QUINQUENIO

UdelaR advierte por “congelamiento del presupuesto universitario”

Según el rector de la universidad pública, Rodrigo Arim, “el congelamiento del presupuesto universitario pone en riesgo el plan de crecimiento universitario”.

En la primera sesión del Consejo Directivo Central de la UdelaR, el organismo priorizó la discusión de la LUC. Foto: Gerardo Pérez
Universidad de la República. Foto: Gerardo Pérez

La Universidad de la República preveía un aumento del 49% de su línea base presupuestal, de manera escalonada, hasta finalizar el quinquenio. Pero en su proyecto de ley, el Poder Ejecutivo no establece incremento alguno. Y según el rector de la universidad pública, Rodrigo Arim, “no son buenas noticias… el congelamiento del presupuesto universitario pone en riesgo el plan de crecimiento universitario”.

En la noche del lunes, cuando en el Parlamento se terminaban de acomodar las cajas que llevaban el proyecto de ley de Presupuesto, el “caso UdelaR” se adueñó de la conversación en Twitter (una red que suele nuclear a público universitario). Y lo más comentado era que la Universidad no recibiría un incremento.

Un estudio más fino, realizado ayer ante el Consejo Directivo Central (por parte de asesores jurídicos y de presupuesto de la UdelaR), muestra que, más allá de las asignaciones presupuestales, el ente podría verse afectado por las derogaciones del articulado.

Ocurre que, en la Rendición de Cuentas de 2017, por iniciativa del legislador Eduardo Rubio (UP), se le quitó a la cerveza un tercio del subsidio y ese dinero era destinado al Hospital de Clínicas. Este hospital universitario conlleva la quinta parte de todo el presupuesto de la UdelaR. Ese dinero ya no saldrá del subsidio, aunque el Ejecutivo se comprometió a financiar obras hospitalarias dentro de la línea base.

En esa misma línea, los asesores jurídicos entienden que el proyecto de Presupuesto fija más controles del gasto, no así de la eficacia, incluso pudiendo dejar en jaque al Legislativo y tratándose de una inconstitucionalidad (artículo 7). Y aunque la UdelaR no tendrá que recortar su presupuesto, el análisis “por arriba” que realizó ayer el Consejo Directivo Central da a entender que “difícilmente” la Universidad pueda cumplir con la ampliación de las carreras en el interior del país (donde reside la séptima parte de su alumnado), ni dar comienzo a las formaciones nuevas ni financiar los nuevos ingresos al régimen de dedicación total (docentes full time que, además de la enseñanza, hacen extensión e investigación).

Arim, en su intervención ante el CDC, se preguntó: “¿Por qué la Universidad de la República no puede servir donaciones especiales como las privadas y la ANEP?” Y se respondió: “No hay más explicación que la discriminación”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados