DESINFORMACIÓN

¿Las vacunas no sirven contra la variante Delta?

Falso, las vacunas siguen siendo claves para el control de infecciones por la variante Delta.

Desde que surgió el brote del nuevo coronavirus COVID-19, se han lanzado en una carrera para desarrollar una vacuna. Foto: Reuters
Foto: Reuters

Este contenido forma parte del proyecto "Aliados contra la desinformación" apoyado por OPS/OMS y UNICEF para brindar información de calidad sobre las vacunas contra la COVID-19.

La variante Delta del coronavirus llegó a más de 100 países del mundo en poco tiempo y se advierte que será dominante en los próximos meses. Ante esto, surgió la duda sobre la efectividad de las vacunas actuales para enfrentar esta variante. Y con ello aparecieron quienes viralizaron información respecto a que las vacunas no sirven contra la variante Delta. Pero dicha afirmación es falsa.

Las vacunas siguen siendo claves para el control de infecciones por la variante Delta. De hecho, en las regiones con alta circulación de variante Delta, pero con buena cobertura de vacunación, los datos al momento son claros acerca de que el aumento de casos no se acompaña de un incremento en las muertes e internaciones; esto es, existe un desacople entre nuevos casos (aumentan) y enfermedad grave (no aumentan).

Esta es evidencia de que las vacunas siguen funcionando muy bien frente a las variantes del virus SARS-CoV-2 como la Delta para prevenir hospitalizaciones y muerte. Un estudio del Reino Unido asociado a la variante Delta mostró que la vacuna Pfizer tuvo una efectividad del 96% después de dos dosis para prevenir la hospitalización, lo que, según publicó el Wall Street Journal, significa que las personas no vacunadas en el estudio tenían más de 25 veces de probabilidades de ser hospitalizadas con Covid que una persona vacunada promedio.

Por el contrario, las hospitalizaciones sí están aumentando en los lugares con baja cobertura vacunal y la circulación principal es entre personas no vacunadas. De hecho, el rebrote de algunas regiones con Delta se ha llamado "la pandemia de los no vacunados" .

En el último mes el 99,2% de hospitalizaciones y fallecidos por COVID19 en Estados Unidos son personas no vacunadas.

Respecto de las vacunas, hay evidencia de que la vacuna Pfizer neutraliza con eficiencia a la variante Delta así como en otras variantes.

Un análisis de efectividad realizado por Reino Unido mostró que Pfizer es 96% efectiva para prevenir hospitalizaciones luego de la segunda dosis y la de AstraZeneca es 92% efectiva. Estos son datos de alta efectividad similares a la protección conferida frente a otras variantes.

Según datos extraídos del Ministerio de Salud de Gran Bretaña, si se compara la efectividad de la variante Alfa con la Delta, los resultados arrojan que tras una primera dosis, si bien en el caso de Alfa la protección a padecer una enfermedad sintomática es de 49% ante la variante Delta baja a 31%. Pero ya al tener las dos dosis la efectividad ante Alfa crece a 88% y ante Delta a 80%, lo que muestra gran resultado.

La protección frente a hospitalización sigue siendo muy alta también al hacer la comparación: tras la primera dosis 78% para Alfa y 75% para Delta y con dos dosis 92% para Alfa y 94% para Delta.

Datos de Canadá de 3 vacunas diferentes (Pfizer, Moderna y AstraZeneca) muestran también excelente efectividad para prevenir enfermedad sintomática sobretodo con el esquema vacunatorio completo.

En la India, bajo intensa circulación comunitaria Delta, en personal de salud, las vacunas mostraron gran capacidad de protección. Y en Israel el gobierno informó que las vacunas Pfizer presentaron una disminución en la efectividad para prevenir la infección (64%) y la enfermedad sintomática con respecto a la etapa previa a la introducción de variante Delta, aunque la protección frente a enfermedad severa y hospitalización sigue siendo muy alta con un 93%.

Con respecto a la efectividad de Sinovac, la información al respecto de su efectividad contra la variante Delta es escasa. Autoridades chinas han informado que sería menos robusta en comparación con otras variantes, aunque ofrecería protección, pero sin datos precisos. Por el momento faltan datos de efectividad con respecto a países del sudeste asiático que utilizaron Sinovac y que viven ahora gran impacto de variante Delta.

De todas formas la ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia y por ende, se necesitan estudios y datos para determinar estas interrogantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados