Crisis en Venezuela

Iglesias apoyan a Uruguay y a México

El Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI) "celebra con expectativa la conferencia internacional promovida y auspiciada por los gobiernos de México y Uruguay.

Juan Guaidó se proclamó presidente encargado de Venezuela. Foto: Reuters
Juan Guaidó. Foto: Reuters

El presidente Tabaré Vázquez, al igual que su homólogo mexicano Andrés Manuel López Obrador, recibió una carta del CLAI en la que la organización celebra con expectativa la confirmación de la reunión de alto nivel sobre la situación en Venezuela que se realizará el jueves en Montevideo, al tiempo que acompaña la decisión de aplicar el principio jurídico internacional de no intervención y se pone a disposición para colaborar en un proceso de diálogo.

El Consejo Latinoamericano de Iglesias es una organización que nuclea a más de 100 iglesias nacionales —protestantes, reformadas, evangélicas, pentecostales, valdenses, metodistas, anglicanas, congregacionistas y otras— así como organismos ecuménicos en más de 20 países de América Latina y el Caribe.

La misiva sostiene que la organización sigue con gran preocupación el proceso político que vive el pueblo venezolano destacado que "en particular nos preocupa la situación suscitada desde el pasado 23 de enero en que un ciudadano (Juan Guaidó) se autoproclamó presidente interino de Venezuela precarizando la estabilidad de las instituciones republicanas, cuestionando la legitimidad del gobierno; a la vez que Estados de América y el mundo tomaron partido de uno u otro lado realizando manifestaciones y/o acciones por sobre la voz soberana del hermano pueblo de Venezuela".

El CLAI "celebra con expectativa la conferencia internacional promovida y auspiciada por los gobiernos de México y Uruguay (...) con la intención de sentar las bases para establecer un mecanismo de diálogo que con la inclusión y participación plena de todos los actores venezolanos, coadyuve a devolver la paz, la estabilidad y el desarrollo en el país".

La organización religiosa acompaña "la decisión de no intervención adoptada por los gobiernos de México y Uruguay, acción que decididamente contribuye al respeto entre los países y a la construcción de la paz con justicia en el mundo".

El CLAI se pone a disposición de México y Uruguay "para lo que podamos ser útiles en el proceso de diálogo y pedimos a Dios que guíe las acciones de vuestros gobiernos y les dé fortaleza y el discernimiento para la toma de decisiones".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados