Publicidad

Versos en shock

La poesía de Gali-Dana Singer busca una lengua entre el ruso y el hebreo, y encuentra una lengua de nadie

Tres poemas inéditos de la poeta rusa emigrada a Israel.

Compartir esta noticia
G_D_Singer-photoPhilippe Szpirglas.jpeg
Gali-Dana Singer
(foto Philippe Szpirglas)

por Ioram Melcer
.
Gali-Dana Singer nació en 1962 en San Petersburgo, Rusia. Es poeta, fotógrafa y traductora. En 1988 emigró de la Unión Soviética a Israel. Su obra poética se divide en dos corpus, uno en ruso y otro en hebreo. Tiene colecciones de poemas publicados tanto en hebreo como en ruso, además de haber dirigido varias revistas literarias en ambas lenguas, y en algunos casos bilingües. También es activa en el mundo de las artes visuales ilustrando libros y exhibiendo su obra fotográfica. Ha traducido poesía del ruso al hebreo y viceversa. Ahora reside en Jerusalén con su esposo, el pintor, traductor y escritor Nikod Singer.

No obstante, los tres poemas que se presentan aquí en traducción inédita al castellano no fueron escritos originalmente ni en ruso ni en hebreo, sino en inglés. Las razones detrás de ello están expuestas en este pequeño poema anterior, escrito en hebreo,
.
Mi hebreo está en shock
Mi ruso está en luto
Solo el inglés de nadie
se atreve a decir una palabra o dos
y no hay quien oiga.

Van a continuación los tres poemas que reflejan su sentir ante la situación generada por los hechos del 7 de octubre de 2023,
.
I.
Dios nuestro Salvador
autor de grandes hazañas en Egipto
¿puedes por favor hacer algo aquí también?
.
El más listo debe ceder, —así me enseñó mi madre
Y aquí te enseño
Cómo agradecer a Dios por nuestras penas, —
dijo Duncan a Lady Macbeth
Dios nuestro Salvador
¿por qué no lo hiciste?
.
Dios nuestro Salvador
que asumes diariamente nuestras cargas
nos arrepentimos
¿estás Tú arrepentido?
somos culpables
¿eres Tú nuestra culpa?
.
Dios nuestro Salvador
ven a nuestra ayuda
¿puedes salvar
al asesinado del asesino
al asesino del asesinado?
.
Dios nuestro Salvador
La Victoria es amarga
la salvación es dulce
¿puedes Tú hacernos mejores
de lo que fuimos hechos?
.
Dios nuestro Salvador
de las profundidades he clamado por Ti
¿Dónde has estado? ¿Dónde estás?
¿No puedes responder a una simple pregunta?

II.
Queridos pueblos del mundo
si tanto nos detestan
¿no sería mejor
que nos suicidáramos?
Estamos dispuestos a irnos
pero antes devuelvan
a nuestros cautivos
a nuestros niños y viejos
los abrazaremos y los besaremos
y lameremos las heridas que les infligieron
y luego lloraremos hasta conciliar el sueño
eterno
Nos llevaremos nuestros cachorros y nuestros perros
gatos y gatitos
vacas y becerros
nos llevaremos hasta sus burros
los que ustedes maltratan tanto y dejan morir en el desierto
nos llevaremos todos los pájaros que ustedes matan con
/disparos por miles
cuando migran cada año por sus fronteras
así como el león que cruzó el río Jordán
nos llevaremos sus esqueletos de vuestros armarios
una octava parte de vuestra sangre, alguna memoria
remota
de una bisabuela muerta hace tiempo
para que no se sientan obligados a sentir vergüenza
o dios prohiba cualquier lealtad confusa
nos llevaremos todo lo que les dimos
y que ustedes no quisieron
nuestros libros, nuestro Libro
que ustedes prefieren llamarlo Biblia en Griego
libro cruel y mentiroso, que nos prometió
esta estrecha franja de tierra
y nunca nos la dio de verdad
y no obstante, fuimos lo suficientemente tontos para
/creer
que tomaríamos nuestras propias vidas
.
¿No sería fabuloso?
¿No estarían contentos?

III.
Día tras día tras día
recé a Dios, —
así me dijo la cierva muerta,—
que me hiciera más amable
y más perdonadora.
Querido Dios, le dije,
perdoné al Cazador
que me mató,
fue fácil.
Nadie que perdonar,
solo un pedazo de carne podrida
tomada por una banda de tus demonios.
Sin embargo, no puedo perdonarte
a Ti, que permitiste al Cazador
matar a mi pareja, el ciervo,
y a mis críos,
extinguir los negros soles de sus ojos,
helar el viento cálido de sus movimientos.
Día tras día tras día
me esfuerzo, me esfuerzo para tratar
de encontrar en mi corazón una forma de entender
y sin embargo, está fuera de mi alcance.
No importa, —respondió el Todopoderoso,—
nadie es perfecto en mi creación
perfecta de imperfección.
Me haré cargo de tu problema.
.
Gali-Dana Singer

NOTA: La traducción de los poemas es de Ioram Melcer y László Erdélyi.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

premium

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad