Ciencia

¿Por qué Dolly es tan famosa si no fue el primer animal clonado?

El primer animal clonado fue una rana que nació en 1952. Dolly vio la luz en 1996 gracias al método de transferencia nuclear celular.

La oveja Dolly embalsamada en el Royal Museum of Scotland
La oveja Dolly embalsamada en el Royal Museum of Scotland. Foto: gentileza Vilma García

El nacimiento de la oveja Dolly es todo un hito científico, pero no por ser el primer mamífero clonado en la historia, sino por ser la primera copia cien por ciento fiel de otro individuo gracias al método de transferencia nuclear celular que desarrolló un equipo liderado por Ian Wilmut y Keith Campbell.

Wilmut y Campbell anunciaron un 22 de febrero de 1997 que habían estado criando una oveja dorset que hasta ese momento tenía siete meses de edad. Ese animal era Dolly, una oveja que fue concebida de una célula adulta de otro individuo como su verdadera copia.

Los clones
Dolly no fue el primer clonado y sí a la vez. Un clon es un ser vivo que es idéntico genéticamente a otro individuo que ha nacido a partir de una reproducción asexual. Así es como nació una rana que John B. Gurdon, investigador de la Universidad de Oxford, crió en su laboratorio mediante "transferencia nuclear", la técnica que se utilizó en Dolly pero de forma 'arcaica'.

La "transferencia nuclear" consiste en extraer el núcleo de una célula adulta para luego implantarla a un ovocito fecundado al que previamente se le quitó su propio núcleo. Y es que solo basta una célula para crear a todo un individuo, pues contiene toda la información genética necesaria.

Así, investigadores de diferentes instituciones lograron clonar desde aquella rana a una carpa y luego a un ratón -el primer mamífero clonado-. Luego se copió vacas, cerdos y pollos. Pero Dolly es especial porque fue con ella que el método de clonación fue "perfecto".

Hasta antes de la famosa oveja, los estudiosos emplearon diferentes protocolos de clonación para encontrar el más adecuado. Pero en todos los casos siempre se necesitó del material genético de 'otros' individuos. Dolly nació de una sola célula de un solo animal y es por eso que es el primer mamífero clon en todo el sentido de la palabra.

El laboratorio
La realidad es que no se puede crear a todo un individuo desde una sola célula. Cada una de estas tienen una función específica, como las sanguíneas u oseas, y mueren cuando la cumplen. Pero la técnica de "transferencia nuclear" es una forma de "engañar" a la célula para brindar información a un ovocito, que es el estado previo del óvulo, sacando la suya propia.

El ovocito modificado es implantado en un útero y lo que resta es esperar que funcione. Así, antes de Dolly se perdieron a 276 óvulos fecundados. Es un proceso complicado, cuya ejecución adelantó mucho los conocimientos en genética. Ahora, la misma técnica es aplicada pero con variantes más sofisticadas y eficientes: como reprogramar células, cortar y copiar ADN, y más.

Así nació Dolly, en medio de la algarabía de la comunidad científica y polémicas por el proceso de clonación. Vivió seis años, edad a la que tuvo que ser sacrificada por padecer una degeneración pulmonar tumoral y luego de haber dado a luz de forma natural a varios corderos sanos. Cabe mencionar que su dolencia es normal en ovejas y nada tuvo que ver que fuera un animal clonado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)