IMPACTOS DEL COVID-19

Cámaras empresariales preocupadas por negociación salarial

La confederación empresarial se reunió con la ministra de Economía, Azucena Arbeleche.

Pandemia: gobierno, empresarios y trabajadores ya mantuvieron reuniones en el marco del distanciamiento social por el COVID-19. Foto: Gerardo Pérez
Pandemia: gobierno, empresarios y trabajadores ya mantuvieron reuniones en el marco del distanciamiento social por el COVID-19. Foto: Gerardo Pérez

Con la crisis económica por la pandemia como telón de fondo, una delegación de la Confederación de Cámaras Empresariales -que representa a 27 gremiales- se reunió ayer con la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche, y con el subsecretario Alejandro Irastorza. Allí planteó la necesidad de reformas estructurales en el país, así como su preocupación por la “situación delicada de la economía” con un panorama complejo cuando el gobierno se apresta a proponer a empresarios y sindicatos una pauta de ajuste de sueldos por un período “puente” hasta convocar el año próximo a una nueva ronda de negociación.

El presidente de la confederación, Gerardo García Pintos, estuvo acompañado por otros miembros del consejo ejecutivo: Diego Balestra (industria), Diego O’Neill (construcción) y Juan Martínez (turismo). Y llevó varios documentos: uno presentado el año pasado sobre reformas estructurales (“hay que pasar la pandemia y apoyar a los sectores más afectados, pero también resolver los problemas estructurales del país como el peso del Estado, las tarifas públicas y la carga impositiva”, dijo a El País García Pintos), otro presentado en el Senado sobre el proyecto de ley de urgente consideración y un tercero donde se plantean propuestas concretas para bajar la tarifa del gasoil.

Sobre la mesa estuvo el tipo de cambio, la situación económica del país y las futuras pautas de la negociación salarial.

García Pintos dijo que la situación delicada de la economía debe ser considerada. “Nosotros dejamos planteada nuestra preocupación y hay coincidencia de que es imposible ajustar los salarios como se venía haciendo por razones obvias, por lo que está pasando”, dijo el empresario.

Explico que hay sectores con situaciones específicas y mecanismos a estudiar, pero la ministra no les dio detalles a los empresarios sobre la propuesta del gobierno. El sector turístico y otros de servicios como el gastronómico son los más afectados, según se analiza desde la confederación empresarial.

Los empresarios apoyan el período puente de adaptación a la negociación salarial. Martínez, presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, dijo a El País que esperan las directivas que anuncie el gobierno. “En base a eso vamos a ver cómo encasillarnos en negociar en cada área y estar abiertos en cada sector de actividad, porque son todos muy disímiles y variables. En el turismo, por ejemplo, la dificultad es muy grande y no estamos en condiciones de dar ajustes salariales, sino salvar el empleo y mantener lo más posible los puestos”, dijo Martínez.

A los empresarios les preocupa que la negociación salarial afecte la inflación futura y la competitividad. “Por eso hay que ver cómo se hace la desindexación porque la situación del mercado laboral es compleja, con mucha gente en el seguro de desempleo y empresas realmente en dificultades. Hay que ver qué pasa después que termine la pandemia”, afirmó García Pintos.

Pero la situación complicada en la economía no es nueva, recordó. “Hace tiempo que decimos que se venía perdiendo competitividad, que en Uruguay estaba caro para vivir y producir, que el atraso cambiario pegaba y que la inflación elevada hacía más complejo para competir internacionalmente. Si a eso le agregás dificultades de colocación de productos en el exterior, hay que tratar de pasar esta situación, apagar los incendios y resolver los problemas estructurales”, indicó el empresario.

García Pintos dijo que encontró “buen diálogo”. Martínez coincidió que vio “gran receptividad para escuchar y entender las situaciones”, así como “una claridad y firmeza hacia dónde van y una transparencia total en todo el proceder”. Y concluyó: “Hay confiabilidad de que van al menos en el mismo camino al que apunta el sector empresarial”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error