Refugiados

Archivan denuncia de violencia entre sirios

La Justicia archivó ayer el expediente iniciado por supuesta violencia doméstica entre las familias de refugiados sirios que llegaron a Uruguay el 9 de octubre. La jueza Dolores Sánchez archivó el caso a pedido de la fiscal María Camiño, quien había actuado de oficio ante variados rumores que incluso se hicieron públicos.

Ayer declaró ante la Justicia el psicólogo Alejandro Vera, quien tomó la posta del director de la Secretaría de Derechos Humanos de Presidencia en el reasentamiento de los refugiados. Vera había dicho la pasada semana a El País que "nadie estaría validando situaciones de violencia".

"Ninguno de los compañeros que estamos día a día en la cancha estaríamos sosteniendo una situación de violencia. Si hubiese existido, hubiera tomado los caminos que corresponden", manifestó el psicólogo que mantiene contacto diario con las familias.

La pasada semana habían declarado el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, el director de Derechos Humanos de Presidencia, Javier Miranda, y el director de Policía Comunitaria, Leonardo Guardia.

Miranda explicó que "siempre se supo" que iba a ser difícil la inserción por la diferencia de cultura pero que, justamente, por esa razón desde el comienzo esas familias "han tenido apoyo personalizado".

Según dijo una fuente de la fiscalía a El País, Miranda sostuvo que no se ha suscitado ningún hecho importante "que amerite ningún tipo de denuncia". Miranda dijo que sí se suscitaron inconvenientes entre las familias, pero que se solucionaron una vez abandonaron la casa de retiros de los Hermanos Maristas para ir a sus hogares definitivos.

Desde hace semanas sobrevuela información sobre presuntos casos de violencia doméstica entre las familias de refugiados.

Primero fue el presidente José Mujica, cuando dijo que los sirios tienen "costumbres como las de nuestros abuelos" . Luego el prosecretario, Diego Cánepa, diciendo que las denuncias fueron canalizadas. El director de la Policía Comunitaria, Leonardo Guardia, dijo que la fuerza no mantuvo ningún contacto con las familias sirias. Sí, dijo, preparó a las localidades que iban a recibir a las familias.

El gobierno asegura, mientras tanto, que durante las entrevistas preliminares se explicó a los refugiados sobre el rechazo del país a la violencia de género.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)