POLÉMICA SIN FIN

Genetistas critican a la vice: dicen que fueron "pioneros"

Responden así a dichos de que Sendic “es de los que sabe”.

Lucia Topolansky. Foto: Marcelo Bonjour
Lucia Topolansky. Foto: Marcelo Bonjour

La Sociedad Uruguaya de Genética (SUG) salió al cruce de los dichos de la vicepresidenta Lucía Topolansky. La gobernante había comentado, en una entrevista radial, que su antecesor Raúl Sendic "es de los que más sabe" de esta disciplina y eso aun sin tener el "cartoncito" (título de grado). El grupo científico dejó en claro que existe una comunidad académica que trabaja en el área desde hace "varias décadas" y que algunos investigadores han sido "pioneros" a nivel regional.

Sin ir más lejos, Máximo Drets, un célebre genetista que falleció este año, fue uno de los fundadores de la Academia de Ciencias del Uruguay. El científico se destacó mundialmente en los estudios de Citogenética —una de las ramas clásicas de la Genética— que consiste en el análisis de los cromosomas en un microscopio.

Según una misiva fechada el viernes, la SUG es integrada por 150 socios. Poco menos de la mitad, unos 60, se dedican al estudio específico de los genes en relación al ser humano: la incidencia en los cánceres, la prevalencia de un tipo de diabetes en los judíos askenazíes o los porqués del síndrome de Down, por poner ejemplos.

La licenciatura en Genética Humana, de la que el exvicepresidente Sendic dijo en su momento estar titulado, no existe como tal en el país. Sin embargo, la SUG enfatizó que es viable el estudio en Genética desde muchas orientaciones: Medicina, Química, Ciencias básicas y Antropología.

"De lo que dijo Topolansky podía entenderse que no se puede estudiar Genética en Uruguay y no es así, eso hay que dejarlo en claro porque puede que hayan jóvenes interesados en el área", remarcó Víctor Raggio, profesor agregado del Departamento de Genética de la Facultad de Medicina.

Según narró la actual vicepresidenta en el programa En Perspectiva, el decano de la Facultad de Ciencias de la UdelaR, Juan Cristina, está interesado en que se instrumente la carrera de Genética Humana en Uruguay. Distinto es el caso de posgrados, porque ya hay una subárea dentro de los másters y doctorados de Pedeciba.

La SUG insistió en su carta con la necesidad de seguir formando en el área, por dos motivos: es una disciplina "vital para conocer y mejorar la calidad de vida en el Uruguay" y porque es una ciencia en constante evolución.

Ni Sendic sería el primer licenciado en Genética Humana ni "el que más sabe", si es que ha estudiado algunos años de ello en La Habana (Cuba), quisieron decir desde esta Sociedad científica.

"Hace años que trabajo en el área y no me da el tiempo para estar completamente al día con los avances científicos", reconoció Raggio.

El científico puso como ejemplo "la brutal" aceleración de conocimiento que implicó la publicación de la secuencia del genoma humano desde principios de los 2000. Se trata de la codificación del ADN, como si fuera la cédula de identidad única e irrepetible que tiene cada persona, incluso si cuenta con hermano gemelo. Esa enorme cantidad de información abarató y facilitó conocer en unos días el genoma completo, estudiar enfermedades y avanzar en la investigación básica sobre cómo es un hombre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)