FESTIVAL DE ARTE CALLEJERO

Artistas colorearon muros abandonados de la ciudad

En la zona de Tres Cruces fueron intervenidas diez fachadas.

Catorce artistas de distintos colectivos se encuentran pintando coloridos murales en la zona de Tres Cruces. Foto: A. Colmegna
Catorce artistas de distintos colectivos se encuentran pintando coloridos murales en la zona de Tres Cruces. Foto: A. Colmegna

Pinceles, recipientes de pintura y artistas subidos a andamios con cascos y arneses. La imagen fue vista durante los últimos días por quienes recorrían las calles Cabildo, Miguelete, Acevedo Díaz y Nicaragua, en la zona de Tres Cruces. Allí, 14 artistas nacionales e internacionales pintaron 10 murales en simultáneo como parte de la segunda edición del Festival Casa Wang, que culminó ayer. "Entre los objetivos está el lograr que el arte se democratice, que gente que quizás nunca había visto cómo era el proceso de pintar murales, lo pueda hacer frente a su casa", explicó Mauricio Pereira, uno de los organizadores de la iniciativa.

Según cuenta, fueron varios los vecinos que se acercaron no solo a sacar fotos sino también a charlar con los artistas y a darles su opinión. "Pasaban y preguntaban qué estábamos haciendo; la mayoría halagó las obras y quería saber la historia detrás de los murales, aunque no faltó el que se quejó porque no le gustaba lo que estaban pintando; pero es subjetivo, es algo que decidió cada artista", dijo Pereira.

Foto: Ariel Colemgna
Foto: Ariel Colemgna

El colorido y las mujeres predominan entre los diseños de las obras, a pesar de que la temática era libre: una mujer embarazada (retrato de la esposa del artista que la pintó), otra arrojando luciérnagas de un frasco. Y en la fachada de la ex cárcel de Cabildo, el Colectivo Licuado decidió pintar una "pared humana" conformada por varias mujeres agarradas de las manos. Esa imagen no fue escogida al azar: antes de comenzar a pintar, los artistas del Colectivo se reunieron con un grupo de ex presas políticas que estuvieron recluidas en esa cárcel. A partir de sus historias y anécdotas, decidieron que el mejor homenaje que podían hacerles era retratarlas a ellas.

"Una de las cosas que nos dijeron fue que las salvó la unión y el apoyo que se daban entre ellas; que cuando una caía estaba la otra; eso fue lo que quisimos rescatar", explicó Florencia Durán, una de las integrantes del Colectivo Licuado.

Dentro de los murales se encuentra la ex cárcel de Cabildo. Foto: A. Colmegna
Dentro de los murales se encuentra la ex cárcel de Cabildo. Foto: A. Colmegna

Según dice, las mujeres le indicaron que no querían que hubiera identidades específicas, ya que durante los años que funcionó la cárcel, hubo más de 300 recluidas allí. "Pero a la vez nosotros queríamos que fueran ellas, por eso decidimos retratarlas de la mitad de la cara para abajo, que las que las conocen pueden llegar a identificarlas. Y también simboliza a todas las mujeres que estuvieron allí", explicó Durán. Y agregó: "Están agarradas de las manos como generando una barrera humana, mostrando esa unión a la que hacían referencia". "Hay como una cuestión simbólica: estas personas estaban de muros para adentro y ahora, unas décadas después, tenemos la posibilidad de revalorizar eso y sacarlas para afuera y que perduren del otro lado", dijo por su parte Mauricio Pereira.

Menos gris.

El Festival fue apoyado por la Intendencia de Montevideo, además del Municipio B, que proveyó parte de los materiales junto con la logística y los andamios.

"La idea era revalorizar esos espacios y embellecer muros que estaban deteriorados, a la vez que se valoriza el trabajo de estos artistas", dijo Christian Di Candia, prosecretario de la IMM. Explicó, asimismo, que se logró generar "un circuito de arte público, transformando el lugar en una zona de paseo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º