Publicidad

GraduaDocentes: clases de apoyo solidario para los estudiantes de secundaria

clases virtuales

Educación

El proyecto es impulsado por Agustin Pennino; surgió con el objetivo de evitar deserciones y brindar ayuda entre pares.

Privacidad y seguridad en las clases

El proyecto se establece exclusivamente de manera virtual. Además de acompasarse con el contexto actual dictado por la pandemia por coronavirus, es una forma de preservar la propia seguridad física de los participantes. El sistema funciona con una base de contactos privada, a la que solo su creador, Agustín Pennino, tiene acceso.

“Certificar las identidades es una forma de evitar miedos, más allá de que hay quienes consideren una burocracia tener que mandar certificados”, explica y subraya: “La seguridad es para ambos, pero sobre todo para los alumnos. Los usuarios son menores de edad y certificar las identidades es muy importante”.

Más allá del tema de preservar la identidad, hay una guía muy específica y puntual de lo que se no se puede hacer.

“Durante las clases está prohibido brindar datos personales; es una reunión para que el estudiante hable de sus dificultades en cierto curso y el GraduaDocente lo ayude. Se le puede preguntar qué orientación cursa o en qué liceo, por ejemplo, pero no en qué turno ni nada de eso. No se comparten entre ambos datos como ubicación, con quién vive, teléfonos, redes sociales o correos electrónicos”, enfatiza su creador.

Si esto se infringe por alguna de las partes, se pide que de forma inmediata salgan de la clase y se comuniquen al mismo mail en el que se registraron, esta vez con el asunto “denuncia”, explicando lo sucedido para que se aparte del proyecto a quien se salió de lo pautado.

Afortunadamente, en las primeras tres semanas de funcionamiento del proyecto no hubo ningún tipo de reporte de este tipo.

Sin fines de lucro y sin respaldo

La idea, diagramación, puesta en marcha y control de todo el proyecto está a cargo de Agustín Pennino, estudiante de la Universidad de la República y no cuenta con el apoyo de ninguna institución.

GraduaDocentes no tiene fines de lucro por lo que no se saldrá a vender a ninguna empresa privada; el único caso en el que podría intervenir una organización para apoyar sería si se tratase de algún tipo de área relacionada a la educación del gobierno nacional o departamental”, asegura a El País.

Con algún respaldo de esta naturaleza el proyecto lograría mayor alcance y carácter oficial.

Desde su creación hace tres semanas, GraduaDocentes llega a unas 50 personas entre docentes y usuarios. Las materias con más asistentes disponibles son lengua, derecho y matemáticas; las que tienen más demanda son matemáticas, química y física.

Más información disponible al correo [email protected]

Publicidad