PATRIMONIO Y ARQUITECTURA

Denuncian que en dos años demolieron 21 edificios patrimoniales

Piden protección para casas hechas en siglo XIX.

El edificio que albergó la fábrica de alfombras Assimakos fue demolido sin permiso de la Intendencia en 2014. Foto: Basta de Demoler Montevideo
El edificio que albergó la fábrica de alfombras Assimakos fue demolido sin permiso de la Intendencia en 2014. Foto: Basta de Demoler Montevideo

En los últimos dos años fueron demolidos 21 edificios históricos de Montevideo, concebidos entre mediados del siglo XIX y principios del XX, según un análisis realizado por la organización no gubernamental Basta de Demoler Montevideo. Algunos tenían valor patrimonial reconocido y otros "no reconocido".

Cuatro inmuebles gozaban de protección patrimonial grado dos. Según la Comisión Especial Permanente de Ciudad Vieja, que responde a la Unidad de Protección del Patrimonio de la Intendencia de Montevideo, estos edificios pueden ser modificados "conservando o mejorando su relación con el ambiente y manteniendo sus elementos significativos".

Sin embargo, dos de ellos fueron demolidos en octubre del año pasado; estaban ubicados detrás del Palacio Estévez, en la intersección de las calles Florida y San José. Ambos se adquirieron para hacer un edificio de apartamentos y estacionamientos. La compra de padrones contiguos suele hacerse en los últimos tiempos para ganar lugar y así montar un edificio con mayor cantidad de metros cuadrados.

Lo mismo ocurrió en Convención y Canelones pero con tres padrones. Y en Treinta y Tres, entre Buenos Aires y Reconquista, se demolió otro edificio con grado dos de protección que, según la empresa que intervino, tenía daño estructural. Esto lo autorizó la Comisión Especial Permanente de Ciudad Vieja, a la cual la Unidad de Patrimonio de la Intendencia le da facultades para actuar.

En Río Negro entre Soriano y Canelones se destruyó una vivienda unifamiliar construida hacia fines del siglo XIX. Foto: Basta de Demoler Montevideo
En Río Negro entre Soriano y Canelones se destruyó una vivienda unifamiliar construida hacia fines del siglo XIX. Foto: Basta de Demoler Montevideo

"Estamos en un momento clave, que va a marcar un antes y un después. Podemos seguir demoliendo todo el patrimonio no reconocido que tenemos o podemos comenzar a reconocer y dar protección a esos edificios", indicó Erich Schaffner, fundador y director de la ONG que denuncia estas demoliciones desde 2011.

También fueron destruidas, entre otras, la Casa de los Atlantes en Magallanes y Constituyente, el Convento de las Hermanas Capuccinas en Minas y Guayabos y dos viviendas del siglo XX en Agraciada y García Morales.

Características.

En general, se trata de obras que fueron concebidas a mediados del siglo XIX y hasta 1940. Según un análisis de esta ONG, las construcciones comprenden un período "muy rico" de la historia del país. Había edificios de distintas corrientes artísticas: coloniales, neoclásicos, eclécticos, del art nouveau y art déco.

"Y abarcó todas las clases sociales: las familias ricas hacían sus palacios y la clase media también tenía arquitectura de calidad", comentó Schaffner.

Esta organización indica que la pérdida de estos edificios no reconocidos atenta también contra el turismo. "Cuando los visitantes se van de la ciudad, hablan de estos lugares", dijo Schaffner. La excusa técnica para proceder con las demoliciones en casos como los citados siempre es el riesgo estructural.

En Carlos Quijano 1281 esquina San José fue derrumbada una arquitectura de corte ecléctico. Foto: Basta de Demoler Montevideo
En Carlos Quijano 1281 esquina San José fue derrumbada una arquitectura de corte ecléctico. Foto: Basta de Demoler Montevideo

Una de las construcciones tiradas al piso que causó más impacto fue la antigua fábrica de alfombras Assimakos, ubicada en Avenida Italia y Mataojo, un proyecto y diseño de Jorge Caprario, que fue sustituido por una edificación que tenía permiso de construcción dado por el gobierno departamental pero nunca consiguió el permiso de demolición por parte del gobierno local o municipal, por lo cual la Intendencia aplicó una multa de 350 unidades reajustables a la empresa constructora, es decir 11.023 dólares. Esa fue la única sanción.

Otro emblema arquitectónico demolido fue la casona "encantada" art nouveau, situada en Bulevar España y Juan Paullier. "En este caso no se respetó la normativa. Siempre hay intereses económicos atrás que ablandan las normativas vigentes", aseguró.

Hubo casos en que la presión de esta ONG, sumada a la indignación popular, surtió efecto para evitar la demolición. En 2016, por ejemplo, se pretendía edificar una torre de apartamentos y derrumbar la fachada del histórico Cante Grill de Pocitos, diseñado por Humberto Pittamiglio, donde durante siete décadas funcionó una heladería y confitería. La Intendencia había tomado una medida cautelar que prohibía su demolición y buscó reuniones con los propietarios que aceptaron protegerla con un nuevo proyecto.

Casa Salvo será una escuela de gastronomía

La Casa Salvo, ubicada en 18 de Julio y Alejandro Beisso, será reciclada para transformarse en una Escuela de Gastronomía, confirmó a El País el alcalde del Municipio B, Carlos Varela.

La ONG "Basta de Demoler Montevideo" había divulgado días atrás una carta en la que advertía sobre una posible demolición ya que la empresa constructora había colocado un vallado.

"Construida hacia principios del siglo XX por el ilustre arquitecto Elzeario Boix —el mismo que participó en el diseño del Santuario Nacional del Sagrado Corazón de Jesús del Cerrito de la Victoria— se destaca por su extraordinaria fachada rematada por un singular mirador; dominando la atención del tramo y caracterizando el entorno", se dice en la carta en la que piden que no se permita la demolición. Hasta la tarde del viernes había sido firmada por 1.276 personas.

Según Varela, que recogió información de arquitectos con acceso a los permisos de construcción, las demoliciones son de los edificios linderos que hoy presentan algunas fisuras.

Sobre la fachada de la Casa Salvo "no está prevista su demolición", confirmó a El País el alcalde Carlos Varela.

Este nuevo lugar significará un tramo de la principal avenida de Montevideo que "estaba deprimida" y que apunta a ser recuperado en el mediano plazo, agregó el jerarca. Más allá de esta información, la organización Basta de Demoler Montevideo anuncia que no se quedará de brazos cruzados.

"Seguimos firmes con nuestra consigna de dar protección a la casa a fin de que no sea demolida en un futuro", manifestó Schaffner.

"Este tipo de obras son los pilares de nuestra identidad cultural y el principal atractivo de nuestra capital. En las últimas décadas se han demolido cientos de edificios de insustituible valor; un proceso de degradación irreversible que en los últimos años se ha propagado hacia zonas que no cuentan con inventarios de protección patrimonial", concluye la misiva de la ONG que empezó a trabajar en el año 2011.

Gestión.

Miembros de esta ONG le pidieron una especial protección a la Intendencia de Montevideo sobre obras de valor patrimonial "no reconocidas" situadas en la calle Canelones, que podrían atravesar la misma suerte. "Se están demoliendo muchas casas de mucho valor en los últimos años porque están empezando a tener un valor inmobiliario muy importante", dijo Schaffner.

Paralelamente, en la última semana la ONG realizó una postulación al Fondo de Monumentos Mundiales (WMF, por su sigla en inglés), que tiene un proyecto mediante el cual busca dar soporte técnico y económico a sitios que presentan un deterioro del patrimonio cultural.

En la calle Treinta y Tres 1282 esquina Buenos Aires se destruyó un antiguo edificio que tenía grado de protección 2.
En la calle Treinta y Tres 1282 esquina Buenos Aires se destruyó un antiguo edificio que tenía grado de protección 2.

Schaffner presentó una idea ante esta organización para declarar a Ciudad Vieja, Centro y parte de Cordón como sitio "patrimonial en riesgo".

Si esta organización le da soporte a Montevideo "estaría tomando una participación activa con nosotros, con la Intendencia y con los demás actores vinculados a la materia para desarrollar políticas que fomenten la protección de arquitecturas patrimoniales", señaló Schaffner.

Listado de demoliciones de inmuebles de valor patrimonial de Montevideo (2018)

1) Treinta y Tres 1282 esq Buenos Aires (padrón 4316) – edificio con grado de protección 2
2) San José 768 esq Florida (padrón 5707) – edificio con grado de protección 2
3) San José 784 esq Florida (padrón 5706) – edificio con grado de protección 2
4) San José 838 (padrón 430343 – padrón nuevo fusión de 3) – edificio con grado de protección 2
5) Convención 1129 esq San José (padrón 430343 – padrón nuevo fusión de 3)
6) Río Negro 8060 entre Soriano y Canelones (padrón 1222)
7) Carlos Quijano 1281 esq San José (padrón 117096)
8) Colonia 872 esq Andes (padrón 429953 – padrón nuevo fusión de 3) – Edificio de apartamentos y fachada lindera ~1910
9) Magallanes esq Constitutyente 1264 (padrón 1269) – “Casa de los Atlantes”
10) Minas 1383 esq Guayabos (padrón 1096) - “Convento de las Hnas. Capuccinas”
11) Av. Gral Flores 2151 esq. Isidoro de María (padrón 11868)
12) Av. Agraciada esq 2780. Dr. García Morales (padrón 430521) – 2 viviendas 1a década s.XX

Listado de demoliciones de inmuebles de valor patrimonial de Montevideo (2017)

1) Av. Agraciada 2800 esq. Salvador García Pintos (padrón 54661)
2) Av. Agraciada 5441 esq. Joaquín Suarez (padrón 5441)
3) Andes 1260 esq. Sorinao (padrón 429526)
4) Soriano 851 esq Andes (padrón 429526)
5) Convenicón 1191 esq. Canelones (padrón 429733 - padrón nuevo fusión de 3)
6) Convenicón 1185 esq. Canelones (padrón 429733 – padrón nuevo fusión de 3)
7) Canleones 892 esq. Convención (padrón 429733 – padrón nuevo fusión de 3)
8) Canelones 1227 esq. Carlos Quijano (padrón 8611)
9) Canelones 1635 esq. Minas (padrón 1472)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)