PARLAMENTO

Piden más licencia para las madres de niños prematuros

El proyecto de ley presentado por la diputada Roselló amplía para estos casos la licencia por maternidad de 14 a 18 semanas en el ámbito público y privado.

Diputada María Eugenia Roselló. Foto: Leonardo Mainé - Archivo El País
Diputada María Eugenia Roselló. Foto: Leonardo Mainé - Archivo El País

Un proyecto de ley, presentado por la diputada colorada María Eugenia Roselló, amplía la licencia por maternidad -de 14 a 18 semanas- para madres de niños prematuros que nazcan con un peso de 1,5 o menos kilogramos.

La iniciativa de tres artículos, que será presentada el próximo martes en bancada colorada, modifica las leyes que regulan los subsidios por maternidad tanto en el ámbito público como privado.

La llamada “ley Federica” se inspiró en un caso de trillizas (que nacieron el 23 de junio de 2019) y en especial en la más pequeña de ellas: una niña con ese nombre que pesó 580 gramos y recién pudo ser dada de alta a los cinco meses de estar internada en cuidados intensivos y pasar por varias dificultades de salud.

“Le puse ley Federica porque me inspiré en un testimonio de una mamá que tuvo trillizas. Quise colocarle ese nombre para hacer el caso más cercano”, señaló Roselló.

La diputada indicó que con las normas vigentes, las madres que pasan por este tipo de situaciones deben esperar que el pediatra de sus hijos convenza a un psiquiatra de certificarlas por licencia psiquiátrica para obtener más días para acompañar a sus bebés. “Realmente son muchos casos y queda todo registrado en la historia laboral del BPS”, explicó.

“Se nos planteó la posibilidad de poder extender estas licencias para estos casos excepcionales con el fin de que la madre pueda estar amparada en una norma y ocuparse de su bebé”, explicó Roselló.

En la justificación de motivos del proyecto, se establece que en los casos en que el recién nacido presenta bajo peso, complicaciones o enfermedades “la presencia de la madre es un factor clave para lograr una mayor sobrevida”.

Según datos del Ministerio de Salud, en 2019 los nacimientos prematuros (menos de 33 semanas de edad gestacional) fueron 893. “Estamos hablando de casos muy específicos y esto lo digo porque se puede llegar a plantear cuánto le va a costar al Estado. Al Estado le puede costar mucho más un niño que no se puede curar bien producto de la prematurez”, concluyó Roselló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados