ENTREVISTA

Gustavo Salle: “Es la peor campaña que vi, están para el muchacho lindo, sonriente”

El candidato que admitió haber ingresado “a dedo” a la Administración en pleno proceso dictatorial, se despachó contra el gobierno de Tabaré Vázquez, el expresidente José Mujica y cuestionó las negociaciones que mantiene el Poder Ejecutivo con la finlandesa UPM.

Gustavo Salle. Foto: Marcelo Bonjour
Gustavo Salle. Foto: Marcelo Bonjour

La muerte de su madre en enero lo llevó definitivamente a decidir ingresar en el terreno político de cara a las elecciones nacionales de octubre. El abogado penalista Gustavo Salle que encabeza hoy la fórmula del Partido Verde Animalista, recibió a El País en su despacho en Ciudad Vieja y señaló que está dispuesto a dar la batalla contra la corrupción y el asistencialismo.

El candidato que admitió haber ingresado “a dedo” a la Administración en pleno proceso dictatorial, se despachó contra el gobierno de Tabaré Vázquez, el expresidente José Mujica, el rol que ocupa hoy la oposición en campaña y cuestionó las negociaciones que mantiene el Poder Ejecutivo con la finlandesa UPM.

-Usted se manifiesta abiertamente en contra del “establishment”, ahora, ¿predica con lo que pregona?

-Absolutamente. Yo soy un individuo de clase media, la típica clase media que caracterizó al Uruguay en la década de los ‘40, ‘50 y ‘60. Lo que sucede en este momento es que para mantener ese estilo de vida, antes lo podía mantener una maestra y un empleado del comercio como fueron mis padres, en estos momentos hay que ser un profesional liberal y estar casado con una profesional liberal.

-“No voy a ser candidato a nada, no hay un interés oportunista de trepar”, dijo en 2017 en una entrevista con El País. ¿Qué lo hizo cambiar de opinión?

-La muerte de mi madre. El 15 de enero falleció mi madre, la enterré y cuando estaba bajando el cajón a la tierra, advertí la transitoriedad, lo efímero que es el pasaje de un ser humano por la faz de la tierra.

Ante la inmundicia que se está recreando en mi patria, no estuve dispuesto a morir como un viejo cobarde, estoy dispuesto a morir para dejarle un Uruguay mejor a mis tres nietos. El Uruguay que está construyendo el Fraude Amplio (Frente Amplio) es una inmundicia, es la corrupción, es el neocolonialismo, es el extractivismo y es la venta de la patria. No me puedo morir como un viejo cobarde.

-¿Cómo va a financiar su campaña política?

-No tenemos dinero ninguno. En estos momentos estamos financiándola los involucrados, amigos y parientes de los involucrados. No tenemos un peso. Pero eso nos da una gran libertad, no estamos condicionados. Cuando tu tenés partidos que gastan millones de dólares en la campaña es porque los están financiando las corporaciones, los están financiando los banqueros, y por lo tanto, esos políticos no son libres. Esos políticos van a la tribuna, y venden demagogia al pueblo y ya tienen comprometidas las políticas antipopulares con las corporaciones y banqueros.

-¿Puede poner ejemplos?

-El Partido Nacional, el Frente Amplio, el Partido Independiente y el Partido Colorado. Los cuatro que apoyan el contrato coimero y genocida de ROU-UPM. Un contrato de U$S 4.000 millones que normalmente, habida cuenta de la experiencia internacional de los organismos que investigan las corporaciones corruptoras, hay un 10% que se reparten coimas.

-No tiene dinero, entonces, ¿desde qué lugar realizará la campaña electoral?

-A pulmón, encadenándote a los pies del prócer en una noche fría. Desplazando al presidente de la República del acto, impidiéndole que mire a (José) Artigas a los ojos porque hacía 24 horas había actuado contra la patria y contra el ideario Artiguista violando el principio de no venderé el rico patrimonio de los orientales al bajo precio de la necesidad. No lo vendió, lo regaló. Y lo regaló en base a estímulos espurios, a la coima.

-¿Le consta eso?

-Y, acaba de coimear a la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) pero con dinero tuyo y mío. Con dinero de Rentas Generales. Pagó un dinero absolutamente indebido para premiar a los que hicieron los mandados, para que se instalara esta empresa corrupta. Me consta y ya lo denuncié. UPM es neocolonialismo extractivista, con lo que toda la vida el Fraude Amplio estuvo en contra, lo que generó la muerte de cantidad de militantes fraudeamplistas (sic) y que generó que elementos radicales mataran a policías y soldados.

Este proyecto fue el que llevó a los tupamaros en su momento a matar, a robar y a secuestrar, ahora cuando llegaron al poder, se pusieron del lado de los Estados Unidos, se pusieron del lado de las corporaciones. Vino (Julissa) Reynoso, se amigó bastante con el Pepe (José Mujica), chuparon y comieron juntos en el rancho de Varela y yo no sé si sobrios o ebrios trajeron el código inmoral, el nuevo Código del Proceso Penal.

Gustavo Salle y Marcelo Hospitale. Foto: Darwin Borrelli
Gustavo Salle y Marcelo Hospitale. Foto: Darwin Borrelli

-¿Cuáles considera que son hoy los principales problemas de preocupación de los uruguayos?

-Creo que tienen dos. El más importante de todos es que están aterrorizados. Los uruguayos están pasando mal, los uruguayos tienen miedo, por eso yo hablo de un terrorismo de Estado por parte de Vázquez al pueblo uruguayo. Vázquez tiene la obligación de tener al país en una situación de orden y tranquilidad, él no está cumpliendo eso.

-¿Y el segundo?

-El segundo punto es el económico. Claro, es la desesperación, porque todo esto del aumento del salario real es un manejo de carácter contable porque arrancan con la comparación del Uruguay en crisis.

-¿Y qué propuestas plantea para enfrentar ambos problemas?

-Primero, romper el modelo neocolonialista extractivista. El dinero que iban a utilizar para enriquecer a la oligarquía finlandesa y UPM, lo vamos a utilizar en la obra pública hidráulica más importante de la historia, vamos a estar a la altura de los romanos, con los acueductos. Los cauces de agua dulce del país no estarán contaminados, estarán sanos.

-¿Y qué propone al problema de la inseguridad?

-Tiene dos factores etiológicos fundamentales: la pobreza y el narcotráfico. El primer aspecto es atacar a los actores etiológicos económicos, pero el más importante que está totalmente descuidado es la educación. El otro día miraba un video en el que una madre lumpen increpaba soezmente a una maestra que se cubría y que tenía miedo a la golpiza. Vamos a ir a un proceso de deslumpenización (sic) del país.

-¿Cómo observa hoy la campaña electoral?

-Bajísima, politiquería pura y dura. Guarenguería, promesas falsas, la peor campaña que he visto. Están para la mentira burda, para el muchacho lindo, sonriente. Una cosa me tiene muy contento; la guita de (Juan) Sartori, me tiene contento sabés, porque los que antes utilizaban la guita para comprar votos y para incidir en campaña, hoy les llegó un nuevo rico.

-¿Les cambió las condiciones de juego?

-Y ahí al que hierro mata, hierro muere, y se están quejando, y me encanta. Lo que ofrece Sartori es una sarta de mentiras, no sabe nada de política, no sabe dónde está parado, no sabe lo que es el Uruguay pero es simpático y se ríe. ¿Sabés qué puede demostrar Sartori?, que la partidocracia en realidad es un mercado y que el voto y la conciencia es como una acción que cotiza en la bolsa de valores. ¿Y en el mercado sabés quién gana? El que tiene más dinero, así de claro.

Su visión sobre el rol que tiene la oposición

¿Identifica una ausencia de la oposición en denunciar las irregularidades cometidas durante la gestión del Frente Amplio?

-No, no. Cómplices, colaboracionistas, en algunos casos coautores, en el tema ROU-UPM son coautores del crimen. La piedra fundamental del tren de la infamia. Estaban (Victor) Rossi, secundado por (Carmelo) Vidalín y (Eber) da Rosa que son blancos. Que respaldaron a muerte. Sin Vidalín no había UPM.

-¿Usted coincide con Luis Lacalle Pou en que Vázquez está ausente en la gestión?


-No, no. Y te voy a explicar por qué no está debilitada.

Porque a Lacalle Pou yo no sé si lo rasco un poquito si no le encuentro la roja, azul y blanca en la piel. ¿Qué querés que te diga? Yo lo veo ahí, lo veo, mucho fraudeamplista tapado.

-¿Cuántos juicios tiene hoy contra miembros del gobierno?

-Y debo tener 20, 25, 30. El primer denunciante de Pluna. Cuando el Partido Nacional tenía directores en Pluna, cuando Tabaré Vázquez le palmoteaba la espalda a (Matías) Campiani, subiendo a los clavos de los Bombardier. Eran unos clavos de verdad. Y el tiempo y los hechos me dieron la razón. Cinco años más tarde denuncia el Partido Nacional como con lo de la Regasificadora, siempre el PN cinco años más tarde que yo. No tiene oposición esta gente, los blancos colaboran.

La ley de bancarización es “inconstitucional” e “inmoral”
Gustavo Salle. Foto: Archivo El País

-Se ha declarado abiertamente en contra de la obligatoriedad de la inclusión financiera. ¿Sigue teniendo la extensión de tarjeta de crédito de su esposa?

-Efectivamente, y porque la necesito, el otro día me quedé sin nafta en Pan de Azúcar y felizmente una persona me hizo la gauchada de pagar con la tarjeta a cambio de darle el efectivo cuando no tenía la extensión.

-Usted es hoy uno de los principales detractores de la obligatoriedad, ¿aún así utiliza tarjetas?

-No tengo más remedio. Yo no soy detractor de la bancarización voluntaria, yo soy detractor de un acto dictatorial, elitista y prebendario para favorecer a la oligarquía banquera. Mujica, el exguerrillero, el que integraba bandas para delinquir, el que le metió pentotal en las venas a Pascasio Báez, hasta matarlo en nombre de la reforma agraria y la nacionalización de la banca, fue el que nos bancarizó a prepo para que ganen los banqueros.

Pero además como si eso fuera poco, privatizaron el Banco República, de una privatización perversa que ningún partido tradicional se hubiera animado a hacer. Eso lo puede hacer el Fraude Amplio porque tiene la complicidad de la cúpula sindical corrupta del Pit-Cnt.

-No llegó a las firmas necesarias para habilitar una consulta popular para derogar la obligatoriedad. ¿Qué va a hacer ahora?


-Ahí (señala un montón de papeles) tenés un montón de firmas, tenemos aproximadamente 200.000, nos faltan 100.000 firmas.

Tenemos tiempo hasta el 25 de noviembre, voy a llegar a las firmas, voy a llegar al referéndum, si el pueblo uruguayo ama la libertad, voy a lograr que se establezca la reforma constitucional y el pueblo uruguayo va a eliminar esta ley que es inconstitucional, inmoral, que viola la libertad individual y viola el derecho a la propiedad privada. Volveremos a un Estado de derecho donde la persona decida bancarizarse o no.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)