Publicidad

SALUD

Claves para la mejor vejez posible: cómo afrontar una etapa llena de cambios para vivir con salud y plenitud

Enfrentar esta etapa de la vida puede ser sinónimo de cambio, de pérdida o de plenitud. En esta nota, algunas recomendaciones para disfrutarla.

Compartir esta noticia
Foto: Pexels

Por Ana Abbona Santín

Según datos que maneja la Organización Mundial de la Salud (OMS) la población está envejeciendo rápidamente. Los números indican que entre los años 2015 y 2050 la proporción de la población a nivel global que tiene más de 60 años se multiplicará casi por dos, pasando del 12% al 22%.

Para cada uno de nosotros, enfrentar esta etapa de la vida puede ser tanto sinónimo de cambio, como de pérdida o de plenitud. Afortunadamente es mucho lo que podemos hacer para convertirnos en personas mayores que logrentener vidas sanas y felices, para lograr planificar la vejez y tomar decisiones que nos acerquen a nuestro ideal.

Cuando hablamos de personas mayores y envejecimiento podemos distinguir cuatro aspectos. En primer lugar, la salud física, que debe estar apoyada en chequeos médicos regulares así como en una alimentación adecuada, sin olvidar el ejercicio físico frecuente.

Luego, hay que tener en cuenta la inclusión, que podamos obtener ingresos dignos a cambio del trabajo desempeñado o durante la jubilación, contando con la posibilidad de participar en la vida de la comunidad ya sea mediante el empleo, el trabajo voluntario o distintas actividades según las capacidades y preferencias que tengamos.

En tercer lugar hay que mencionar a la autonomía. Es importante poder hacerse cargo de las tareas de autocuidado, realizando las tareas domésticas, disfrutando de variadas formas del tiempo libre y gestionando los recursos económicos, siempre que sea posible.

Por último, debemos cuidar la salud mental, la cual debe estar sostenida por el acceso a la atención por parte de personal capacitado y una adecuada política de prevención de enfermedades crónicas neurológicas.

Envejecer con calidad.

La calidad del envejecimiento depende de la reserva cognitiva y emocional de cada persona. Esta reserva se evalúa mediante diferentes indicadores que están relacionados con las experiencias de vida tales como la educación y la escolaridad, la complejidad laboral, el cociente intelectual y la capacidad de aprovechar y utilizar de manera adecuada los conocimientos, las actividades de ocio, el estilo de vida y el estatus socioeconómico.

¿Qué se puede hacer al respecto? Hay que activar la mente. Para eso es recomendable realizar actividades como leer, y también desafiar nuestra mente con retos y acertijos. Es muy positivo estar informado sobre las novedades y tendencias, tratar de aprender algo nuevo cada día, tener interés por la tecnología, por ejemplo. Es aconsejable, además, hablar sobre temas de actualidad con otras personas. También es bueno practicar algún pasatiempo, de acuerdo a los gustos de cada uno.

Sentirse útil y vigente es una de las preocupaciones durante la vejez, por eso es importante mantener lazos fuertes con familiares y amigos. Compartir actividades con las personas cercanas nos permite, entre otras cosas, cultivar emociones positivas tales como la gratitud y la empatía al brindar y aceptar ayuda cuando ésta es necesaria.

Es primordial –siempre que sea posible- elegir las condiciones y el entorno que aumente nuestro bienestar y promueva el modo de vida más saludable para lograr una vejez activa y positiva.

Conocé a nuestra columnista

Ana Abbona Santín

Ana Abbona Santín

Whatsapp: 099 22 05 54

Mail: [email protected]

Ante cualquier duda o inquietud, podés contactar a Rejuvenate a través de su página www.rejuvenateuruguay.com y sus cuentas en Facebook e Instagram

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Mentevida sana

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad