Negocios

Empresa uruguaya logra vender café de especialidad en Brasil, el mayor productor del mundo

Culto Café lanzará e-commerce y suscripciones, va por un nicho que en ese país representa US$ 1.000 millones y puede multiplicarse.

Ignacio Gallo Culto Café
Ignacio Gallo. El cofundador de Culto Café apunta a complementar el mercado brasileño. (Foto: Gentileza Culto Café)

Venderle café de especialidad de varias partes del mundo al país que más lo produce: Brasil.

Lo que comenzó como una alternativa para paliar la crisis por la llegada de la pandemia, vender café por e-commerce o suscripción, se transformó para Culto Café, en una oportunidad de negocio que crece y ahora le permite traspasar fronteras.

La empresa uruguaya de café de especialidad desembarcará en Brasil con productos de varias partes del mundo a través de un e-commerce creado para ese mercado. La primera partida de café irá en agosto, serán 2.000 kilos de cinco destinos diferentes (El Salvador, Kenia, Etiopía, Colombia e Indonesia).

«Todos los productos tienen más de 80 puntos de cata con trazabilidad desde la finca hasta que le llega el cliente», apuntó Ignacio Gallo, cofundador de Culto Café.

Culto Café
Culto Café. Los paquetes saldrán desde Uruguay prontos para ser distribuidos en San Pablo. (Foto: Gentileza Culto Café)

Los primeros pasos del camino hacia el país norteño se dieron tras el éxito del formato de e-commerce y suscripción en Uruguay. «En noviembre comenzamos a trabajar en el desembarco en Brasil. Levantamos inversión, estudiamos el mercado, y tras desembolsar entre US$ 300.000 y US$ 400.000, abriremos nuestra tienda online este mes», explicó Gallo.

Lo harán apuntando directo al cliente final para «controlar la cadena de valor y ofrecer un precio bajo», agregó.

El próximo paso, agendado para setiembre, será el lanzamiento de las suscripciones.

En agosto lanza e-commerce y en setiembre el sistema de suscripción.

En todos los casos sus productos tendrán el diferencial de contar con trazabilidad total de los productos. «Sabemos quién lo produjo, si es orgánico, cuáles son las características, a qué altura, en qué región y qué comunidad lo hizo, hasta qué productor. ¿Por qué? Porque la lógica del café de especialidad es llegar desde el productor lo más directo posible al consumidor final», remarcó.

En cuanto a la logística, el café llegará a Uruguay para luego partir envasado en paquetes de 250 gramos a Brasil, listo para su distribución a un precio promedio de US$ 15. En Brasil, tanto el almacenaje como la distribución serán tercerizados a través de socios locales.

La elección de centralizar todo en Uruguay no es arbitraria, según explicó Gallo. «El país tiene una posición estratégica inmejorable tanto logística como arancelaria. Vamos a mandar el café siempre fresco y por los beneficios arancelarios del Mercosur, es más económico que enviarlo desde África».

Potencial norteño

La razón detrás de la elección de Brasil como el primer país en el exterior donde operará la empresa uruguaya, es que si bien se trata del mayor productor de café del mundo (60%) tiene un potencial en el negocio de especialidad. «Del total del consumo, solo 12% corresponde a este tipo de café cuando en los países desarrollados llega a 40%. Entonces no vamos a competir, sino a complementar el mercado», detalló Gallo.

Ese 12% representa un total de US$ 1.000 millones.

Además, Brasil como país productor tiene reglas fitosanitarias que impiden el ingreso de café en verde de otros orígenes. «Como nuestro mayor proveedor de café es Brasil tenemos un fuerte vínculo de 10 años con productores, baristas y tostadores de ese país y lo aprovechamos para entrar al mercado», indicó.

Con este nuevo paso, Culto Café se acerca a su misión: «hacer crecer el café de especialidad», cerró Gallo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados