ORCAS

Roberto Bubas, el "encantador de orcas" que visitará Uruguay

Proyectará una película sobre su vida a beneficio de la Fundación Jazmín.

Roberto Bubas. Foto: Facebook Roberto Bubas
Desde hace más de 20 años nada en el mar junto a orcas salvajes. Foto: Facebook Roberto Bubas

Roberto Bubas, el guardafauna argentino, llegará a Uruguay el próximo mes y además de participar de la inauguración del espacio de juegos en Villa Biarritz, propuso proyectar la película "El faro de las orcas" en el Movie, el film inspirado en su historia de vida. La entrada tendrá un costo de $ 300 y todo lo recaudado será a beneficio exclusivo de la Fundación Jazmín.

El hombre, de 47 años, es reconocido en todo el mundo por ser la única persona que ha podido generar un vínculo con un grupo de orcas salvajes, que le han permitido tocarlas y nadar junto a ellas por más de 15 años.

La fascinación de Bubas por la naturaleza comenzó desde chico, lo cual lo llevó a los 20 años a mudarse a Puerto Madryn para estudiar biología marina.

Al poco tiempo abandonó la carrera y decidió que la mejor forma de estudiar la naturaleza era estando en contacto con ella. Un año después se transformó en el guardafauna de Península Valdés, donde ha tenido que cuidar a más de 1.000 ballenas francas, elefantes y lobos marinos, además de una pequeña población de orcas. Fueron estos mamíferos los que más llamaron la atención de Bubas, por lo que decidió comenzar a estudiarlas de cerca para comprender su comportamiento. En aquella época, según contó Bubas a El Mundo, no tenía prismáticos ni cámara de fotos. Solo un bloc de notas y una lapicera que utilizaba para registrar las señas particulares de cada orca, para ponerle un nombre y así identificar su comportamiento. Pero, para llegar a observar con ese nivel de detalle, tenía que meterse al agua.

De cerca.

Según cuenta, un día, estando en la orilla, una orca se le acercó y le dejó un manojo de algas a pocos centímetros. Él interpretó que quería jugar, por lo que agarró las algas y se las arrojó de vuelta al mar. Para su sorpresa, no una sino 4 orcas volvieron a agarrar las algas y se las llevaron a la orilla.

Dice que las orcas se peleaban para llegar primero y poder llevarle las algas de regreso. "Perdí la noción del tiempo. Estuvimos allí hasta que anocheció o cambió la marea y se fueron. Fue hace 25 años. Al día siguiente me estaban esperando en el mismo lugar a la misma hora", contó Bubas a El Mundo. Desde ese momento ha monitoreado el comportamiento de orcas en libertad, sumando más de cuatro mil horas de observación. Es considerado una de las personas en el mundo que más conoce sobre ese tipo de animales.

Hallazgos.

Gracias a esa cercanía, Bubas pudo realizar algunos descubrimientos sobre el comportamiento de estos animales, que le valieron una beca en National Geographic. Es el caso del varamiento intencional, una técnica de caza que realizan en un punto muy concreto de la costa donde las piedras de la playa les permiten regresar al mar después de quedar con medio cuerpo fuera del agua, tras cazar un lobo o elefante marino. "Solo siete animales en el mundo lo hacen. Y de esos siete, solo cinco hembras adultas son las que transmiten esa técnica a la descendencia", que son las cinco que están en el santuario de Península Valdés.

"Hay miles de orcas en el mundo, pero estos cinco animales están sosteniendo una cultura de aprendizaje para la alimentación que es único. Si les pasara algo, se perdería un patrimonio único", afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)