EMPRESAS

Nuevocentro se acerca a sus clientes con un
enfoque más inclusivo

El shopping —en alianza con la agencia Umuntu— desarrolla una estrategia dirigida a personas con discapacidad

Tucuna y Del Campo. La estrategia apunta a derribar barreras, explicaron.
Tucuna y Del Campo. La apuesta del centro comercial apunta a derribar barreras, explicaron.

Un shopping más accesible y cercano a toda la comunidad. Cumplir con esa premisa impulsó a Nuevocentro a desarrollar una estrategia de largo plazo para incluir a un colectivo no siempre contemplado por las empresas: las personas en situación de discapacidad.

Además del énfasis social, el plan del centro comercial apunta a un segmento de mercado que abarca el 16% de la población uruguaya, y que por extensión involucra a sus familias y amigos, indicaron Karina Tucuna, gerente de Marketing de Nuevocentro, y María Mónica del Campo, directora de Umuntu. La agencia se especializa en brindar soluciones de accesibilidad e inclusión para empresas, y trabaja en este proceso con el mall.

Para Tucuna, este «también es un tema de mercado y te ponés a interpelar si lo estás atendiendo correctamente». El enfoque busca ir más allá del cumplimiento de las normas que obligan a las empresas a tener infraestructura accesible (como rampas y baños inclusivos). El objetivo, explicó, es que todos los visitantes del shopping «vengan, se sientan cómodos, compren, se entretengan y vuelvan. Y (para eso) tenemos que entenderlos».

Nuevocentro ya venía desarrollando acciones puntuales que incluían a personas con discapacidad (por ejemplo, en las actividades de la «Semana del Libro» se incorporan intérpretes de lenguaje de señas), pero desde el año pasado comenzó un proceso más profundo. La participación de representantes del shopping en un ciclo de charlas con personas en situación de discapacidad (a cargo de Umuntu), les «abrió los ojos», dijo Tucuna.

Sobre la estrategia aplicada, Del Campo detalló que aborda las «tres barreras» a las que se enfrentan las personas en situación de discapacidad: las del entorno físico, las de acceso a la información y las actitudinales.

Para atender el primer eje, el shopping convocó a personas ciegas, usuarios de silla de ruedas, y con discapacidad motriz para realizar un relevamiento de accesibilidad con el objetivo de mejorar la movilidad dentro del complejo. También se entrevistó a padres de niños con Trastorno del Espectro Autista para mejorar su experiencia en el shopping.

Para facilitar el acceso a la información, el centro comercial comenzó a incluir en sus campañas publicitarias intérpretes de lenguaje de señas (así lo hizo en sus avisos de este año para el Día de la Madre, Día del Padre y Día del Niño), lanzó folletería en braille, y adoptó soluciones tecnológicas en sus canales digitales para incluir a personas ciegas.

La actitud es otro aspecto clave en la inclusión. Para trabajar en ese plano, el mall organiza jornadas de capacitación y sensibilización respecto a esta temática. Además creó un «grupo de referentes» (integrado por 30 voluntarios de distintas áreas del shopping y locatarios) que fomenta buenas prácticas y articula acciones inclusivas en el complejo.

«Creo que es un caso único en Uruguay» destacó Del Campo al valorar el abordaje «integral» que impulsa el shopping.

Como se trata de un «plan de largo plazo», Nuevocentro y Umuntu están preparando las próximas acciones, entre ellas la publicación de una «Guía de accesibilidad» y el lanzamiento de una campaña para incentivar el respeto de los estacionamientos destinados a personas con discapacidad.

«Hay que profundizar en esa línea para consolidar un camino», subrayó Del Campo. «La inclusión es un proceso».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados