Guerra contra el Dengue

Aedes en jaboneras y en las plantas

Allí encontraron las larvas de los mosquitos en las casas de los pacientes con dengue.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) ha encontrado larvas de los mosquitos Aedes aegypti en los lugares más insólitos. Cuando llevaron a cabo las inspecciones en las casas de las personas que contrajeron dengue autóctono en Uruguay, las hallaron en jaboneras, en vasos donde se ponen los cepillos de dientes, en platos colocados debajo de plantas, en recipientes con agua para las mascotas.

Si no puede ver la imagen haga cilck aquí 

"Padecer la enfermedad no es algo que esté vinculado con las condiciones de higiene. Las larvas pueden generarse en los lugares más irrisorios", explicó a El País la subsecretaria de Salud Pública, Cristina Lustemberg. "No es raro que el primer caso saltara en Pocitos, porque es uno de los municipios más urbanizados del país, donde hay más cantidad de personas por superficie. No es un mosquito que esté vinculado a situaciones socioeconómicas o a quintiles de pobreza", agregó.

El mosquito Aedes aegypti ya está en los 19 departamentos. Sin embargo, hasta ahora, los casos de dengue se han localizado sobre todo en Montevideo (van 13, la mayoría en el barrio de Pocitos), más uno en Salto y otro en San José. Se analizan entre 30 y 50 casos de dengue por día y hoy hay cerca de 300 personas de las que se sospecha que pueden tener la enfermedad. Desde enero se analizaron más de 400 casos, mientras que en todo el año pasado fueron 140 y se confirmaron 13 importados. Este año, además de los autóctonos, van ocho importados.

El Ministerio de Salud decidió llevar adelante tres jornadas de fumigación en las zonas de Pocitos donde se concentra la mayoría de los casos —y donde, señaló Lustemberg, antes de que apareciera el primer caso de dengue autóctono, ya se habían registrado allí casos de dengue importado—. La primera fue el jueves, la segunda ayer y la tercera será el próximo martes. Esta medida no sirve para matar las larvas, sino que solo combate a los mosquitos adultos. Los meses de marzo y abril son los más críticos en cuanto a la reproducción del mosquito, que además de dengue transmite las enfermedades de zika (del que hay un caso sospechoso importado a espera de confirmación en las próximas horas) y chikungunya. Cada mosquito adulto pone entre 300 y 500 huevos durante su ciclo evolutivo.

Por todo esto, para la cartera, lo más importante es concientizar a la población sobre la necesidad de no dejar ningún recipiente, por pequeño que sea, con agua estancada. Lustember ya define lo que pasa en Uruguay como un brote epidémico, aunque controlado. Pero sabe también que la situación puede complicarse. Alcanza con mirar lo que ha pasado en otros países con brotes de dengue, donde este ha llegado a afectar hasta el 1% de la población (en Río de Janeiro, por ejemplo).

Gravedad.

Según un informe elaborado por el ministro Jorge Basso, que fue utilizado para la cumbre que se llevó a cabo en Uruguay con los jerarcas sanitarios de la región el 3 de febrero debido al brote de zika, hasta ese entonces en Brasil se registraban 487.743 casos de dengue desde inicios de 2015, de los cuales 863 fueron mortales.

El MSP ordenó activar el Sistema Nacional de Emergencias debido al brote. Al tiempo que envió un protocolo de seguimiento a todos los prestadores de salud, tanto públicos como privados, como así también a las emergencias móviles. Consultada sobre la capacidad de camas en hospitales y sanatorios para recibir a los pacientes, Lustemberg dijo que la mayoría de los casos se pueden tratar en los propios hogares, aunque de los 15 casos en Uruguay, hubo algunos graves.

"Tuvimos casos graves, uno de una paciente que estuvo en el CTI. Estos pacientes tienen un dolor abdominal intenso, sangrados, vómitos persistentes incontrolables, sangrado de las mucosas... Eso es lo que se define como un dengue grave. Por suerte, de los pacientes que hemos tenido, han sido muy pocos con esta evolución", contó Lustemberg.

En lo que tiene que ver con la adecuación de los protocolos para tratar la enfermedad, Lustemberg explicó que es importante la manera en que se lleva a cabo el tratamiento. "Para la fiebre y los dolores, la droga que debe usarse es el paracetamol", dijo, al tiempo que llamó a evitar el ibuprofeno y el ácido acetilsalicílico, "porque estas drogas facilitan los sangrados".

Hasta ahora todos los casos sospechosos de dengue pasan por un análisis de laboratorio —donde también se suele verificar si el paciente no tiene chikungunya o zika—, sin embargo, la subsecretaria advirtió que si la epidemia crece el diagnóstico, "como se hace en otros países", se llevará a cabo de otra manera. "En la medida que aparezcan más casos ya no se van a hacer diagnósticos de laboratorio, sino que se va a diagnosticar de forma clínica, porque sino se va a volver inviable analizar tantas muestras", precisó la jerarca.

"Uruguay ya pudo superar la epidemia de (la gripe A) H1N1, que también fue un desafío muy grande —dijo optimista Lustemberg. Tenemos una trayectoria y un compromiso muy importante con la ciudadanía. Sabemos que tenemos brechas y dificultades de atención, pero estamos haciendo todo un seguimiento. Y sabemos también que esta es una enfermedad que vino para quedarse".

Repelentes.

El uso de repelentes es otro de los puntos que preocupa al Ministerio, quien llama a a controlar el porcentaje de DEET (Dietil-meta-toluamida) que estos tienen, aconsejando que tenga como máximo un 15%.

"Hay que ser cautos sobre esto y también sobre cómo se administran los repelentes", señaló Lustemberg. En este sentido puso énfasis en que en que a los niños menores de dos años hay que aplicarles la sustancia solo una vez al día y para el resto de las personas no más de tres. Para los bebés menores a seis meses, se recomienda el uso de ropa adecuada para no ser picados al tiempo que sugieren la utilización de tules de protección. "El repelente es una medida más, no nos podemos intoxicar de repelente", insistió la subsecretaria.

Por otra parte, adelantó que la cartera controlará que no se disparen los precios de los repelentes al igual que el Ministerio de Economía. "Queremos disponibilidad y no un sobreprecio para un producto que estamos recomendando", dijo. La semana pasada el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) anunció la baja del IVA para los repelentes que, según constató El País, esta semana llegaron y desaparecieron de las farmacias rápidamente, ante la gran demanda de la gente. Lustemberg dijo que se está trabajando en un convenio con Ancap, que hace un repelente, para entregarlo a las personas que tienen la tarjeta Uruguay Social, del Mides.

Francia confirmó el primer caso de zika mediante la transmisión sexual.

Francia detectó su primer caso de virus de zika transmitido sexualmente en una mujer cuya pareja había viajado a Brasil, el epicentro del brote de la enfermedad, dijo ayer un funcionario de salud galo.

Autoridades estadounidenses dijeron a principios de la semana que estaban investigando 14 reportes de la enfermedad transmitida por mosquitos que podría haber sido propagada a través de una relación sexual, incluyendo a varias mujeres embarazadas.

François Bourdillon, director del Instituto de Vigilancia de Salud Pública (IVS), dijo que la mujer infectada era el "primer caso autóctono confirmado de transmisión" del país.

"Esta era una mujer que nunca había viajado. Su pareja había venido desde Brasil, así que se le realizó una prueba", dijo Bourdillon en una entrevista emitida en BFM TV, agregando que ambos pacientes estaban bien.

Marie-Claire Paty, quien ayuda a monitorear enfermedades transmitidas por insectos para el IVS, dijo a Reuters que la actual epidemia parecía confirmar la transmisión sexual, que fue identificada como una posibilidad durante un brote anterior en la Polinesia en 2013-14, cuando el virus se aisló en el esperma.

Brasil ha declarado una emergencia de salud pública por el virus de zika, que podría estar vinculado a miles de casos de microcefalia, una enfermedad congénita caracterizada por el nacimiento de bebés con cabezas más pequeñas de lo normal y cerebros poco desarrollados.

No existe tratamiento ni cura para el virus, que usualmente es transmitido por el mosquito Aedes aegypti y se ha expandido a más de 30 países.

Después de Brasil, con su más de un millón y medio de casos de zika confirmados, está Colombia que ayer reportó la cantidad de 42.706 personas infestadas, 7.653 mujeres embarazadas, informó el Instituto Nacional de Salud.

Desde el inicio de la fase epidémica, se han registrado 34.464 casos confirmados por clínica, 1.612 confirmados en laboratorios, y 6.630 casos sospechosos, según el último boletín epidemiológico publicado ayer. REUTERS / AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)