Publicidad

Cefalea sexual: el dolor de cabeza después del sexo afecta más a hombres, en particular luego de los 50

También conocida como cefalea coital, cefalea orgásmica y cefalea del coito, la Phasa es dos a cuatro veces más común en hombres que en mujeres.

Compartir esta noticia
Cefalea
Foto: Commons.

O Globo - GDA
Si te duele la cabeza después del sexo, puede que no sea una coincidencia. El fenómeno es conocido por la medicina y tiene incluso un nombre: cefalea primaria asociada a la actividad sexual (Phasa, por sus siglas en inglés). En un artículo en el sitio web The Conversation, el profesor de neurofarmacología Colin Davidson explica cómo sucede. El dolor de cabeza puede manifestarse de varias formas. A veces aumenta gradualmente durante la actividad sexual o aparece como un dolor de cabeza intenso justo antes o durante el orgasmo. La duración y la intensidad también varían: desde intensa durante un minuto o un día completo hasta leve durante tres días.

También conocida como cefalea sexual, cefalea coital, cefalea orgásmica y cefalea del coito, la Phasa es dos a cuatro veces más común en hombres que en mujeres. El diagnóstico se realiza cuando ocurren al menos dos episodios de dolor de cabeza o cuello asociados con la actividad sexual.

Pareja.jfif
Foto: Pexels.

Se estima que la condición afecta al 1% al 1.6% de la población en algún momento de la vida. Pero los investigadores creen que los números reales son mayores, ya que existe un estigma relacionado con los problemas asociados con el sexo.

Las causas de la cefalea coital no son completamente comprendidas por la ciencia, pero dado que el cuadro ocurre con mayor frecuencia en personas con hipertensión, la hipótesis más fuerte es que está relacionado con la elevación de la presión arterial.

La Phasa también es más común en personas que padecen dolores de cabeza y migrañas por otras razones. Otro factor que probablemente influye en las crisis es la presencia de anormalidades en las venas alrededor de la cabeza y el cuello. Según estudios, la estenosis venosa (estrechamiento de las venas) está relacionada con el cuadro.

La actividad sexual también puede provocar hemorragias cerebrales, al igual que otras formas de esfuerzo físico como correr, levantar pesas e incluso hacer mucho esfuerzo en el baño. En Estados Unidos, entre uno y 12 pacientes que acuden a la sala de emergencias por hemorragias cerebrales estaban teniendo sexo cuando comenzó el dolor.

Un estudio reciente en EE. UU. investigó los registros médicos de pacientes que tuvieron hemorragia intracraneal (sangrado cerebral) durante el sexo. Se encontraron 16 casos recientes, entre pacientes con una edad promedio de 50 años y predominantemente hombres (13 de ellos). Una parte considerable (31%) tenía hipertensión y la mitad tenía hemorragia subaracnoidea aneurismática, un vaso sanguíneo roto en el cerebro o un aneurisma cerebral roto.

En el caso del dolor de cabeza durante el sexo, se recomienda consultar a un médico, quien puede recetar medicamentos contra la hipertensión, incluidos betabloqueantes y antagonistas de los canales de calcio.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

vida sanasexualidad

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad