Publicidad

Bergara no pudo con la “polarización” y desistió de una candidatura que “ya no se justificaba”

La decisión “consensuada” reconoció que era imposible revertir tendencia y se optó por el apoyo a Orsi; el respaldo al exintendente canario se da, en parte, por la “falta de afinidad” con sectores detrás de Cosse.

Compartir esta noticia
Conferencia del Frente Amplio
El senador Bergara desistió de su precandidatura en la interna del FA aunque desde su entorno aseguran que se consolidó el espacio.
Foto: Archivo El País

El sábado pasado el clima obligó al Frente Amplio (FA) a suspender un acto conjunto que tenía programado en El Pinar. El sorteo previo indicaba que Mario Bergara cerraría la parte oratoria, algo que a raíz de los movimientos, intercambios y decisiones de las últimas horas no se dará.

“En una definición consensuada” con los sectores que lo respaldaban Bergara resolvió retirar su precandidatura a la Presidencia. El Partido Demócrata Cristiano (PDC), fundador del FA y hasta ahora uno de los principales impulsores de la postulación del senador, consideró este lunes que era mejor desistir. “Los números indican una polarización cada vez mayor y la imposibilidad, en ese escenario, de un crecimiento”, aseguró a El País Jorge Rodríguez, referente del PDC y coordinador político de la campaña de Bergara. “No se justificaba mantener la candidatura”, apuntó en relación al bajo porcentaje que auguran todas las encuestas.

Al mismo tiempo, se consideró que a seis meses de presentada su postulación el objetivo de consolidar una “tercera línea” visible en el Frente Amplio, al margen de las dos grandes corrientes internas -El Movimiento de Participación Popular (MPP) y el Partido Comunista-, se cumplió.

El desenlace era previsible. Bergara no logró terciar en la disputa entre Yamandú Orsi y Carolina Cosse, y con el paso de las semanas su intención de voto se fue diluyendo. La última encuesta de Opción, difundida este lunes en Canal 4, lo ubicó en un magro 4%, algo que, según afirmaron dirigentes cercanos, precipitó una definición que era analizada desde las últimas semanas.

El escenario que reflejan las encuestas indica que Cosse y Orsi concentran el 90% de la intención de voto de los frentistas que se muestran convencidos de votar en las internas del 30 de junio.

“Es un dato de la realidad”, había apuntado más temprano el senador José Carlos Mahía (AU). Una realidad que indica que las opciones hace tiempo que estaban entre Orsi y Cosse y que, según el legislador, no se pueden ignorar.

Asamblea Uruguay había ratificado el mes pasado su apoyo a Bergara, pero otorgó libertad a sus departamentales para militar por otro candidato. Y la opción de varias fue, precisamente, hacia Orsi.

Semanas atrás los sectores Plataforma y Magnolia ya habían desistido del respaldo a Bergara para apoyar a Orsi.

El retiro de la candidatura fue aprobado por unanimidad ayer por el consejo político de Convocatoria Seregnista-Progresistas, el conglomerado nucleado en torno a la figura de Bergara, que a última hora debió explicarle la decisión a su “núcleo duro” en Fuerza Renovadora, en donde hubo un fuerte reclamo de seguir.

Carolina Cosse, Yamandú Orsi y Mario Bergara
Carolina Cosse, Yamandú Orsi y Mario Bergara
Foto: Estefanía Leal

El apoyo

La opción por Orsi -que será oficializada en las próximas horas- y no por Cosse responde a una serie de factores.

Rodríguez explicó que se trata de un acuerdo de “coincidencias” que, ahora, se buscará ratificar desde el punto de vista programático. En primer lugar, destacó que el MPP, al igual que Seregnistas, votaron juntos en “absolutamente todos los temas” en el reciente congreso que definió las bases programáticas del Frente Amplio. Otro punto fue el apoyo común al “diálogo social” para reformar el sistema jubilatorio y su oposición al plebiscito que promueven el Pit-Cnt y varios sectores que respaldan a Cosse. Y, también, la apuesta común de Bergara y Orsi en contra de ahondar con la “grieta” en el sistema político y en la sociedad uruguaya.

Por oposición, Rodríguez afirmó que tienen la “mejor relación personal” con Cosse, aunque reconoció que carecen de cualquier “afinidad” con los grupos políticos que están detrás de la precandidatura de la intendenta capitalina.

En el MPP el potencial respaldo de Bergara es leído como un factor necesario para “ensanchar aún más” la base electoral del exintendente de Canelones.

El desafío para el espacio socialdemócrata ahora será, ya sin una precandidatura propia, preservar el “tercer espacio” ideológico en el Frente Amplio que Bergara se preocupaba en resaltar. La intención es que el sector permanezca unido en el respaldo a Orsi pero como espacio diferenciado en las elecciones nacionales de octubre.

Por otra parte, las negociaciones políticas de las últimas semanas tuvieron como factor agregado un nuevo escenario para Bergara en la carrera electoral: la posibilidad de ser candidato a la Intendencia de Montevideo por el Frente Amplio en 2025.

Orsi definió a Bergara como un “imprescindible, esté donde esté”. El exintendente de Canelones valoró la “tradición seregnista” del senador y de un conglomerado. Visualizando ya la confirmación del acuerdo, Orsi apeló a conceptos propios de Bergara afirmando que el astorismo es un espacio vital para que el Frente Amplio gane y logre un buen gobierno.

 Carolina Cosse, precandidata a la presidencia por el Frente Amplio
Carolina Cosse, precandidata a la Presidencia por el Frente Amplio
Foto: Archivo El País
Además

Cosse “respeta” y en su comando comienzan a evaluar impactos

La eventual adhesión de Bergara a Orsi fue recibida con escepticismo en el entorno de Carolina Cosse, que ven cómo puede afectar electoralmente en votos.

“Si hubiera sido antes, podría haber tenido más incidencia”, aseguró a El País un dirigente del entorno cercano a la intendenta de Montevideo.

También se duda de la deriva que puedan tener los votos de Bergara sin su candidatura. Entre los allegados a Cosse se afirmó que el pasaje no será lineal y sostuvieron que el de Bergara es un voto eminentemente “capitalino”, similar al de Cosse.

Consultada ayer por Canal 5, la precandidata -que figura segunda en las encuestas- optó por la prudencia. “Cuando Mario aceptó la proclamación entendió que era una forma de aportar al crecimiento del Frente Amplio. Ahora, él y su sector definieron que la mejor forma de aportar es otra. Y eso, lo respeto”, dijo y agregó: “Espero que sigamos haciendo crecer al Frente Amplio, no para ganar sino para gobernar muy bien”, concluyó.

El presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, desligó a la coalición de izquierda de la decisión de Bergara. “El Frente no tiene nada que opinar sobre esta decisión”, afirmó Pereira. El objetivo, remarcó, es que toda la fuerza política realice una “gran elección interna”, con el objetivo de llegar a los 400 mil votos y superar así el magro registro de 2019. En esa instancia, el Frente Amplio apenas pudo llegar a los 255 mil sufragios, en una interna que consagró a Daniel Martínez y en la que Bergara también compitió. El hoy senador resultó último entre cuatro postulantes, con 9% de los votos.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad