POLÉMICA EN MALDONADO

Conflicto por obras en la rambla de Punta Colorada

Los vecinos pidieron “reforzar” el paseo costero (que opinan debe incluir una peatonal y ciclovía) para que no sea una vía vehicular de alto tránsito.

La obra en la rambla de Punta Colorada continuará lo que ya se hizo en el tramo entre Punta Fría y San Francisco. Foto: Ricardo Figueredo
La obra en la rambla de Punta Colorada continuará lo que ya se hizo en el tramo entre Punta Fría y San Francisco. Foto: Ricardo Figueredo

La refacción de la rambla de Maldonado, entre Punta Colorada y Punta Negra, es un motivo de discordia entre los vecinos de la zona y la Intendencia departamental.

Desde la Comisión Fomento de Punta Colorada reclaman que se escuchen sus propuestas para mantener al lugar como un recinto natural. Mientras que, la comuna parte de la base que el plan supone “aggiornar” una zona que fue “abandonada durante años”, explicó a El País el director de Planeamiento de la intendencia Roberto Chiacchio.

Sobre la falta de diálogo que reclaman los vecinos, el jerarca respondió: “Nos piden para ver el proyecto y opinar. Si hacemos eso en todas las obras no haríamos nada, solo reuniones. Lo que estamos haciendo con Enrique Antía es ejecutar trabajos útiles para todos, y democratizar los espacios que son públicos”.

Los vecinos lo que pidieron es “reforzar” el paseo costero (que opinan debe incluir una peatonal y ciclovía) para que no sea una vía vehicular de alto tránsito. Esto implica que si se permite la circulación de autos sea en condiciones de baja velocidad, por ejemplo como sucede en Piriápolis. “Les propusimos hacer una prueba de un año y ver qué pasa”, contó Adriana Brena, presidenta de la comisión de Punta Colorada.

Las obras se iniciarán este mes, de acuerdo a lo que tiene proyectado el gobierno departamental. Para esto, continuarán lo que ya se hizo entre los balnearios Punta Fría y San Francisco, donde se trabajó en las dunas junto con el Ministerio de Medio Ambiente y según dijo Chiacchio ahora están “controladas y cuidadas”. “Las dunas se volaban, tapaban la ruta y no pasaban ómnibus, ni ambulancias, ni vecinos”, explicó. Por lo que calificó al plan ejecutado de “exitoso”.

En cuanto al trabajo de la rambla -entre Punta Fría y San Francisco- dijo que se amplió, pero sin tocar el lado costero. “Se utilizó un espacio muy generoso que estaba integrado a los jardines de los vecinos, pero ahora hicimos una bicisenda -que es básicamente de tres metros de carpeta asfáltica- y esa es una constante que vamos a trabajar en todo el departamento”, adelantó Chiacchio. Aseguró que se buscará priorizar a los más frágiles en el tránsito: ciclistas, peatones y personas en silla de ruedas.

El paso siguiente para la Intendencia de Maldonado es continuar con la refacción de la rambla -desde la rotonda en Punta Colorada hasta Punta Negra- justamente el tramo que más malestar genera entre los vecinos de la zona. Esto implica hacer nuevamente la calle, por la cual Chiacchio añadió “siempre circularon autos”. Sin embargo, los residentes de Punta Colorada prefieren dejar solo una senda de la rambla vehicular y que la otra quede para tránsito de peatón y ciclistas.

Les preocupa seguir aumentando el pavimento duro. También quieren proteger “las rocas que afloran en distintos puntos”, dijo Brena. Sobre esto, hay un acuerdo con la intendencia ya que las autoridades se comprometieron a “mantenerlas lo más posible”.

Según la representantes de los vecinos de Punta Colorada, “hay una tendencia a nivel mundial de mantener lo que son las zonas urbanas y patrimoniales turísticas sacando el automóvil y dando prioridad al peatón”.

En ese marco, consideró que con la infraestructura vial disponible no es necesario habilitar la circulación de alto tránsito en la rambla. De hecho, una de las principales preocupaciones tienen que ver con la velocidad establecida para ese tramo, donde se permiten hasta los 60 kilómetros por hora, incluso frente a la escuela.

Brena también se quejó de la nueva luminaria instalada. “Debería ser un alumbrado acorde. Porque el que pusieron en la rotonda del acceso es iluminación de ruta y cambia todo. La gente viene a descansar, a ver las estrellas. Queda toda la playa iluminada cuando no es la idea”, añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error