CORONAVIRUS

Pandemia también afecta salud de los adolescentes

Aumentó el sedentarismo y consumo de comida chatarra, según una encuesta realizada por docentes de la Clínica de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República.

Joven con un joystick. Foto: Shutterstock.
El confinamiento y distanciamiento afectó la calidad de vida de los adolescentes uruguayos. Foto: Shutterstock.

Los adolescentes uruguayos eran en su mayoría sedentarios antes de 2020. Pero la pandemia los afectó en su calidad de vida, entre otras cosas en lo que tiene que ver con la actividad física. El porcentaje de adolescentes activos previo a la cuarentena era de 31%, luego descendió a 20%. Y la inactividad pasó del 68% al 84%. Así lo describe una encuesta realizada por docentes de la Clínica de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, llamada “Efectos del confinamiento sobre los hábitos saludables de los adolescentes de Montevideo y Canelones durante la pandemia COVID-19”.

“Las actividades tienen que ver con el uso de tecnologías, como el juego de PC, el chateo, el celular en sí, con poco espacio para otras actividades sedentarias como puede ser, por ejemplo, la lectura”, contó a El País Gustavo Giachetto, director de la Clínica de Pediatría.

Tras encuestar a 465 jóvenes de entre 12 y 19 años, entre el 1° de junio y el 1° de julio, los estudiosos comprobaron la hipótesis: “La proporción de adolescentes que se declaran como sedentarios por el tipo de actividades que hacen ya era alta previamente, pero aumenta mucho durante el confinamiento”.

Otros datos recopilados tienen que ver con la alimentación. Otra vez, no son alentadores. “Si bien los chicos percibieron como un hecho positivo que el confinamiento permitió más comidas compartidas con la familia, los hábitos son complejos”. Solo 6% hizo un consumo adecuado de frutas, el mismo número para las verduras y un tercio para los lácteos. La enorme mayoría tomó bebidas azucaradas y comió comida rápida durante la cuarentena más estricta de marzo, abril y mayo.

Trasnochado

En cuanto al sueño, los adolescentes se durmieron tarde, pasadas las 12 de la noche. El problema principal fue el insomnio de conciliación -cuando en población infantil y jóvenes adultos el sueño demora unos 20 minutos en aparecer-. Otra vez, apareció la tecnología como causa principal. “El confinamiento favorece un ambiente no saludable, y para nosotros predispone al desarrollo de obesidad y riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles. Que además es uno de los principales problemas a nivel de salud pública en adultos en nuestro país”, explicó Giacheto.

Esta encuesta aparece en un momento en el que el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) está incorporando una zona de trabajo donde estarán representados los temas sociales. Y la adolescencia es una de las etapas que más desafíos propone.

ADEMÁS

“Los golpea en la pubertad”

“El costo de la pandemia lo pagamos todos”, dijo Ricardo Bernardi, psiquiatra que integra el GACH, consultado para esta nota. “Los más viejos nos tenemos que privar de compartir con nietos, familia, amigos. Pero a los adolescentes los golpea en la pubertad, les corta años de socialización, de formación de pareja”, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados