Innovación

Uruguayo lidera plataforma de blockchain que certifica carnes premium en Perú

Yonathan Lapchik es CEO de la empresa de Silicon Valley Citizens Reserve, que llevó su app Suku al supermercado Wong, que pertenece al grupo Cencosud 

Yonathan Lapchik, CEO de Citizens Reserve
Yonathan Lapchik. El CEO de Citizens Reserve busca que su producto se transforme en el "certificador global de productos". (Foto: Francisco Flores)

¿Quién es el productor? ¿El ganado fue criado a pasto?, ¿tiene todas las vacunas? ¿El corte siguió estrictamente la cadena de frío? ¿El envase nunca fue abierto? Respuestas a estas y otras preguntas sobre la trazabilidad de los cortes de carne premium del supermercado peruano Wong (que pertenece a la cadena latinoamericana Cencosud) las brinda la plataforma Suku, creada por la empresa Citizens Reserve con sede en Silicon Valley y oficinas en Miami, Atlanta e India, y que tiene al frente al uruguayo Yonathan Lapchik.

Al escanear el código QR impreso en los envases de los cortes usando la app Suku (Android e iOS), se accede a información de varias fases de la producción que va desde cómo se alimentó el ganado hasta cuándo llegó el corte al supermercado.

¿El diferencial de Suku? Fue desarrollada completamente con tecnología blockchain que asegura la transparencia y la inmutabilidad de la información que allí se registra, remarcó Lapchik, quien es ingeniero en computación y llegó a la compañía en 2018.

Suku
Suku. La aplicación permite conocer la trazabilidad de los cortes de carne Wong Premium en Perú. 

El desarrollo del producto insumió unos dos años y el 25 de noviembre pasado se implementó por primera vez en el supermercado tras cerrar un acuerdo con la cadena Cencosud. Está disponible en los 20 cortes con marca Wong Premium en las 20 tiendas que posee la cadena en Perú que implica más de 7.000 unidades.

El objetivo, según Lapchik, es darle un valor agregado al producto, garantizar que su producción y elaboración respeta las mejores prácticas, sobre todo para «atender un mercado creciente de consumidores conscientes que hoy supera el billón de dólares».

Está disponible en los 20 cortes con marca Wong Premium en las 20 tiendas que posee la cadena en Perú, eso se traduce en más de 7.000 unidades.

La información se carga automáticamente en cada etapa del corte cárnico e incluye datos que van desde si el ganado se alimentó solo con pasturas, si recibió las vacunas y quién es el profesional responsable de administrarlas, los certificados de buenas prácticas, si se respetó las cadenas de frío y hasta en qué fecha llegó el corte al supermercado. «Pedimos confirmación a todos los jugadores de que el dato ingresado es real o utilizamos tecnología. Por ejemplo, cuando el veterinario vacuna el ganado sube la información y el certificado a la cadena. Con tecnología RFID se puede hacer seguimiento del ganado en el campo para ver si se movió solo dentro de un espacio con pasturas y hasta se puede sacar una foto. También se puede saber si el envase se abrió, si estuvo siempre en la cadena de frío», aseguró.

Los consumidores, por su parte, pueden dejar reseñas y hasta dar «reconocimientos» al productor en forma de tokens Suku (criptomonedas) que luego se utilizan para comprar productos u obtener dinero en los exchanges (mercados para intercambiar criptomonedas).

Implementar Suku en la cadena cárnica es solo el principio. La empresa ya tiene proyectado llevar su tecnología a más sectores que requieran certificación y transparencia, que además de alimentos, implica muebles, zapatos, relojes, joyas, etcétera. Asimismo, como el acuerdo es con el grupo chileno Cencosud -que además de Wong posee otras cadenas de supermercados en Argentina, Colombia, Chile, Brasil y Colombia (Jumbo, Disco, GBarbosa, Metro)-, el objetivo a 2020 es afianzar la expansión en Latinoamérica, mientras amplían su negocio en EE.UU., Europa y China, adelantó el CEO de la empresa. «Queremos transformarnos en el certificador y directorio global de productos transparentes, el símbolo de la verdad en el consumo».

Yonathan Lapchik, CEO de Citizens Reserve
Del laboratorio a liderar empresa de blockchain
Lapchik llegó al blockchain cuando en 2014 se sumó al laboratorio de Blockchain de Deloitte en Nueva York. Cuando hace dos años tomó la decisión de dejar la firma para comenzar su propio proyecto, Deloitte le pidió que asesorara a un último cliente en Silicon Valley que estaba explorando la tecnología. La empresa era Citizens Reserve. A la semana de estar ahí, Lapchick se dio cuenta de que quería ser parte de lo que estaban haciendo; hoy es el CEO y lidera la expansión del producto Suku por el mundo.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados