic. La legisladora por el MPP hizo un breve discurso ayer en Suárez y Reyes luego de que el presidente Vázquez la destacara en su rol de nexo entre el Poder legislativo y el Poder Ejecutivo. "Ha sido un muy, muy buen trabajo", dijo el mandatario. La esposa de José Mujica dijo que es tiempo de cuidar mucho la unidad dentro del Frente Amplio y actuar con fraternidad.

Orejeando el mazo

Astori, Cosse, y Aguerre - Ministros.

El presidente dejó la puerta abierta para que aquellos integrantes del gabinete que tengan aspiraciones presidenciales no mezclen la tarea del Ejecutivo con el desempeño político de la campaña preelectoral. En ese sentido, fuentes del oficialismo señalaron que el ministro de Economía Astori, y la de Industria Cosse, evalúan su salida. También el de Ganadería Aguerre, pero por razones personales.

La fuerza política

Frente Amplio -Partido de Gobierno.

Vázquez se reunirá hoy con su bancada parlamentaria. Considera que se necesita seguir fortaleciendo la comunicación entre el Poder Ejecutivo y "la fuerza política" —como a él le gusta llamarle a su partido político — para tener un trabajo aceitado y poder acelerar la aprobación de proyectos clave. En lista de espera están el TLC con Chile, el impuesto a los militares, la reforma de la Caja Militar, y la Universidad de la Educación.

Confían en lograr TLC con Chile.

La concreción de los Tratados de Libre Comercio (TLC) para los gobiernos del Frente Amplio han sido un dolor de cabeza. El gobierno de Tabaré Vázquez tiene acordado uno con Chile que la bancada oficialista no ha querido avalar en el Parlamento. Sin embargo, el presidente Vázquez confía en que su partido político dé el visto bueno y se termine de concretar el acuerdo que explicó, es beneficioso para Uruguay.

En declaraciones al Semanario Búsqueda dijo que antes de viajar a Brasilia para participar de la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, conversó telefónicamente con el presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, con quien acordó hablar sobre el tema una vez asuma la Presidencia chilena.

Sin embargo, sí fue menos optimista con que se logre el TLC entre el Mercosur y la Unión Europea; una negociación que lleva más de 20 años y aun no se ha logrado el entendimiento.

"La veo un poco reticente a la Unión Europea. Tiene algunos países que no están dispuestos a avanzar en un acuerdo que toque los productos agropecuarios, la carne. Pero bueno, hay que seguir trabajando. Ahora, si no sale, la responsabilidad no es nuestra: el Mercosur llegó al límite que plantea la Organización Mundial del Comercio de liberar el 90% de los productos. Ahí está. Uruguay ya tenía pronta esa lista desde hacía años, Argentina hizo un gran esfuerzo y llegó, Brasil también. Bueno, ya está, era lo que pedía la Unión Europea, se lo dimos. Ahora hay dos elementos que son los que están trancando, la carne y el etanol. Y ahora la palabra la tiene la Unión Europea", dijo en la entrevista con Búsqueda.

El mandatario fue consultado sobre su presencia en un comité de base del frente Amplio; hecho que fue criticado por la oposición por entender que violaba la Constitución de la República.

Sin embargo Vázquez aclaró que a su entender no hizo nada fuera de lo establecido en la Carta Magna. "Dentro de la Constitución y la ley todo, fuera de ello nada. No infringí para nada la Constitución. La Constitución no le permite al presidente ser dirigente de una fuerza política: yo no lo soy", dijo.

También aclaró que su relación con el ministro de Economía, Danilo Astori, no se deterioró en absoluto a raíz de las diferencias que el jefe del equipo económico manifestó sobre el contenido del proyecto de ley de los cincuentones. "Tuvimos los mismos contactos, nos hablamos las veces que nos teníamos que hablar, personalmente, por teléfono. Tenemos una excelente relación", declaró Vázquez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)