PARTIDO COLORADO

Malestar con Talvi por el alquiler de sede de Ciudadanos

Los dirigentes consultados recuerdan que una de las últimas actividades a la que fueron invitados a la casa de dos plantas fue un asado a fines del año pasado.

Sede de Ciudadanos en Pocitos. Foto: Fernando Ponzetto
Sede de Ciudadanos en Pocitos. Foto: Fernando Ponzetto

Dirigentes de Ciudadanos no están de acuerdo con que el excanciller de la República Ernesto Talvi y su equipo de confianza sigan alquilando la casa que funciona como sede del sector colorado en Pocitos con fondos que, sostienen, fueron recaudados por todos durante la campaña electoral.

De acuerdo a las fuentes consultadas, en la residencia, en la que hasta el año pasado se reunían los equipos técnicos, hoy solo trabaja el economista y dos administrativos.

Dirigentes de Ciudadanos consideran que se trata de un gasto innecesario dado que la mayoría de las reuniones suelen ser en el Parlamento. Incluso advierten que “lugares no faltan” para reunir al sector y que perfectamente se podrían utilizar las instalaciones de la sede del Partido Colorado.

Un dirigente contó a El País que “la casa es un tema en la interna, así como lo de la plata” que se destina para su alquiler. En general, todos los consultados son partidarios en que es momento de sentarse a evaluar si es realmente necesario o no que el sector destine partidas económicas al alquiler de una casa, que entienden, poco se utiliza.

Si bien hay dirigentes que prefieren no hablar del tema, coinciden en que se le debe una explicación al sector, sobre todo por el costo del arrendamiento cuyo precio se desconoce a la interna de Ciudadanos.

Los colorados consultados recuerdan que una de las últimas actividades a la que fueron invitados a la casa de dos plantas fue un asado a fines del año pasado.

Silencio.

Los legisladores del sector poco saben sobre las actividades que hoy lleva adelante Talvi, quien a mediados del año pasado anunció mediante una carta su renuncia a la actividad política partidaria. Antes, había definido renunciar a su cargo como canciller de la República, tras una serie de diferencias con el presidente Luis Lacalle Pou. En aquel momento, el economista reconoció que sobrestimó su capacidad de adaptarse del quehacer académico al quehacer político. “Y aunque hoy creo entenderlo y en todo momento intenté hacer lo mejor, no es lo mío”, destacó.

En octubre, luego de que dirigentes de Ciudadanos anunciaran públicamente que estaban dispuestos a militar por su regreso a la actividad política, Talvi salió a aclarar que ratificaba en todos sus términos la decisión antes adoptada. Desde ese entonces no hizo más apariciones públicas e incluso los propios dirigentes colorados poco saben sobre él. Algunos, a distancia del sector, prefieren creer que su decisión, alguna vez, pueda ser revocada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados