FALSIFICACIÓN DE FIRMA

La Corte analizará una sanción a Michelle Suárez

Informe pericial es contundente: Suárez falsificó firma en juicio.

Michelle Suárez. Foto: Francisco Flores
Michelle Suárez. Foto: Francisco Flores

El juez de Atlántida, Marcos Seijas, citó a la senadora suplente Michelle Suárez a una audiencia el próximo martes donde testificará sobre la falsificación de firmas en un juicio por la patria potestad de una niña comenzado en 2014.

En caso de ser procesada ese día por un eventual delito de falsificación de firmas, Suárez quedará inhabilitada para ejercer la abogacía. La Corte, que oficia de "policía de profesiones", analizará una sanción.

Según informó el Poder Judicial, el juez Seijas recibió el viernes 8 un informe de los peritos calígrafos, Gabriela March y Carlos Peña, donde se desprende que las firmas atribuidas a la abogada de la madre de la niña, Rosario Sánchez, en el expediente en que se tramita la patria potestad son falsificadas. "La obra gráfica (falsificación) se le atribuye a la doctora Michelle Suárez", dice el comunicado. Enseguida agrega: "Las firmas atribuidas a los padres de la niña respecto de la cual se debate la patria potestad son apócrifas. El magistrado penal incorporó a la causa el informe pericial".

Decisión.

El Partido Comunista le pidió la renuncia a la senadora suplente Michelle Suárez, dijo su secretario general, Juan Castillo. "(El fallo) Es doblemente impactante. Habíamos seguido con mucha reserva y con mucha preocupación todas las denuncias, y decíamos continuamente que íbamos a estar sujetos a lo que la Justicia resolviera", señaló Castillo.

Afirmó que el fallo de los peritos "es contundente" y agregó que, desde el punto de vista del PCU, no hay dos lecturas, por lo tanto "se está procesando la firma de parte de la compañera de la renuncia a su banca" en el Senado. "Como ella vive en el interior, salió una delegación a buscar a mano esa renuncia" para entregársela a la vicepresidente Lucía Topolansky.

El caso.

El juicio por la patria potestad de una niña de 6 años comenzó en 2014. En ese entonces, el padre reclamaba visitas a su hija cuando se enteró que había renunciado a la patria potestad. Lo avalaba su firma en un documento judicial. Sin embargo, el hombre denunció que esa firma había sido falsificada y que él no había dado ese consentimiento. Su abogada era Suárez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos

º