UN RECONOCIMIENTO

El gobierno lanza plan para subsidiar unos 5.000 empleos

Destinará al menos US$ 15 millones; impulsa un fondo de garantía laboral.

Gobierno entregó una propuesta de prevención de conflictos. Foto: G. Pérez
Gobierno entregó una propuesta de prevención de conflictos. Foto: G. Pérez

El gobierno presentó ayer a empresas y sindicatos un paquete de medidas que apunta a facilitar la creación de unos 5.000 empleos, alentar la contratación de jóvenes y crear un fondo de garantía laboral (también llamado de "insolvencia patronal"). Este fondo apunta a que los trabajadores puedan cobrar los créditos a los que tengan derecho cuando una empresa cierra.

La presentación fue ayer en la tarde en el Ministerio de Trabajo. El ministro Ernesto Murro explicó a El País que el gobierno quiere "apurar el tranco" y que quiso consultar antes de emitir los decretos y propuestas legislativas necesarios para implementar este plan a las empresas y los sindicatos.

Por un lado, el gobierno propone redireccionar parte de los aportes que hoy hace el sector empresarial al Fondo de Reconversión Laboral al fondo de garantía que se propone crear, explicó Murro. Señaló que este tipo de fondos existe en la mayoría de los países desarrollados y siempre son financiados por el sector empresarial. La fórmula que impulsa el gobierno, asegura, no incrementa las cargas globales que debe afrontar el sector empresarial.

El ministro no quiso dar cifras pero El País supo que el fondo quedaría dotado en un año con US$ 2,5 millones. Fuentes al tanto explicaron que el aporte como porcentaje de los salarios que hacen las empresas pasaría de 0,125 a 0,100%. El 0,25% de rebaja en los aportes al Fondo de Reconversión Laboral iría al nuevo fondo de garantía laboral. Cada mes el Instituto Nacional de Empleo y Formación Empresarial (Inefop) recibe el dinero del fondo de reconversión. Actualmente capta US$ 1,25 millones mensuales de los trabajadores e idéntica cantidad del sector empresarial. El Estado dejó de entregarle recursos en 2015 y la deuda acumulada que ronda entre US$ 15 y US$ 20 millones se destinará a rebajar durante un año el 25% los aportes a la seguridad social de alrededor de 5.000 empleos con salarios de alrededor de $ 25.000. A su vez, el Estado volverá a aportar al Fondo de Reconversión Laboral con un 0,100% (dejó de hacerlo en 2015) y los aportes de los trabajadores pasarán de 0,125% a 0,100%. Las fuentes señalaron que el Inefop no perderá recursos porque al volver el Estado a aportar, ingresará alrededor de US$ 3 millones con los que financiar cursos de capacitación para los trabajadores que necesitan reconvertirse. Todas estas ideas se presentarán en un acto que se realizará hoy de mañana en la Cámara de Representantes.

En el Pit-Cnt, en términos generales, las propuestas del gobierno cayeron bien aunque fuentes de la central señalaron que se trató de "trazos gruesos" y que hay aspectos a definir como cuál será el organismo que administrará el fondo de garantías laborales, que podría ser el Banco de Previsión Social. También, señalaron las fuentes, habrá que definir con precisión la creación de qué tipo de empleos se alentará, porque se pretende un impacto lo más grande posible, por lo que los salarios de los beneficiados no podrían ser demasiado elevados ya que se cuenta con un monto limitado para subsidiar los aportes.

Murro informó que se propusieron una serie de ideas para mejorar la Ley de Empleo Juvenil, de forma de promover las pasantías estudiantiles remuneradas. También se apuntará a facilitar la formación dual de modo que los estudiantes puedan trabajar y continuar con sus estudios. Asimismo, se propondrá una serie de modificaciones para flexibilizar los contratos para determinados sectores y actividades zafrales.

Tregua en la OIT.

Murro comunicó también a sindicalistas y empresarios que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) no analizará este año la queja que las gremiales del sector privado presentaron contra el sistema de negociación colectiva uruguayo. Murro consideró que "esto es una buena noticia". A su vez, el ministro planteó que el gobierno quiere que la ronda de negociación salarial tripartita que abarca a 175 grupos comience cuanto antes. Algunas cámaras empresariales dijeron que no están todavía preparadas, pero de todas formas en la próxima semana comenzarán a trabajar algunos grupos de negociación.

Por otro lado, el gobierno presentó un mecanismo de prevención de conflictos laborales a consideración "para que ninguna de las partes pueda tomar medidas de conflicto colectivo sin antes generar una serie de ámbitos de negociación que sugerimos", dijo Murro. Esos pasos incluyen comunicaciones escritas y la propuesta supone también que deberán cumplirse determinados plazos obligatoriamente.

Si es necesario, PIT moderará su postura

El desempleo se ubicó en febrero en 9,3% bastante por encima del 8,2% del mismo mes de 2017. Es el mayor nivel de desempleo en 11 años. Por un lado, el gobierno está intentando una rápida aprobación de medidas que apuntan a mejorar el nivel de empleo. Y, por el otro, el Pit-Cnt se posicionará en la inminente ronda salarial dándole prioridad total a la preservación del empleo, dijo a El País el presidente de la central, Fernando Pereira.

"El trabajo es lo central para cualquier persona y por lo tanto el punto número uno de cualquier estrategia sindical. No hay sindicatos sin trabajadores y para que haya trabajadores tiene que haber trabajo. Sacarlo del número uno de nuestra preocupación sería siempre un error incluso en los momentos en que hay más trabajo", dijo el presidente de la central de los trabajadores, recientemente reelecto. "Habrá que analizar sector por sector. Habrá que tener moderación, viendo sector por sector, como la hubo en la ronda pasada. En la ronda pasada hubo sectores con mucha moderación", agregó. De todas formas, aseguró que mientras crezca la economía el Pit entiende que hay salarios que deben seguir subiendo. "Si tenés un sector que está pujante: ¿por qué vas a moderar el incremento salarial si todavía tenés 400.000 trabajadores que ganan menos de $ 20.000? Esos trabajadores son la prioridad del movimiento sindical. Esto lo debería reconocer la sociedad uruguaya. Hicimos un esfuerzo y no vamos a dejar de hacerlo", dijo. Los aumentos salariales van a depender de cómo se autoclasifiquen los sectores que negocian.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)