URUGUAYOS PRESENTAN SUS DESARROLLOS

Ingenio uruguayo: hacen rutas con azúcar y cáscaras de arroz

Lo presentan en Ingeniería Demuestra junto a otros 100 proyectos locales.

Crean varios tramos en Cebollatí, Artigas y Bella Unión con material sustentable. Foto: El País
Crean varios tramos en Cebollatí, Artigas y Bella Unión con material sustentable. Foto: El País

Caminos rurales hechos de cáscara de arroz y de caña de azúcar y un dispositivo capaz de alertar a un obrero que se coloque un casco de seguridad son algunas de los desarrollos uruguayos que, desde ayer y hasta mañana, se presentan en la Facultad de Ingeniería.

Esta actividad, declarada de interés nacional por Presidencia de la República, es una "cita con el futuro", señalan los organizadores.

En el edificio polifuncional José Luis Massera de la Facultad de Ingeniería, los visitantes podrán observar más de 100 proyectos sobre el cuidado del ambiente, la robótica, la educación, la energía, la salud y el agro en 1.500 metros cuadrados de feria.

Caminos rurales.

Hace casi una década, el Instituto de Estructuras y Transporte trabaja en investigaciones que buscan mejorar la caminería rural de Uruguay con intervenciones económicas y sustentables.

"Son soluciones clásicas en el mundo que no han tenido mucho desarrollo en Uruguay", comentó a El País Leonardo Bekhan, uno de los integrantes de este emprendimiento.

Hasta ahora, esta iniciativa tuvo dos proyectos. En uno de ellos, se dispuso el revestimiento de suelo y cal en la zona de Cebollatí, localidad de Rocha. Según Behak, detectaron que esa zona era propicia debido al aumento de la cantidad de camiones con carga que circulan por esa zona. Allí hicieron dos tramos de 100 metros: uno en 2008 y otro en 2011.

El otro proyecto que se impulsó fue en el norte del país. Se aplicó revestimiento de ceniza de cáscara de arroz, un producto natural que protege a ese alimento. Al momento de producirlo, ese subproducto se retira. Un procedimiento similar hicieron con la piel de la caña de azúcar, que fue mezclada con cal para construir dos tramos en Artigas y la localidad de Bella Unión.

Según apuntó Bekhar, con esta intervención se previene un "problema ambiental". "Usamos un residuo que, de no usarlo para este fin, tiene que ser tirado en algún relleno sanitario con el impacto ambiental que eso significa", dijo.

El resultado de este experimento es que los caminos "han soportado bien" el traslado de camiones de un lugar a otro y no requieren sofisticadas tareas de reparación, lo que, aseguran, puede suponer una buena alternativa para mejorar el estado de caminos rurales.

Accidente laboral.

Otro de los desarrollos que se exhiben en Ingeniería Demuestra es Segilco, un emprendimiento uruguayo que busca mejorar la seguridad laboral en las empresas mediante la tecnología.

Los emprendedores crearon un sistema capaz de detectar si los obreros están utilizando elementos de seguridad personal mientras realizan sus tareas. Esto se logra mediante la colocación de sensores en esos elementos de seguridad.

"En caso de que no lo esté cumpliendo, le suena una alarma al empleado para revertir la situación, y en caso de que no corrija le envía una notificación a la persona encargada de una obra", comentó a El País Leonardo García, uno de los creadores de este sistema.

La persona también porta un aparato que permite detectar su geolocalización. "Si está en una zona peligrosa, o donde no tiene autorización, se le indica que no puede estar ahí", agregó García.

Ese aparato también cuenta con un botón de pánico. En caso de un accidente laboral, el funcionario puede presionar el botón e inmediatamente el encargado sabe el lugar donde está para ir a socorrerlo.

Los tres emprendedores que trabajan en la idea empezaron a trabajarla a fines de 2014. Meses más tarde, se presentaron en un concurso de Fundación Ricaldoni, que les brindó tutorías y financiación inicial de US$ 3.500 para realizar un primer prototipo. Luego, lo probaron en una consultora uruguaya. Hoy están incubados en Ingenio y en Startup Chile.

Ingenieros deberán explicar sus tesis en 180 segundos.

Ingeniería Demuestra busca difundir actividades para acercar la ciencia y la tecnología de un modo didáctico a la ciudadanía. Para ello se abrió un concurso de presentaciones científicas donde los ingenieros deberán explicar sus tesis en 180 segundos.

Si de competencias se trata, habrá un certamen para construir puentes con materiales no tradicionales.

El evento también tendrá recorridas: algunas de ellas serán por los laboratorios del Instituto de Física de la facultad, el túnel del viento y el canal de olas.

Esta actividad, inaugurada ayer por autoridades nacionales y departamentales, lleva el nombre de Eladio Dieste, en homenaje al centenario del nacimiento del emblemático ingeniero civil uruguayo. Según informaron los organizadores, se expondrá una maqueta de una de sus obras representativas: la Iglesia del Cristo Obrero, obra considerada Monumento Histórico Nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)