CONFLICTO

Petrobras anuncia seguros de paro

Quiere reducir en 30 personas la plantilla de MontevideoGas.

Persistente conflicto. Foto. archivo El País
Persistente conflicto. Foto. archivo El País

Petrobras, accionista de MontevideoGas, la empresa que distribuye gas por cañería en Montevideo, transmitió al gobierno que planea enviar al seguro de paro alrededor de 30 trabajadores, aun cuando los salarios de la plantilla se mantengan congelados. El sindicato quiere que el gobierno busque disuadir a la empresa, dijo a El País su dirigente. Alejandro Acosta. El otro gran objetivo del gremio es lograr algún compromiso "por alguna vía" de parte del gobierno respecto a que continuará existiendo un servicio de gas por cañería tanto en Montevideo como en el interior, agregó. "No es que queremos que nos salven pero queremos salvar el servicio público. Estamos dispuestos a trabajar codo a codo para darle viabilidad a la empresa porque la tiene pero hay que incorporar cosas a la gestión. Los representantes del Poder Ejecutivo quedaron en evaluar esto y ver cómo se puede procesar", señaló Acosta.

MontevideoGas tiene unos 200 empleados, de los cuales más de 160 están afiliados al sindicato. La plantilla está estabilizada desde hace unos veinte años. Según Acosta, hay "una intencionalidad política" de Petrobras al impulsar envíos al seguro de paro que cree que serán el preludio de despidos con los que se busca afectar "la base" del sindicato. El sindicato quiere que Petrobras desista del pedido de arbitraje que hizo contra el Estado uruguayo, al que acusa de impedir con sus decisiones que sus inversiones tuvieran viabilidad. Algunos dirigentes sindicales se encadenaron la semana pasada ante la embajada de Brasil.

Hasta ahora, Petrobras, que también tiene la mayoría de las acciones en Conecta (la distribuidora del interior) ha dejado en suspenso las eventuales reducciones de personal a la espera que se concrete la reanudación del proyecto de la regasificadora que quedó trunca en 2015 y que ahora el gobierno quiere reanimar a través de un acuerdo con Shell. UTE, que formaba parte del proyecto, aprobó recientemente una especie de memorándum de entendimiento para reimpulsar el emprendimiento pero Ancap aún no lo ha hecho. "Esos documentos son un poco más de lo mismo, no significa que se vaya a hacer, no hay más de lo que ya sabíamos", dijo Acosta.

En MontevideoGas "se está complicando cada vez más" por los envíos al seguro de paro anunciados que implican "que se redobla la apuesta por un brutal ajuste contra el servicio de gas y los trabajadores", consideró Acosta. Probablemente haya una agudización del conflicto porque el sindicato no está dispuesto a aceptar la reducción de los puestos de trabajo. "Sean muchos o pocos los trabajadores afectados, es algo que no tiene ni pies ni cabeza en una empresa que operativamente está con los números que le cierran. Lo que tiene la empresa es una dificultad financiera producto de esta gestión y las dificultades propias de un servicio que depende de un proveedor como Argentina", señalo Acosta. El convenio salarial en MontevideoGas, que incluía aumentos solamente por inflación, venció el 30 de junio y las negociaciones para renovar el acuerdo están cortadas.

Para el gobierno la regasificadora ya dejó de ser una prioridad. El interés argentino por el gas natural que hubiese producido la planta nunca se concretó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)