EMPRESAS

Lavapp, la app que permitió a las lavanderías seguir funcionando pese a la cuarentena

La startup argentina comenzó a gestarse hace un año de la mano de tres socios; se lanzó en febrero y ya opera en cinco países

Lavandería. Foto: Archivo.
La startup creó una app de delivery que concentra a las lavanderías de barrio.Foto: Archivo.

Hace un año Maximiliano Tolva y tres socios empezaron a pensar en crear una aplicación de delivery que concentrara a las lavanderías de barrio. Una especie de Pedidos Ya que nucleara toda la oferta, lo que permitiría a los locales tener más clientes y a los consumidores tener un mejor servicio. Y, cuando estaba todo listo para lanzar Lavapp en febrero, el COVID-19 apareció y creyeron que la pandemia iba a retrasar sus planes. Pero pasó algo impensado y los empezaron a contactar de distintos países de Latinoamérica, ya que la app era una solución para los comercios habilitados a operar a puertas cerradas.

«Este proyecto nace hace un año con tres personas más porque veíamos que no existía una app que concentrara a todas las lavanderías. Había alguna mono marca, pero ninguna con la capacidad de llegar a todos los usuarios como Rappi o Pedidos Ya, en las que primero elegís que querés comer y luego el proveedor», explicó Tolva, CEO y cofundador de Lavapp.

Otra razón por la que creyeron que había una necesidad de este tipo de producto es que algunos apartamentos modernos son chicos y no tienen espacio para poner un lavarropas, ni tienen servicio de laundry. Y, por el lado de las lavanderías, esta solución podía aumentar la base de clientes.

Decidieron avanzar en el desarrollo de la app, si bien tuvieron que reorganizarse a mitad del proyecto para reemplazar al socio tecnológico. «En un proyecto donde el core es una aplicación, el socio tecnológico es clave y eso lo aprendimos a los golpes. Tuvimos que incorporar a otra persona que tomó el proyecto y por suerte lo hizo propio, con lo que llegamos a enero de este año con la solución desarrollada», contó.

Tenían previsto lanzar la app en febrero cuando los casos de contagiados por coronavirus aparecían fuertemente en Europa, lo que creyeron iba a demorar el lanzamiento, previsto en Argentina. Pero, para su sorpresa, los contactaron de países de la región.

Lavapp. Foto: Difusión.
El modelo de negocios es cobrar un fee por transacción a los usuarios. Foto: Difusión.

«Habíamos llegado a armar una cuenta de Instagram y nos contactaron de Chile, Ecuador y Paraguay para implementarla porque era una buena alternativa frente al confinamiento. En Ecuador, por ejemplo, las lavanderías podían trabajar, pero a puertas cerradas con lo que la implementamos en Quito con una franquicia que tiene 20 puntos de venta. Fue una ‘oportunicrisis’ y la terminamos implementando antes afuera que acá», detalló.

A Quito le siguió Lima, con cuatro tiendas; la ciudad de Panamá, con cinco; Paraguay, con una franquicia que permite cubrir Asunción; y, por último, Argentina donde empezaron en Villa Ballester para luego sumar los barrios porteños de Belgrano, Barracas, Palermo y Boedo, entre otros.

«Estas tiendas nos permiten cubrir la ciudad de Buenos Aires y Ballester todo lo que es el noroeste y parte de la zona oeste de la Provincia», señaló.

«Lavapp es una buena alternativa para dar visibilidad al negocio. Al no haber gente en la calle, el objetivo es llegar a más clientes porque el que vive a una cuadra por ahí sigue llevando la ropa a lavar, pero el que está a cinco quizás no está dispuesto a hacerlo, pero sí si hay un delivery que lleve la ropa y se la traiga limpia», analizó Tolva.

El delivery está a cargo de las lavanderías, que también establecen su disponibilidad y el tiempo que tardan en dar el servicio, si bien desde la app recomiendan que el plazo máximo sea de 36 horas. El modelo de negocios es cobrar un fee por transacción a los usuarios que actualmente está bonificado por la pandemia.

El equipo a cargo de la app está integrado por Tolva, de 32 años y licenciado en Sistemas, Franco Pagella (CTO y cofundador) y otros dos socios enfocados en alianzas estratégicas, comunicación y marketing.

La inversión inicial fue de US$ 28.000 aportados por los socios y la proyección de facturación para 2020 es de 10 millones de pesos argentinos. Ya tienen más de 50 tiendas de lavado adheridas en la región y tienen previstos lanzamientos en tres países más, además de otras grandes plazas de Argentina como Mar del Plata, Córdoba, Mendoza y Rosario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error