NOMBRES DEL DOMINGO 

Luisana Lopilato, la que nunca dice no

Empezó a trabajar como actriz a los 11 años. Salió de la cantera de Cris Morena e hizo una carrera prolífica que ahora la lleva al teatro con una versión de Casados con hijos. 

Luisana Lopilato, actriz
Luisana Lopilato, actriz. Foto: La Nación/ GDA

Cuando Luisana Lopilato tenía 8 le dijo al director de una película que sabía hablar inglés. Esa era una condición eliminatoria en el casting y ella quería ser parte. Cuando llegó el momento de grabar las escenas en ese idioma, levantó la mano en el medio del set y dijo que había mentido. Le pusieron una cucaracha y grabó las escenas en un inglés improvisado, repitiendo lo que le decían del otro lado. Después lo volvió a hacer. Era un casting para una publicidad en la que pedían que la protagonista supiera nadar. Y ella, aunque no sabía, dijo que sí. En el set de filmación la prepararon y le indicaron lo que tenía que hacer. Segura de que nadar no sería tan difícil y de que podría lograrlo, se subió al trampolín y saltó. Casi se muere ahogada.

Luisana, 32 años, actriz, siempre confió en ella. Incluso en que podía hacer lo que nadie más creyó que podía. Por eso nunca dijo que no, aún cuando se tuvo que tirar a una piscina sin saber nadar. Así fue como encaró una carrera que empezó con 6 años haciendo publicidades y que ahora la encuentra preparando el estreno en junio de Casados con hijos en el teatro. En el medio hubo novelas, películas, teatro, música, giras y escenarios.

Chiquitita 

Rebelde Way, la serie que lanzó a la fama a Camila Bordonaba, Benjamín Rojas, Luisana Lopilato y Felipe Colombo se convertirá en una serie de Netflix. Foto: Difusión
Rebelde Way ahora llegó a Netflix. Foto: Difusión Netflix 

Nació en Parque Chas, un barrio de la ciudad de Buenos Aires. Cuando tenía 4 años, una representante de niños y niñas la vio jugando en la vereda de su casa y le dijo a su mamá que la llevara a un casting. Fueron pero ella se quedó callada. Y así varias veces más durante dos años. Pedía para ir al casting, llegaba, se paraba frente a cámara y no decía nada. Todo hasta que una vez un director lo logró. Desde ese momento Luisana nunca más paró de actuar.

A los 11 años se sumó al elenco de Dibu, el spin off de Mi familia es un dibujo, una serie de Telefé para el público infantil. Un año después, tras hacer varios castings, se sumó a Chiquititas, la tira infantil de Cris Morena que empezó a transformarla, de a poco, en lo que sería después y para siempre: comenzaron a reconocerla por la calle y a pedirle autógrafos, a ganar plata y a tener días enteros de rodaje, el show que daban en el Teatro Gran Rex tenía localidades agotadas todas las funciones, su cara empezó a aparecer en los canales de televisión junto a los otros chicos del elenco, en las revistas y en los medios.

Tras dos años y una película de Chiquititas llegó Rebelde Way, una nueva apuesta de Cris Morena para el público adolescente que protagonizaba junto a Camila Bordonaba, Benjamín Rojas y Felipe Colombo. El éxito fue tal que, además de dos temporadas, hicieron shows en toda Argentina, giraron por América Latina, España e Israel y filmaron una nueva película, Erreway. Cuatro caminos. Los cuatro protagonistas se habían convertido en una especie de rockstars que viajaban juntos por el mundo haciendo un espectáculo con las canciones del programa. “Lo disfruté mucho. A los 15 yo era chica pero tenía consciencia de que estaba generando plata y de que estaba trabajando en serio. Mi familia fue el sostén que me ayudó siempre. Cris también me ha guiado en decisiones que fueron importantes para mí. Y eso fue importante, estar rodeada de gente que me quiera y que me cuide, porque sino pasa que, capaz, podés terminar en cualquier cosa”, dijo Luisana en una entrevista del ciclo El mundo nos mira. La de Cris Morena, dijo, fue una escuela que le enseñó todo.

Ahora, años más tarde, Rebelde Way llegó a Netflix.  

Casados con hijos llega al teatro
Casados con hijos llega al teatro


En 2004 fue parte del elenco protagónico de Los secretos de papá, una novela con Romina Gaetani y Dady Brieva a la cabeza. Dos años después llegó el que quizás sea uno de sus papeles más recordados, el personaje que ahora la trae de nuevo a un escenario de Buenos Aires. Luisana fue Paola Argento en Casados con hijos, una sitcom emitida por Telefé que batió récords en audiencias y que, aunque solo tuvo dos temporadas, se repitió una y otra y otra vez y el público los sigue mirando y se sigue riendo. Ahora también a veces es cuestionado. En junio de este año tendrá su adaptación teatral con las mujeres de la familia empoderadas y con el elenco original: Luisana y su hermano Darío, Guillermo Francella, Florencia Peña, Érica Rivas y Marcelo De Bellis.

Después, otras novelas: Alma Pirata (otra vez de la mano de Cris Morena), Atracción x 4, Lobo, En terapia. Después, otras películas: Papá por un día, Las insoladas, Los que aman odian, Perdida. Y más. Mientras tanto, se enamoró del músico canadiense Michael Bublé, se casó, se fue a vivir a Canadá y tuvo tres hijos. Lo demás ya es historia conocida: Luisana Lopilato sigue siendo, como desde hace tantos años, una actriz que nunca dice que no.

La historia con Michael Bublé 
Luisana Lopilato y Michael Bublé

Cuando su profesor de saxo le dio una canción de Michael Bublé para que practicara, Luisana no sabía quién era. Pero su música le gustaba.

Tiempo después Bublé fue a tocar a Buenos Aires y ella fue a verlo. Por conocidos en común, Luisana, su hermana y un amigo que había ido con ellas al show fueron a la cena que el músico tenía con su banda.

Antes de que se fuera, Bublé le pidió al traductor que le dijera que quería casarse con ella. Tiempo después le mandó un mail diciendo que viajaba a Argentina solo para conocerla a ella y a su familia. Desde ese día nunca se separaron.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)