C 27.80
V 28.85
C 30.71
V 34.47
C 1.50
V 2.10
C 8.00
V 9.00

LA ENERGÍA DEL FUTURO

Tres escenarios energéticos para la región, según estudio

Informe marca alternativas con el año 2060 como horizonte.

Informe del CAF indica que la demanda de energía crecerá entre 1,6% y 1,95. Foto: N. Pereyra

  •  
17 jun 2017

¿Qué futuro en materia de energía puede tener la región? El informe Escenarios energéticos para América Latina y el Caribe, realizado por el Consejo Mundial de Energía en alianza con, entre otros, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), buscó responder esa pregunta con el año 2060 como horizonte.

Estos países están frente a un período "difícil" tras años de bonanza. Entre otros desafíos, los gobiernos deberán hacer "inversiones masivas" en infraestructura para "promover el crecimiento económico".

Por el lado energético, se estima que hasta 2030 la hidro-electricidad dominará el "nuevo crecimiento" de la generación, con 40% a 65% del aumento. Luego, el incremento de la nueva generación estará marcado por el gas natural y la energía eólica y solar, entre otras. La demanda de energía crecerá en la región a una tasa entre 1,6% y 1,9% de 2014 a 2030, mientras que desde ese año hasta 2060 lo hará a un ritmo entre 0,8% y 1,1%.

El trabajo delineó tres escenarios —a los que llamó samba, tango y rock— para mostrar "posibles rutas futuras para la región". En cualquiera de estos tres, los países tienen que trabajar para "mejorar la resiliencia de sus sistemas energéticos a los fenómenos meteorológicos extremos, al mismo tiempo que mejoran la equidad y la seguridad energética".

Samba supone la existencia de un crecimiento económico "alto", de la mano de un "alto nivel de innovación y una reforma estructural exitosa". El segundo, tango, implica que la expansión económica sea "media" y que tenga un "enfoque fuerte en la sostenibilidad". Entre otros, está caracterizado por la rapidez "de las mejoras en la eficiencia energética y la aparición de soluciones de transporte con bajas emisiones de carbono para las megaciudades en expansión". Rock, el tercero, está signado por un crecimiento "bajo" y una inversión "limitada" a nivel de infraestructura.

Uruguay.

La CAF eligió a Uruguay como caso de estudio para el segundo escenario, tango. La publicación destaca que el país cuenta con 1.324 megavatios (MW) instalados de energía eólica y prevé que termine este año en 1.455 MW, lo que alcanzaría para cubrir arriba del 35% de su demanda de electricidad.

Asimismo, resalta la "larga tradición hidroeléctrica" que Uruguay comenzó en la década de 1930 junto a centrales térmicas de combustibles fósiles. "Este sistema parecía funcionar bien, pero se alcanzó un límite técnico de la hidroelectricidad durante los años 1990 y se requería un nuevo marco para poder suplir la demanda creciente de electricidad", señala. Con este telón de fondo, agrega el trabajo, se diseñó la Política Energética 2005-2030, con un fuerte foco en las renovables. "El potencial eólico probó ser suficiente para instalar miles de MW, demostrando ser la fuente energética más prometedora junto a la biomasa".

Añade que no hay una sola respuesta para cuáles "fueron los impulsores clave del rápido desarrollo" de la energía eólica en el país, pero "la planeación fue uno de ellos". "La política energética representa un punto de cambio para la energía eólica en Uruguay, introduciendo metas y acciones claras sobre cómo lograrlas", culmina.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.