NEGOCIOS

El e-commerce local cotiza alto: vale US$ 3.420 millones en 2019

El comercio electrónico creció 40% en un año, según monitor de Opción y UES

Seguridad. Usar tarjeta en Internet es una barrera para algunos compradores.
Seguridad. Usar tarjeta en Internet es una barrera para algunos compradores.

Los clics tienen un alto valor en los negocios; significan interacciones con los consumidores que consolidan la fuerza de las marcas en los medios digitales, pero sobre todo se traducen en ventas que involucran mucho dinero. ¿Cuánto? Por ejemplo, en Uruguay, el mercado de comercio electrónico en 2019 (sin considerar las compras online de comida ni el gasto en servicios de transporte) alcanza una cifra impactante: US$ 3.420 millones. La estimación es una de las conclusiones del estudio «El e-commerce y los uruguayos», un monitor a cargo de la firma Opción Consultores y la empresa de logística UES.

Presentado el martes en las oficinas de Grupo Punto ante ejecutivos, el informe se basó en 800 encuestas telefónicas y online a mayores de 16 años de todo el país realizadas de forma semestral entre septiembre de 2018 y octubre de 2019, explicó Alan Cohn, director de Consultoría de Opción Consultores.

El monto calculado para el valor global del mercado uruguayo de comercio electrónico parte de la base de que los encuestados gastan en promedio
US$ 196
en sus compras online cada mes, según declararon durante el estudio. Exceptuando el gasto en delivery de comida y en servicios de transporte, los uruguayos realizaron sus desembolsos en compras por canales digitales en cinco categorías, principalmente: «Equipamiento para el hogar o electrodomésticos» (28%), «Ropa o calzado» (23%), «Pasajes y reservas» (19%) y «Artículos informáticos y teléfonos» (15%) y «Entretenimiento» (14%).

«Existe una gran estabilidad entre las mediciones de 2018 y 2019, siendo el orden de las categorías el mismo», comentó Cohn al respecto.

Este comportamiento de los consumidores tiene un correlato directo con las categorías que captan más gasto. «Equipamiento para el hogar o electrodomésticos» registra un desembolso promedio mensual de US$ 234, mientras que «Ropa o calzado» se ubica en US$ 75, en «Pasajes y reservas» la cifra asciende a US$ 605, y finalmente en «Artículos informáticos y teléfonos» llega a US$ 219.

"Equipamiento para el hogar o electrodomésticos", "Ropa o calzado", "Pasajes y reservas" y "Artículos informáticos y teléfonos" y "Entretenimiento" son las categorías que acaparan la mayoría de las compras

Salto cuantitativo

El crecimiento del e-commerce en Uruguay es innegable. Y los datos recabados en el estudio confirman la tendencia: «la penetración del e-commerce ha crecido 40% en el lapso de un año. De 38% en 2018 a 53% en 2019, siendo éstos los que declaran que han realizado al menos una compra en el último año», destacó el director de Consultoría de Opción.

El crecimiento en el alcance del comercio electrónico se hace particularmente visible entre los consumidores de 16 a 34 años, hombres, personas de nivel educativo alto y residentes en Montevideo (donde la penetración es 10 puntos superior a la que se observa en el interior del país).

La "experiencia de ir, ver y buscar las cosas en un local" es el principal motivo para no comprar online, según los encuestados.
La "experiencia de ir, ver y buscar las cosas en un local" es el principal motivo para no comprar online, según los encuestados.

A su vez, sobresale la alta preferencia de los clientes uruguayos a comprar online a través de su smartphone (65%, 10 puntos más que hace un año). Luego vienen las computadoras (30%) y las tablets (3%).

Si bien los datos reflejan a las claras la evolución al alza de las compras en Internet entre los uruguayos, aún hay quienes se resisten a dar ese paso.
La preferencia por la «experiencia de ir, ver y buscar las cosas en un local» es la principal razón que argumentan quienes no usan los canales online de compra (46% de las menciones). «De quienes lo mencionan se destacan los residentes en Montevideo y las personas de 60 o más años», apuntó Cohn. El factor que le sigue con un 33% de menciones es «no me siento seguro entregando datos personales o de mi tarjeta por Internet». Esta justificación es especialmente fuerte entre las personas de nivel educativo alto, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados