DICE QUE LOS AUDIOS SON FORZADOS

Caso María: peritos españoles no pueden determinar abuso y violencia hacia la niña

Los peritos del juzgado de Lleiva presentaron un informe en el que cuestionan las pericias realizadas en Uruguay y los audios proporcionados por la madre. 

Caso María
Caso María

El informe final de los peritos españoles que llevan adelante la causa judicial de lo que en Uruguay se conoció como el "Caso María"  no pudieron determinar abuso sexual por parte del padre a la niña ni tampoco violencia hacia la madre.  Además, cuestionaron los informes psicológicos que la defensa de la madre presentó para denunciar el presunto abuso sexual del padre a la niña según difundió este jueves Telemundo. 

Según el informe al que accedió el informativo se realizaron varias entrevistas por separado a los tres involucrados: madre, niña y también al  padre, todos ya en España y varios test psicológicos individuales. También tuvieron en cuenta las instancias judiciales en  Uruguay y los audios y videos proporcionados por la madre. Según el informe del Juzgado de Lleida "el relato de la madre no es compatible con el de violencia de género sí que sería el relato de una relación disfuncional en la pareja donde la responsabilidad del malestar recae en los dos".

"No existe relato de hechos abusivos hacia la niña por lo tanto no se puede determinar la presencia o ausencia de la situación abusiva denunciada". Recomienda también que en caso de fallar a favor del padre, faciliten la reconstrucción del vínculo con él. 

Los peritos españoles descartaron los informes psicológicos privados que la madre de María había presentado para denunciar el supuesto abuso sexual. "No son informes que se puedan tener en cuenta en un ámbito forense pericial. Son fruto de psicoterapia y no respetan los principios básicos de cualquier pericial psicológica: captación y rigor técnico. Imparcialidad y honestidad en el planteamiento de diferentes hipótesis”. Los especialistas españoles entendieron que en esas instancias hubo clara interferencia de la madre en el relato de la niña y que no se tuvo conciencia del trauma psicológico que esa repetición del relato le puede causar. 

Los peritos también cuestionaron las grabaciones de audio.  “Se entienden como interpretaciones forzadas de lo que dice la niña a partir del convencimiento de la madre de que los hechos abusivos han sucedido. De la misma manera, la madre obvia otras manifestaciones en las que la niña afirma echar de menos a su padre, desmiente que le hiciese tocamientos… Así como otras manifestaciones favorables al padre o que dan a entender que la niña no sabe muy bien de qué habla la madre y no entiende sus preguntas”.

Telemundo confirma que las partes recibieron este informe ayer y podrán presentar sus alegatos en una semana. 

María y su hija de entonces cuatro años vivían en España. En abril de 2017 ellas vinieron de vacaciones a Uruguay (con la autorización del padre) pero no volvieron. María denunció las dos  habían sido víctimas de violencia. También acusó al padre de abusar sexualmente de su hija. Según su relato, la niña realizó dibujos y contó situaciones que la hicieron dudar y que luego, al llevarla ante una psicóloga, le confirmaron sus sospechas. Informes privados de psicólogos uruguayos indicaron que veían indicadores de abuso sexual por parte del padre. Desde España, el padre solicitó la restitución de la niña y comenzó un proceso judicial en Uruguay. En una primera instancia, un Tribunal de Apelaciones ordenó que la pequeña debía volver, la defensa de la madre  recurrió ante la Suprema Corte de Justicia que suspendió la vuelta a España. Finalmente la Justicia uruguaya dispuso  en junio de este año que María y su hija regresaran a España para comenzar el proceso judicial allá. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos