VIDEO

Temer lanza contraataque: "Es ficción y una infamia"

Afirma que la denuncia surge de intereses que buscan paralizar a Brasil.

Un día después de ser denunciado por corrupción pasiva por la Fiscalía General, el presidente de Brasil, Michel Temer respondió que la acusación es una ficción y una infamia movida por intereses que pretenden paralizar al país.

El mandatario, que hizo una declaración a los medios de comunicación en el Palacio de Planalto, durante 17 minutos, —en presencia de varios legisladores que lo apoyan—, sostuvo que el Fiscal General, Rodrigo Janot, "reinventó el Código Penal" al incluir "una denuncia por suposición o deducción", y comentó que, desde el punto de vista jurídico, su preocupación es mínima, pero decidió salir a responder porque se requiere una explicación en el campo político.

"Respecto del enfoque jurídico, mi preocupación es mínima", señaló. "Esta infamia de naturaleza política —ustedes saben que fui denunciado por corrupción pasiva— surge a esta altura de mi vida, sin haber recibido valores, ni dinero, ni de haber participado de hechos para cometer delitos. Al final, ¿dónde están las pruebas concretas de que recibí esos valores? No existen. Además, al analizar la denuncia advierto, y hablo con conocimiento de causa, que se reinventó el Código Penal para incluir una nueva categoría: la denuncia por suposición o deducción".

"Quieren parar al país, quieren parar al Congreso provocando un hecho político con denuncias frágiles y precarias", enfatizó. "Atacan a la Presidencia de la República." Temer aseguró que "no huiré de las batallas ni de las guerras que tenemos por delante. Mi actitud no será disminuida por ataques irresponsables. No me falta coraje para reconstruir el país ni para defender mi dignidad".

El presidente también cargó contra el fiscal Janot al afirmar que uno de sus antiguos colaboradores gana "millones" en un estudio jurídico que defiende a los dueños de JBS y que además pactó el acuerdo de cooperación judicial de esa firma.

"Este señor, Marcelo Miller (antiguo asesor de Janot), ha ganado millones en su nuevo trabajo" y "en las nuevas leyes penales de la hilación podríamos concluir que tal vez esos millones no fueron solo para él" y pudieran haber beneficiado incluso a Janot, insinuó.

Sin embargo, aclaró que en su condición de abogado y "hombre con responsabilidad" no puede "hacer hilaciones" ni "denunciar o acusar a alguien sin pruebas", como sostuvo que el fiscal Janot ha hecho con él.

Acusación.

Temer se convirtió el lunes en el primer presidente en funciones en la historia de Brasil en ser acusado por un delito común, en una nueva fase de la crisis que hace poco más de un año llevó al Senado a destituir a la presidenta Dilma Rousseff, por haber maquillado las cuentas públicas.

El fiscal Janiot acusó a Temer de haber recibido un soborno de 500.000 reales (equivalentes a US$ 150.000) de la empresa JBS, la mayor procesadora de carne del mundo. La policía fotografió a Rodrigo Rocha Loures, exdiputado y estrecho asesor del presidente, recibiendo una maleta con dinero y lo arrestó. El fiscal sostiene que ese dinero estaba destinado a Temer, pero el gobierno rechaza la denuncia y señala que la misma se basa en meros supuestos, con la finalidad de justificar un generoso acuerdo de colaboración que el Supremo Tribunal Federal hizo con los propietarios de JBS para aliviar sus condenas.

Incertidumbre.

Las investigaciones fueron abiertas después de que O Globo reveló las confesiones surgidas del grupo JBS, cuyos directivos sostienen que sobornan al mandatrio desde 2010 y entregaron a las Justicia unas grabaciones que comprometen al presidente.

En los audios, Temer escucha en silencio y hasta consiente unas maniobras irregulares que el propietario de JBS, Joesley Batista, dice que realiza en favor de su grupo, tanto con autoridades del Gobierno como con representantes del Poder Judicial. También se escucha a Batista insinuar que paga el expresidente de la Cámara de Representantes, Eduardo Cunha —está en la cárcel por corrupción— gruesas cantidades de dinero mensuales a cambio de que no coopere con las investigaciones, ante lo cual Temer dice: "Tienes que mantener eso, viste".

Las grabaciones fueron hechas por Batista en una visita que hizo a Temer en marzo pasado. Esos audios y las declaraciones de Batista pueden generar una segunda denuncia.

Brasil sigue en la incertidumbre. Los empresarios y el mundo financiero apostaron a Temer para las reformas que puedan devolver la confianza a los inversores y rescatar a Brasil de la adversidad económica. Pero, ahora, todo está en duda ante la denuncia contra Temer.

Temer se retira de Planalto y recibe apoyo de funcionarios y legisladores. Foto: Reuters
Temer se retira de Planalto y recibe apoyo de funcionarios y legisladores. Foto: Reuters

Lula, también acusado, va por elección anticipada.

Luiz Inácio Lula da Silva defendió la salida anticipada del presidente Michel Temer. En una entrevista a la radio Itatiaia, Lula sugirió la celebración de elecciones directas antes de 2018, para cuando están previstas, a fin de "escoger un nuevo presidente de la República", aunque precisó que todo dependerá de la presión popular.

Reconoció que Temer tiene mayoría en el Congreso, pero dijo que la misma está debilitada.

Respecto de sus problemas con la Justicia, desafió a la Fiscalia a probar las acusaciones presentadas.

El futuro del presidente está en manos de Diputados y la Corte.

La denuncia presentada contra el presidente Michel Temer inicia un largo camino con el magistrado Edson Fachín, instructor del caso en el Supremo Tribunal Federal, que analizarálas acusaciones para luego remitir el asunto a la Cámara de Representantes, debido a lo que establece la Constitución.

La denuncia pasará a la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara de Representantes que debatirá el caso durante un plazo máximo de quince sesiones. Al margen de que la denuncia sea aceptada o rechazada por la comisión, el informe del instructor será remitido al pleno de la Cámara baja, en el que será leído, debatido y votado por los 513 diputados. Se necesitan 342 votos, que equivalen a dos tercios del total de diputados, para avalar la denuncia y autorizar el proceso penal en el Supremo Tribunal Federal.

Si Temer es enjuiciado, será suspendido en sus funciones durante 180 días, en los que la corte concluirá el proceso.

Su lugar sería ocupado por el presidente de Diputados, Rodrigo Maia, quien en caso de que Temer sea condenado al fin del proceso debería convocar a las dos cámaras legislativas a una elección indirecta, para escoger a quien completará el periodo presidencial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)