ELECCIONES 2019

Lacalle Pou: "El Frente Amplio está más enamorado del poder que del prójimo"

El acto final del candidato nacionalista se desarrolló en Las Piedras, Canelones.

Luis Lacalle Pou en la noche de este miércoles en Las Piedras. Foto: Fernando Ponzetto
Luis Lacalle Pou en la noche de este miércoles en Las Piedras. Foto: Fernando Ponzetto

Este miércoles, el candidato presidencial del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, destacó en su acto de cierre en Las Piedras que siente que "el país está necesitando abrir una etapa", que "no se genera espontánea y masivamente", sino que "la alternancia que el Uruguay está por vivir en pocos días, empieza con chispazos". 

Enfatizó que el próximo domingo, Uruguay "toma una decisión vital, importantísima". "Estoy convencido que el Uruguay está un punto de inflexión, estoy convencido que estamos ante una cruz de caminos".

Agregó que el domingo 27 de octubre "va a quedar de un lado el Frente Amplio, que ha sembrado aislamiento, de alguna manera un gobierno de partido único, que va a ser incapaz de convencer a otros partidos para acompañarlo en una gestión de gobierno para hacer una mayoría"

"Del otro lado, se abre una inmensa oportunidad que nos tiene que encontrar a la altura de esas circunstancias. Del otro lado va a quedar una mayoría de senadores y diputados de los partidos de oposición", planteó. 

Señaló que "en campaña electoral, parece que el partido de gobierno, en la desesperación propia del que está más enamorado del poder que del prójimo, lamentablemente llegando a la campaña se desdice una y otra vez de lo que han hecho, y vale cualquier promesa aún sabiendo que no la van a cumplir con tal de quedarse en el poder".

"Claramente de un lado quedan aquellos que cuando hay un homicidio se pechan para ver qué nombre le ponen, disparan de la responsabilidad, no se hacen cargo, y los que desde este lado estamos ansiosos por ejercer legítimamente la autoridad para proteger a la gente que hace las cosas bien y castigar a la delincuencia", sostuvo Lacalle Pou.

Subrayó que el Frente Amplio "se va con desempleo, cierre de empresas, inflación, más deuda, más déficit, porque no hay plata que les alcance, porque al fin y al cabo lo que no hubo fue un respeto a los uruguayos que sostienen el Estado con sus impuestos y tarifas".

"De este lado, están los partidos de oposición que van a respetar cada peso que ustedes contribuyan al Estado y se lo van a devolver en servicios, que es la mejor manera de respetar su esfuerzo", aseguró. 

"Tenemos una ansiedad loca por llegar, trabajar, hacer el esfuerzo y mejorar la vida", enfatizó.

Lacalle Pou destacó que "esta etapa que se abre, que empieza, la empieza el pueblo, la gente, es una sensación que viene de abajo, que eventualmente la van a depositar en los políticos".

"Este es un mensaje que tenemos que asumir los que estamos acá arriba con mucha humildad: no somos tan importantes como para hacer cambiar la voluntad popular si se siente bien. Somos lo suficientemente importantes para que depositen arriba de nuestros hombros la voluntad popular que quiere y que necesita un cambio", enfatizó el candidato nacionalista. 

"La actividad política, como algunas otras, se tiene que juntar en un punto culminante, el domingo que viene, esa alternancia popular, con la preparación y la capacidad de un conjunto de dirigentes políticos. Eso es lo que uno tiene que saber medir, prepararse, actuar en consecuencia", dijo Lacalle Pou.

"Loli" Ponce de León, este miércoles en Las Piedras, acompañanado a su esposo, Lacalle Pou, que cerrará allí su campaña. Foto: Fernando Ponzetto
"Loli" Ponce de León, este miércoles en Las Piedras, acompañanado a su esposo, Lacalle Pou, que cerró allí su campaña. Foto: Fernando Ponzetto

"Quien realmente se dedica a la política, con los sensores intelectuales y afectivos abiertos seguramente le va a ser más simple ir sintonizando con las necesidades populares", agregó.

"Es una mujer con una energía, paciencia, temple, que ha dado gusto", le dijo el candidato nacionalista a su compañera de fórmula, Beatriz Argimón.

Señaló también que "claramente los tiempos que se vienen no es de un partido, es de muchos partidos. Es único en la historia nacional, vamos a sentirnos contentos y felices que podemos construir algo nuevo, totalmente distinto".

"Nadie puede pretender gobernar un país con tierra arrasada para atrás. Se han hecho cosas buenas desde que el Uruguay es país", sostuvo. 

"De mi equipo forman los que dicen 'es complejo, no es fácil, pero es posible y vamos poner todo para que así salga'", subrayó.

Además, apuntó contra las críticas del oficialismo que plantean que los partidos de oposición "no se van a poner de acuerdo", y señaló: "Si alguien está por apostar de que cuatro, cinco partidos de oposición no se van a poner de acuerdo, van a tener que pagar un asado, así que no apuesten porque vamos rumbo a eso".

En la misma línea, destacó que "los programas de la oposición están inundados de sentido común" y agregó: "Yo les diría que las dos cosas que hacen falta mayoritariamente en el gobierno que viene es sentido común y coraje".

Agregó que "con los otros cuatro candidatos de oposición que uno puede tener acuerdo" tiene una "muy buena relación política y sobre todo una muy buena relación personal, allí está el acuerdo".

"Ese acuerdo viene por la ola de alternancia de la gente" y redobló la apuesta: "Los uruguayos no nos van a perdonar que no nos pongamos de acuerdo. Es demasiado importante lo que tenemos por delante como para estar con egos y personalismos. Un baño de humildad para quienes queremos encabezar el proyecto".

"Estoy seguro que el presidente (Tabaré) Vázquez continuando una tradición nacional, nos va a facilitar la transición y nos va a generar y facilitar la transición, y nos va a dar  información", en referencia a que va a buscar realizar auditorías. 

"Desde hace más de 21 años, mi vida, mis pensamientos, mis sueños, no son los personales, son los sueños colectivos", comenzó diciendo visiblemente emocionado Lacalle Pou.

Luego agradeció a su equipo "enorme", y aquellos que dejaron su trabajo para incursionar en su campaña. 

Destacó también que "tender a la excelencia y el método es una forma de respetarlos a ustedes".

"La política no se entiende del todo sino se tiene el corazón abierto", dijo.

"En esta competencia electoral, que a veces se pone más nacional, quiero saludar a los militantes de otros partidos políticos que en este momento están defendiendo sus causas. Eso es un intangible que tenemos que cuidar", dijo. 

Hacia el final enfatizó que van a "sumar a los y las mejores de cada ámbito, no nos vamos a amputar a nadie". 

El candidato nacionalista estuvo escoltado por los senadores Álvaro Delgado, Luis Alberto Heber, Javier García, Jorge Larrañaga y el empresario y exprecandidato blanco Juan Sartori, así como por varios diputados y su futuro gabinete.

Luis Lacalle Pou, este miércoles en Las Piedras, ciudad que eligió para su cierre de campaña. Foto: Fernando Ponzetto
Luis Lacalle Pou, este miércoles en Las Piedras, ciudad que eligió para su cierre de campaña. Foto: Fernando Ponzetto

Lacalle Pou, que llegó al acto sobre las 19:00, antes de ingresar al estrado dedicó unos minutos para las selfies y los autógrafos con sus simpatizantes de todas las edades.

El candidato nacionalista subió al estrado de la mano de su esposa, Lorena Ponce de León, quien estuvo repartiendo listas más temprano en el Centro de Montevideo.

Argimón, que comenzó la oratoria, subrayó que presentan "un proyecto esperanzador" que va a "terminar con un gobierno encabezado" por el Partido Nacional. 

Destacó que con su compañero de fórmula tiene un "estilo de conducción moderno". "Luis (Lacalle Pou) conformó los equipos, fue a la búsqueda de los mejores, constituyó grupos de trabajo, e hizo recorrer a esos equipos el territorio nacional por ese relacionamiento fundamental que tiene que haber".  

"Luis ejerció sin lugar a dudas una planificación de lo que significa llevar adelante una campaña bien diferente, que obviamente nos habla a los nacionalistas, pero también le habla a otros ciudadanos", añadió. 

"En esta forma moderna de visualizar el futuro hizo una transformación en poco tiempo de este joven partido de 183 años, que pasó de identificarse con el orgullosamente blancos para pasar a entender que el 'es ahora' no significa un gobierno del Partido Nacional, sino un gobierno que nosotros vamos a encabezar, pero que tiene que ver con otros partidos", dijo Argimón. 

"Los nuevos tiempos vienen con un nuevo liderazgo, porque los nuevos tiempos hacen fundamentalmente y hablan de un compromiso hacia los más jóvenes", destacó. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)